Cómo hacer un piercing en el pene

0 782

Los piercings están a la orden del día. Hay personas que disfrutan mucho haciéndose este tipo de método para poder estar más bellos. La verdad que sobre gustos dicen que hay colores y tiene que ser verdad, pues a todo el mundo no le gusta ciertos piercings. Estos se pueden hacer en la cara, en los pezones, en las orejas e incluso en el pene. Te puede parecer que hacerse un piercing en el pene es de locos, pero hay  personas que se lo hacen.

Dotan al pene de un artilugio que le da mayor sensibilidad y dicen que se nota en las relaciones sexuales. No es algo que sea seguro, pero puede ser que a tú pareja le gusta la idea de tener un piercing en el pene. Desde luego si te decides a hacerte un piercing en el pene hay que pensarlo muy bien y tener cuidado donde y quien te lo hace. Si no sabes nada sobre el tema te vamos a contar cómo hacer un piercing en el pene.

Desde luego si te decides a hacerte un piercing en el pene hay que pensarlo muy bien y tener cuidado donde y quien te lo hace. Si no sabes nada sobre el tema te vamos a contar cómo hacer un piercing en el pene

¿Qué tengo qué saber sobre el piercing en el pene?

Lo primero que tendrás que hacer para hacerte un piercing en el pene es obtener mucha información. Estamos hablando de realizarse algo en el cuerpo. No es juego, por lo tanto todo lo que sepamos no sobrará. Los piercings del pene como cualquier otro no son únicos. Hay una gran variedad de estos tipos de piercings. Entre los más conocidos están: el llamado príncipe Alberto, el llamdo frenum, etc. Si no sabes cual elegir te proponemos que mires las imágenes de estos pierncings si puedes y así te decidirás mucho mejor.

No se te ocurra nunca hacerte un piercings de cualquier tipo en casa. Mucho menos el del pene. Hacerse esto no es más que agujerear tú piel profundamente para que un aro pueda atravesarla. No te va a salir un cañón de sangre si lo intentas, pero ¿no has pensado la cantidad de bacterias que se pueden alojar en la herida? Serían muchas y estas ocasionarían unas gran infección que puede ocasionar males mayores y esto no lo queremos.

En cada municipio hay leyes. Tendrás que informarte de cuales son las que hay en tú municipio. No podrás hacerte un piercing en el pene si no tienes la mayoría de edad.

¿Qué tamaño elijo?

Por lo que se sabe el calibre que se usa en los piercings están más que establecidos y todos tienen el mismo tamaño por defecto. Los piercings que se ponen en el pene suelen medir de 18 a 14 mm, aunque podrás elegir otro si te lo recomiendan sin ningún problema.  Las agujas con las que se trabajan estos piercings deben de ser de acero llamado quirúrgico para que no cause infecciones en ningún momento. Debes de saber que la persona que te lo coloca es lo bastante responsable.

Si te lo hace una persona que no está homologada te podrá hacer mucho daño e incluso puedes tener problemas futuros en el pene. Elige el tipo de piercings que te quieres poner. Habla con la persona que te va a colocar el piercing. Ella te puede aconsejar cual será mucho mejor. Los hay en forma curvada, los hay en forma recta, etc. Escoge el que mejor se adapte a tú pene.

La zona se suele hinchar

Lo ideal será usar uno que tenga forma curvada, pues suelen dar muchos menos problemas. Deberás colocar un piercing que sea más holgado de lo normal. La zona del pene se suele hinchar mucho y debes de darle hueco al piercing cuando esto suceda. Para manejar el piercing la persona no usará las manos a secas. Puede tener entre las manos una especie de pinza que manipulará para poder colocar el piercing en el pene. Suelen coger el trozo de piel que quieren taladrar y la estiran.

Cuando te hagas el piercing no te mires, pues puede ser desagradable y te puedes incluso desmayar si eres aprensivo. Si te taladran en un lugar que no es el correcto el pene comenzará a sangrar de forma descontrolada ¡no te asustes! Lo único que tienes que hacer es decidir las cosas bien y no dejarte nunca en manos de una persona que no sepa. Por supuesto no te lo hagas tú mismo.

La persona tiene que usar guantes

No dejes que la persona que te hace el piercing no use ningún guante. El uso de estos es primordial si no queremos que las bacterias campen a sus anchas. Usará toallitas con desinfectante. Tienen el poder de esterilizar y son muy importantes en este tipo de acciones. La aguja que te meterán para poder taladrar la piel tendrá que estar lubricada para que no arrastre la piel y la desgarre. Recuerda que la piel del pene es muy sensible. La persona que te hace el piercing no podrás usar toallas con alcohol ¡te puede hacer mucho daño!

El sitio debe de estar muy limpio

El sitio debe de estar muy limpio. La zona se limpia con lejía rebajada con agua. Si ves que la zona está sucia no te dejes realizar el piercing ¡podrías tener una infección severa! Todo el material deberá de estar hervido, aunque en los centros de piercings viene esterilizados. Mira en todo momento lo que hace la persona para saber que no comete ningún error. No es que no te fies de nadiel, pero estamos hablando de un tema complicado. Tenemos solo un cuerpo.

Lo primero que hará la persona en el pene será limpiar bien la zona. La zona del prepucio debe de estar impoluta. Puede usar un poco de alcohol, pero no echado directamente. Te hará una señal donde irá el pendiente. La distancia no debe de ser muy grande, pues solo medirá lo que mida el pendiente. Cuando coloquen el piercings lo tendrán que poner correctamente y que se vea derecho, pues si no lo hace quedará feo a la vista.

Cuando te vaya a taladrar tendrás que respirar profundamente. Toda herida que se haga en el cuerpo duele. Hacerte el piercing dolerá. No te muevas con el dolor, pues puede salir mal los taladros.

Cuando tenga los taladros hechos te colocará el pendiente. Te atravesará los boquetes con el pendiente y quedará fijado. A partir de ahora no debes de estar tocando el pendiente constantemente.  Colocar el pendiente no puede ser fácil a la primera. Debes de tener paciencia para que se coloque. Si te mueves como hemos dicho todo saldrá mal. Hay una truco. Cuando se hace el taladro se mete una aguja. Antes de meter el pendiente no se debe de soltar esa aguja entera.

Servirá de guía para poder alojar el pendiente que tendrás en el pene.  Lo bueno de hacerse un piercing es que el dolor desaparecerá fácilmente. No es el típico dolor insoportable sostenido en el tiempo. El que algo quiere algo le cuesta dice el dicho. Aguante un rato. Más tarde podrás vacilar de piercing en el pene.que tanto buscabas.

La aguja debe de estar lubricada

Cuando ya hayas acabado de usar la aguja lubricada se acabará el sufrimiento. A partir de ahora la colocación del pendiente no debe porque dolerte. Si te duele no dudes en decirlo a la persona encargada  de ponerlo. Quizás sea una persona que no tiene cuidado o quizás seas una persona muy quejica ¡todo puede ser! El pendiente tiene dos partes. Estas se separan con una bolita pequeña. Esta bolita está pegada con una rosca. Normalmente estas dos piezas deben de encajar perfectamente.

Ya tienes colocado el pendiente

Cuando termine de colocar el piercing todo habrá acabado, pero primero la persona tiene que limpiar el área nuevamente. Limpiar no será nunca demasiado. Ten en cuenta que esto impide que salgan bacterias indeseadas. Limpiará la zona con una toalla con alcohol rebajado. Si has tenido un poco de sangre también deberá de limpiarla lentamente.

Normalmente la persona te aconsejará que tomes algún antiinflamatorio  Lo ideal sería tomar un antibiótico, pero esta persona no puede mandarte ni expedirte este medicamento. Tendrías que ir al médico en el caso de que veas o notes que tienes infección. Cuando un piercing se infecta aparece cerca del orificio un poco de pus. Contra más pus tenga mayor será la infección. Tienes que estar atento a esto en todo momento.

Desde luego si te decides a hacerte un piercing en el pene hay que pensarlo muy bien y tener cuidado donde y quien te lo hace. Si no sabes nada sobre el tema te vamos a contar cómo hacer un piercing en el pene

¿Cómo me cuido el pene después de ponerme el piercing?

Durante un tiempo , aproximadamente unas tres semanas deberás de meter el pene en agua muy caliente con un poco de sal. Cómprate un gel de baño que tenga poder antibacteriano. No te duches demasiadas veces al día. El agua no ayudará en la cicatrización. No debes de ir a la playa en ningún caso. La arena y el agua del mar es una combinación muy mala. Hay que saber limpiarlo como cuando limpiamos un piercing en la nariz

El sexo durante al menos seis semanas no estará permitido. Ten en cuenta que eso tiene que cicatrizar. Es una herida lo que te has hecho. ¡no lo olvides! Si tienes sexo en estas semanas con una persona que tiene algo te contagiará más fácilmente y si la persona está sana puedes hacerte daño.

Cuando tienes una relación estable

Si tienes una relación con una pareja que sea estable tendrás que esperar a practicar el sexo sin preservativo al menos por dos meses. Es la mejor manera de que la herida no sea un nido de bacterias.Tendrás que tener cuidado con el preservativo. El momento de ponerlo es crucial.

El pendiente puede romper el condón. Lo ideal será no tener relaciones durante todo este tiempo. Sabemos que quizás es mucho tiempo, pero es la única forma de asegurarte que todo vaya bien y que todo el proceso no se dilatará más de lo normal. Cuando un piercing se infecta entra en un bucle difícil de salir.

Consejos a la hora de hacerse un piercing en el pene

  • Cuando quieras hacerte un piercing, sea del tipo que sean, tienes que acudir a un centro profesional. No deberás de hacerlo en casa, ni tú mismo, ni otra persona como tú pareja. Es algo que hay que hacerlo con una ambiente muy limpio y con unos conocimientos previos. Las herramientas que puedas tener en casa no serán lo suficiente buenos como para poder hacerte un piercing en el pene.
  • Cualquier duda que tengas deberás consultarla.
  • Piénsalo todo antes de hacerte este tipo de piercing. Supuestamente el piercing es para un tiempo. No decimos todo la vida, pues si te lo quieres quitar lo puedes hacer. No es como un tatuaje, pero pasar por este proceso para quitárselo a los dos días no merece la vida.
  • Ten los cuidados apropiados después de colocarlo.

Más consejos

  • La playa después de la colocación del piercing no está permitida.
  • No te toques el pendiente después, pues te puedes crear infección.
  • El piercing no puede ser demasiado pequeño. Elige uno en forma curva. Recuerda que existen varios modelos en le mercado que te pueden gustar. Nunca compres un pendiente que no sea hipoalergénico.
¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.