La operación de miopía: Un acierto con total garantía

0 45

La miopía es un problema de visión muy frecuente en nuestra sociedad. Son muchas las personas que lo padecen, limitando significativamente sus actividades diarias. No obstante, actualmente puede solucionarse de manera totalmente efectiva sometiéndose a una operación de miopía rápida y sencilla.

¿Qué es la miopía?

La miopía es un defecto retroactivo de la vista que nos impide observar de manera nítida objetos lejanos. Ocurre debido a alteraciones en físicas en el ojo, y/o en un funcionamiento anormal de su córnea o cristalino. Puede aparecer desde la infancia hasta la mediana edad, y se detecta fácilmente a través de una revisión ocular. Sus dioptrías nos permiten medir el nivel de miopía, conociendo su gravedad y sus posibles complicaciones.

Atender a sus síntomas es necesario para poder tener una primera sospecha, y acceder a realizar las revisiones oportunas. Entre los síntomas más frecuentes, encontramos una mala visibilidad de planos lejanos, fatiga o cansancio ocular y frecuentes dolores de cabeza.

La operación de miopía: Un acierto con total garantía

¿Cómo corregir la miopía?

Existen diferentes opciones para corregir la miopía.

Usando lentes divergentes

Las gafas y/o lentes de contacto son soluciones muy demandadas para la miopía. Supone una solución sencilla y cómoda. No obstante, en muchos de los casos puede llegar a resultar incómodo, tanto a nivel estético como funcional. Además, estos elementos necesitan un mantenimiento constante que nos permita obtener una buena graduación y revisar constantemente su adaptación a nuestro nivel de dioptrías.

Realizando técnicas quirúrgicas

La operación de miopía supone la mejor solución existente actualmente. Cada vez son más las personas que se someten a esta técnica, gracias a la rapidez, la sencillez y las garantías que ofrece.

La operación de miopía

La cirugía de miopía que ofrecen clínicas como la Clínica Oftalmológica Martínez de Carneros nos ofrece una solución total a nuestros problemas de miopía, mejorando nuestra visión sin necesidad de usar lentes divergentes. La comodidad y la mejora de la visión que se obtiene posteriormente a la operación es el motivo principal por lo que muchas personas deciden someterse a ello.

Este tipo de cirugía se compone de tres técnicas quirúrgicas, en función de las necesidades de cada paciente. Estas son:

PRK

Se trata de una técnica láser capaz de mejorar la miopía, eliminando parte del espesor corneal de las dioptrías que la causan. Esta técnica realiza una pequeña herida que debe cicatrizar, lo que puede causar molestias en el postoperatorio. Empezaremos a notar sus resultados alrededor de una semana después de la operación.

FEMTOLASIK

Esta técnica emplea dos tipos de laser para eliminar la miopía. A diferencia de la técnica anterior, el Femtolasik cuenta con un mejor postoperatorio, pues su herida cicatriza de manera mucho más rápida y, por tanto, las molestias son mucho menores.

Corrección mediante lentes intraoculares (ICL)

A través de esta técnica, se introduce una lente en el interior del ojo, que se deposita entre el cristalino y la parte interna del iris.  Esta lente contiene la graduación exacta que el paciente necesita, en función de su nivel de miopía. Su postoperatorio es muy sencillo y rápido, y los resultados son visibles a partir del día siguiente de la operación.

La operación de miopía: Un acierto con total garantía

Ventajas de la operación de miopía

Son muchas las ventajas de las que nos beneficiamos a partir de la operación de miopía.  Algunas de ellas son:

Liberarnos de las lentes y gafas de visión

Aunque las lentes y las gafas están muy instauradas en nuestro día a día, suponen elementos necesarios para realizar gran parte de nuestras actividades cotidianas. Mediante la operación de miopía conseguiremos liberarnos de estos elementos, ganando en libertad e independencia.

Mejorar nuestra estética

Las gafas pueden entorpecer nuestra estética. Prescindir de ellas nos permite mostrar nuestro verdadero rostro, sin distorsiones ni elementos que tapen nuestras facciones.

Mejorar nuestra calidad de vida

En definitiva, corregir la miopía con técnicas quirúrgicas supone una mejora de nuestra calidad de vida, olvidándonos de todo lo que conlleva usar elementos correctivos externos, su mantenimiento y la limitación que este problema nos puede ocasionar.

Optar por acudir a los mejores profesionales

Elegir los mejores profesionales supone la mejor garantía para conseguir unos resultados óptimos. Algunas clínicas donde puede operarse nos ofrece las mejores tecnologías, a través de las cuales su equipo de profesionales mejorará nuestros problemas de visión de manera rápida y eficaz.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.