Cómo ayudar a vomitar

Cómo ayudar a vomitar

Vomitar es una acción que es bastante desagradable para la mayoría de personas, ya que estamos echando todo lo que tenemos en el estómago y eso nunca es agradable, sin embargo, en muchas ocasiones vomitar es la única solución a ciertos problemas estomacales.

Vomitar o regurgitar es el hecho por el cual expulsamos el jugo gástrico del estómago hacia el exterior, generalmente de forma violenta y descontrolada. Se suele producir por una imposibilidad de realizar una correcta digestión, por ejemplo cuando hemos comido demasiado o hemos comido algo en mal estado.

Esta respuesta sirve para que el cuerpo pueda completar la digestión mejor, ya que elimina al causante de la indigestión. También se pueden producir vómitos por causa de una enfermedad o virus, ya que el cuerpo tratará de eliminarlo de todas las formas posibles.

Aunque casi siempre vomitemos automáticamente cuando ocurre algo de eso, muchas veces no siempre es así, ya que no hemos llegado al límite para vomitar, aunque estemos a punto de hacerlo. En estos casos tenemos que ayudar a vomitar, es decir, forzar el vómito con un estímulo externo.

Esto aparte de servir para adelantar el vómito, también te puede servir en otras ocasiones hasta para salvar tu vida. Por ejemplo, si has comido algo envenenado, provocar el vómito puede hacer que lo expulses rápidamente, antes de que el veneno pase a la sangre.

Otro uso muy extendido de esto es en las borracheras, en las cuales si se fuerza el vómito de esta persona, podemos evitar un coma etílico.Lo malo es que muchas veces no sabemos cómo actuar en estos casos, ya que nos ponemos nerviosos y no sabemos bien que hacer.

Por esa razón, te explicaremos todo lo que debes saber para forzar el vómito o mejor dicho, para ayudarte a vomitar o ayudar a que otra persona lo haga.

Café con sal

El primer remedio que vamos a enseñar aquí es el remedio del café con sal, un remedio que parece un mito, pero que es uno de los más usados a la hora de provocar el vómito a otra persona. El café con sal es uno de esos remedios que inmediatamente provoca una reacción en el estómago de esa persona, una reacción que tiene como principal utilidad la provocación del vómito.

La forma de hacer este remedio es simplemente coger café solo y echar una cantidad enorme de sal, cuanta más mejor. Al tomártelo, vas a notar como tu estómago tiene rápidamente una reacción para echar el café con sal y con ello, todo lo que tengas en el estómago. La razón es su extrema acidez, la cual estimula el vómito y es casi seguro que provocará que vomites rápidamente.

Este remedio es muy conocido para curar una borrachera y todos lo hemos visto alguna vez. Por experiencia te puedo decir que funciona muy bien y que echarás hasta la última papilla nada más lo pruebes.

Meterse los dedos

Este es el remedio más obvio de todos, pero no siempre lo más complicado es lo más efectivo, sino que lo obvio puede ayudarte mucho a la hora de provocar el vómito. Este remedio simplemente consiste en meterse los dedos en el interior de la garganta, algo que va a provocar que vomites casi de forma instantánea en cuanto lo hagas. La forma de hacer esto es simplemente meter los dedos hasta la campanilla, ya que es la mejor manera de provocar que vomites casi de manera inmediata.

Esto se produce porque al tocar esas zonas, estás estimulando directamente los músculos que te ayudan a vomitar, provocando que casi instantáneamente vomites al hacerlo. La primera vez es complicado y un poquito asqueroso, sin embargo, al cabo de hacerlo unas cuantas veces ya te saldrá automáticamente la próxima vez.

Este método es quizás el más famoso para vomitar y es tan efectivo como simple, ya que te permitirá echar tanto los gases, como lo que tengas metido dentro del estómago.Métete los dedos cuando estés muy indigesto o tengas un gran dolor de estómago y necesites vomitar y verás como logras vomitar de una forma instantánea.

En el caso de hacérselo a otra persona, funciona también, sin embargo, tienes que tener cuidado de hacerlo correctamente y de no ir muy fuerte, ya que esto será muy desagradable para la otra persona. Además seguramente te vomiten en la mano, así que ten en cuenta que tienes que estar preparado para soportar esto, algo que sin lugar a dudas no todo el mundo puede hacer, pero que es necesario en estos casos.

Beber mucha agua

Este remedio podría parecer una tontería, sin embargo, es un remedio con una sólida base científica, por la sencilla razón de que el cuerpo humano genera los jugos gástricos a partir del agua que tengamos en nuestro cuerpo. Si no tenemos agua, vamos a tener un vómito demasiado espeso y difícil de echar y si en cambio tenemos mucha agua, el vómito va a ser mucho más líquido y por lo tanto, mucho más fácil de echar hacia afuera.

Además beber agua no sólo sirve para facilitar a los jugos gástricos el salir hacia afuera, sino que también tiene como principal utilidad la de provocar el vómito de manera directa. Cuando estamos metiendo una gran cantidad de agua en el estómago, lo estamos llenando, algo que provoca que a la hora de la verdad tengamos que vomitar, ya que el cuerpo es incapaz de asimilar tanta cantidad de comida y bebida dentro del estómago.

La forma de hacerlo es sencilla. Bebe un par de litros de agua lo más rápido que puedas cuando estés indigesto. Si haces esto vas a ver como en poco tiempo vas a empezar a tener cada vez más ganas de vomitar, aunque te va a doler porque el estómago estará muy lleno. Si aún no llegas a vomitar, vuelve a provocar el vómito otra vez para poder hacer correctamente esta tarea, bebiendo agua hasta que acabes vomitando de tanto líquido.

Verás como al vomitar lo primero que echas es el agua que has bebido, sin embargo, también echarás lo que tengas en el estómago, así que al fin y al cabo vas a lograr exactamente lo que quieres, es decir, vomitar y echarlo todo por la boca.

Acidificar el estómago con refrescos

Los refrescos son unas bebidas que debido a su alto contenido en azúcar y burbujas, son muy ácidos. Aunque no sean muy saludables y su consumo se deba reducir a algo ocasional, los refrescos te pueden resultar un gran aliado para tratar de provocar el vómito de la mejor forma posible. Beber una gran cantidad de refresco te va a ayudar a muchas cosas relacionadas con el vómito.

A lo que más te ayudará es a acidificar el estómago, ya que con las burbujas y el azúcar vas a conseguir que el estómago se irrite y se provoque el vómito, echando tanto el refresco, como la comida que tienes en el interior de tu estómago. Gracias a esto vas a poder echarlo todo y tener el estómago libre otra vez, siendo un gran remedio para dejarte otra vez el estómago sin comida en exceso.

Además de eso, los refrescos tienen el mismo efecto que el agua, ya que al fin y al cabo son agua carbonatada en si mismos. Lo que hacen es que al meter tal cantidad de “agua” dentro de los mismos, el cuerpo lo echará todo igual que en el remedio anterior. Por esta razón, con los refrescos tenemos una doble solución a este problema.

Prevenir el vómito

A menos que sea una causa de fuerza mayor,el vómito suele estar causado por alguna razón concreta, alguna razón que afortunadamente podemos tratar y curar para evitar que vomitemos otra vez. La forma de hacer esto es distinta dependiendo de cada situación.

Está claro que seguir una vida ordenada es el mejor remedio, evitando los atracones de comida y evitando acidificar demasiado el estómago, ya que muerto el perro se acabó la rabia. Si no hay comida en exceso en el estómago, es complicado que vomites.

Si sales de copas, trata de beber con moderación, no sólo por el estómago, sino por lo malo que es el alcohol para la salud. Además la borrachera es una reacción en cadena de acciones que no quieres cometer, así que es mejor salir a tomar un par de copas que cogerte la borrachera del siglo.

Si por lo que sea has tenido que comer mucho, por ejemplo en una cena de familia o en algún sitio parecido, puede ser que no hayas podido evitar comer en exceso. Lo que hay que hacer aquí es tratar de descansar un poco entre cada comida, comer despacio y tomar unas sales de fruta para alcalinizar el estómago y hacer la digestión un poco más llevadera. También nos sirve el bicarbonato sódico para alcalinizar el estómago, así que hagas lo que hagas ten esto en cuenta.

Finalmente tu mayor aliado es el sentido común, ya que es el que hará que no cometas errores similares a este.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *