Cómo besar por primera vez

0 195

Vivir la experiencia de besar a una persona por primera vez es realmente un  conjunto de sensaciones que desenfrenan a cualquiera. Saber que inicialmente tendrás la oportunidad de acercarte a ese individuo que te atrae y probar sus labios sin ninguna restricción es realmente fascinante.

como-besar-por-primera-vez1

El detalle está cuando los nervios se apoderan de nosotros y esta actividad ya no se hace tan placentera. Dependiendo de cuánto nos guste o las expectativas generales que tengamos, todo junto hará que se vuelva un huracán en nuestro interior. Dicha tormenta de no ser controlada correctamente puede llegar a terminar muy mal, arruinando el momento casi por completo.

Por ello, es importante que ante tu primer beso, ya sea porque es tu inicio con esa persona o porque nunca has besado a más nadie, sepas más o menos como reaccionar. No te garantizamos que lo hagas de maravilla desde el principio, pero con los elementos básicos sabrás por dónde empezar.

Tampoco te decimos que leas todos los manuales que hay al respecto, simplemente con que tengas una idea será suficiente para que sepas cómo actuar. Además recuerda que tus emociones y la de esa persona son sumamente importantes, por lo que deberás tener muy en cuenta este aspecto.

Prepara el ambiente para tu primer beso

Lo primero que hay que saber sobre cómo besar por primera vez, independientemente de la situación, es que el ambiente es sumamente importante. Con el ambiente nos referimos a tu entorno en general. ¿Qué tan relevante es para ti, personalmente? y ¿cómo vas a demostrarlo con un beso? Son dos preguntas que debes tener en tu cabeza en este instante.

El considerar estos factores te hará prepararte psicológicamente desde el principio. Además de que podrás comenzar a calcular el lugar y las personas que pueden llegar a estar a tu alrededor. Cualquier amigo o familiar que llegue de manera inoportuna (incluso un desconocido) puede arruinar el ambiente, por ello es tan importante que lo tengas presente.

De igual modo hay personas que las hace sentir mal estar completamente solas, por lo que además sería bueno que hablaras con él o ella sobre qué tipo de situaciones les parecen más favorables. No necesariamente tienes que insinuar que va a haber un beso, solo pregúntale qué tipo de compañía le gusta, con esto obtendrás la información que estás buscando sin ser tan indiscreto.

El lugar es fundamental ya que definirá otros factores, como el tiempo, por lo que hay que pensar antes de ejercer cualquier tipo de acción. No tiene que ser una planificación muy detallada pero prepararte es una forma de hacerte sentir en confianza y que así la situación sea más placentera para ambos.

como-besar-por-primera-vez

Procura conocer a tu pareja

Una forma de preparar el ambiente, para besar por primera vez, es también conociendo a esa persona. Te lo mencionábamos anteriormente, no podemos pretender hacerlo a la ligera, sin tomar en cuenta los pensamientos de nuestro acompañante. Un beso está conformado por dos persona y créenos que no eres el único que está a la espera de un buen momento.

Si estás pensando en besarlo o besarla es porque te gusta lo que ves y que sientes, así que anímate a conocerlo un poco más. Pregúntale sus gustos, pasatiempos y algunas metas, la conexión irá creciendo entre ustedes. Igualmente estos datos te ayudarán a relajarlos a ambos y quizás sirva de complemento para que el primer beso sea más especial para ambos.

Piensa previamente en el momento

Una forma de aprender a controlar las distintas reacciones es pensando previamente en el momento del beso. No nos referimos a esas ideas efímeras que se repiten en tu cabeza constantemente, sino más bien del cómo podría ser en detalle. Tu organismo comenzará a transformarse ante esa situación y tu podrás prepararte para no cometer algún acto indebido.

Pensar en el momento puede ser una forma muy particular de prepararse, pero créenos que te ayudará mucho. El besar a alguien por primera vez crea muchas expectativas que pueden llegar a generar un descontrol en el sistema nervioso. Lo mejor es tomar las precauciones pertinentes y eso comienza con el pensamiento.

No te auto limites

Una cosa es que prepares el momento para las reacciones que puedas llegar a tener y otra muy distintas es que bajes tu autoestima en el proceso. No te pongas límites a la hora de pensar en el primer beso, recuerda que cada ser humano pasó o pasará por esta etapa por lo que no hay nada que temer.

Saca de tu mente las ideas que puedan destruirte y que como consecuencia arruinen todas las sensaciones positivas que están pasando por tu interior. Pase lo que pase es algo que recordarás y debe ser de la mejor manera, pero eso depende completamente de ti.

Cuida tu higiene

Puedes llegar a pensar que este paso esta sobreentendido pero no es así. Hay personas que se dejan dominar por los nervios y olvidan hasta algo tan básico como bañarse. Créenos que es un factor importante de recordar y de tener presente pero sin exagerar en el proceso.

Báñate y agrega los perfumes que te parezcan adecuados, pero sin que la fragancia sea tan fuerte que sea invasiva. Limpia tus zapatos y colócate ropa limpia, todo los factores que sean posibles de controlar para ti deben ser previamente comprobados.

Procura tener un buen aliento, toma en cuenta la comida que vayas a ingerir antes del beso ya que no queremos que la cebolla o el ajo hagan travesuras. Cepíllate los dientes antes de salir o después de comer de ser necesario para evitar incomodidades. La idea es que ambos se sientan cómodos el uno con el otro, tanto en el exterior como de forma mental.

Con suavidad es mejor

Ya cuando estas frente a este momento lo mejor es relajarte y que todo vaya al ritmo pertinente. No le des más tensión a tu cuerpo de lo que ya tiene, piensa en que la persona que te acompaña también esta nerviosa y que es una experiencia que solo ambos pueden sentir. Con esto ayudarás a que tu mente descanse un poco y que como consecuencia tu cuerpo deje la rigidez de lado.

El acercamiento previo también debe ser de ser de forma calmada. No utilices la fuerza, ni intentes aplicar el robo como tu primera técnica. Deja que poco a poco sus cuerpos se vayan aproximando, si quieres no cierres lo ojos inmediatamente para que no haya ningún choque inesperado.

Al sentir sus labios tómalo(a) con suavidad, la idea es que le quede un sabor dulce de ese beso y no que tenga malas referencias. Déjate llevar por lo que sientan ambos, pero sin ningún apuro. Recuerda que es el primero, de allí en adelante habrá más por lo que tendrás la oportunidad apreciar otras formas de besar más adelante. No desesperen y toma con lentitud esta experiencia.

Déjate llevar con cordura

No porque te estés dejando llevar quiere decir que comenzarás a hacer cosas que le falten el respeto a la otra persona. Te repetimos, es el primero así que no hay nada por lo que temer o apresurarse. Mantén tu mente en la tierra, a pesar de que quieras estar en las nubes, esto te servirá para no cometer errores que puedan costarte el siguiente beso.

También puede haber un cambio de roles, en el que la persona esté haciendo algo que te haga sentir incómodo. Para esta situación lo que debes hacer es llevar tus manos y guiarla para que deje de hacer eso que te es inoportuno. De esta manera no arruinas el momento pero le das a entender, sutilmente, que no te encuentras del todo bien.

Equivalentemente mantén el momento lo más limpio posible. En este caso nos referimos a que controles la saliva o cualquier otra secreción que pueda llegar a incomodar a la otra persona. La idea es que se den su primer beso, no que ambos tengan que pasarse una toalla por el rostro al separarse.

como-besar-por-primera-vez1

Que sea pequeño pero no en extremo

Lo mejor para besar por primera vez es que sea pequeño. Es una forma de medir y controlar la situación, además de que es más fácil evitar accidentes. No tienes que contar los segundos ni tampoco chocar los labios con los de tu acompañante. La idea es que sea corto, pero que deje un buen sabor.

Para esto quédate un instante sintiendo cada centímetro de esa persona, en lo que a labios se refiere. Luego poco a poco despégate evitando hacer sentir a la otra persona que no te ha gustado (asumiendo que te gusto). La magia continuará en el aire en esos pocos segundos de silencio.

Sonríe

Al terminar un buen beso lo principal es sonreír, es una de las mejores maneras de comunicarle al otro que te ha gustado. Una sonrisa puede decir todo lo que tu cuerpo y mente quiere expresar en ese momento. Sonríe de forma suave y mirando a los ojos, es importante el contacto visual ya que de no hacerlo se puede malinterpretar lo sucedido.

Piensa antes de incluir la lengua

Antes de incluir la lengua en la primera experiencia debes de pensártelo muy bien. Sobre todo si la persona con la que estás es muy conservadora y el hacerlo puede llegar alejarte de él o ella para siempre. Este es como el segundo paso más grande por ello hay que ser muy precavido al respecto.

Lo ideal es que dejes un buen sabor a la otra persona que lo haga desear más, por ello no te recomendamos que saques todo el armamento desde el principio. Ya si la otra persona es la que aplica esta técnica, pues las cosas cambian y es allí donde decidirás si dejarte llevar o detener lo que está sucediendo. Si has decidido continuar con la experiencia lo mejor es que la otra persona sea tu guía, ya que él o ella han dado el primer paso.

El silencio es el mejor aliado

Finalmente te decimos que el silencio será tu mejor aliado para que este tipo de experiencias se repitan con la misma persona. Con quedarte callado no nos referimos a que no converses más, sino más bien a que no estés divulgando lo sucedido con terceros que pueden envolver todo en negatividad.

Sabemos que si te fue de maravilla querrás gritarlo a todas tus personas cercanas, pero esta no es la mejor elección. Guarda tu primera vez besando a esa persona para ti mismo y para quien te acompañó, que sea una fantasía de ambos y no del resto del planeta. Un chisme que tenga malas intenciones puede llegar a alejarte y destruir todo lo bonito que viviste en esos pequeños momento.

La primera vez

Besar por primera vez es una experiencia inigualable que quedará en tus recuerdos de por vida. Vive ese momento como lo que es, algo mágico. Aprovecha a la persona con la cual lo vivirás y sigue cada uno de los pasos que te hemos mencionado, para que lo lleves en tu memoria hasta el último de tus días.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.