Cuidadoras internas: Imprescindibles para el bienestar familiar

0 29

Ducharse, salir a pasear, cocinar o simplemente huir de la soledad suponen verdaderas necesidades para muchas personas que, debido a su edad y/o situación de dependencia, no pueden llevar a cabo de manera autónoma. El ritmo de vida que llevamos y el aumento de casos de dependencia demandan soluciones sociosanitarias que permitan dotar a nuestros mayores de una atención y cuidados óptimos, mejorando así su calidad de vida. El ámbito sociosanitario está dando respuestas a estas demandas, mediante la figura de las cuidadoras internas. Para muchas familias suponen la solución definitiva, permitiéndoles seguir disfrutando de los suyos desde la tranquilidad del hogar. Por ello, cada vez son más las personas que hacen uso de estos servicios.

Cuidadoras internas: Imprescindibles para el bienestar familiar

Las cuidadoras internas: Una figura profesional clave en cada vez más hogares

Generalmente mujeres, aunque cada vez más hombres se dedican a ello. La figura de la cuidadora hace referencia a la figura profesional destinada al cuidado de personas dependientes. Su objetivo es conseguir unas condiciones de salud mental, emocional y física óptimas, consiguiendo el total bienestar de la persona que demanda sus servicios.

La cuidadora interna permanece en el domicilio familiar durante todo el día. Convive en el hogar y ofrece un servicio de 24 horas.

Gracias a ellas, la persona dependiente puede seguir disfrutando de la comodidad de su hogar. Suponen la solución para muchas familias que no pueden llegar a conciliar su vida laboral con el cuidado de sus familiares.

¿Qué tareas realizan las cuidadoras internas?

Las cuidadoras internas se ocupan de llevar a cabo diferentes tareas, siempre determinadas a partir de las necesidades de la persona mayor y/o dependiente. Las más habituales son:

Cuidado de la persona dependiente

Esta figura profesional se encarga de cuidar de la persona que solicita sus servicios. Las tareas de cuidado incluyen la consecución y/o mantenimiento de unas condiciones de salud mental y física adecuadas. Vela por su salud, su desarrollo y su seguridad.

En muchas ocasiones, es ella la que gestiona aspectos tan importantes como la recogida y toma de medicación de la persona dependiente, el mantenimiento de su autonomía, su alimentación y la llevada a cabo de sus actividades rutinarias.

La comunicación con la familia es imprescindible, y debe ser efectiva y funcional. La cuidadora debe consultar con los familiares cualquier duda y/o contar con su apoyo para poder desarrollar su trabajo de la manera más efectiva posible.

Además, suele ser la encargada de acompañar al paciente a sus visitas médicas, y llevar a cabo los protocolos establecidos por el médico.

La cuidadora interna realiza estas tareas durante las 24 horas del día, incluida la noche.

Mantenimiento del domicilio

En muchas ocasiones, la cuidadora interna se encarga también del mantenimiento del hogar. Realiza las tareas diarias (cocinar, realizar la compra), manteniendo el domicilio limpio y ordenado. Estas tareas cobran especial importancia para la persona dependiente, quien no puede hacerse cargo de ellas.

Las tareas a realizar se estipulan de manera individual según el caso. Esto permite adaptar la funcionalidad del servicio y conseguir un ajuste óptimo a las necesidades del paciente.

Cuidadoras internas: Imprescindibles para el bienestar familiar

¿Por qué contratar una empresa sociosanitaria?

Actualmente, y debido a la gran demanda existente de cuidadoras internas, contratar a una empresa sociosanitaria que se encargue de gestionar la atención domiciliaria resulta la mejor opción. Su equipo de profesionales expertos seleccionará a la cuidadora que mejor encaje con cada paciente, ocupándose de su contratación laboral y las gestiones laborales que conlleven. Además, la persona cuidadora gozará de todas las garantías laborales, que le permitirán llevar a cabo su trabajo desde la total legalidad.

Gracias a ella, la familia se liberará de la gestionar los días libres de la profesional, así como de buscar cuidadoras sustitutas que cubran sus servicios.

Una muy buena idea para conseguir que la vida familiar siga con normalidad desde la tranquilidad de nuestro hogar.

Cuidadoras internas: Imprescindibles para el bienestar familiar

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.