Cómo reducir el colesterol

Cómo reducir el colesterol
por | 150

El colesterol es una sustancia que siempre nos ha traído muchos quebraderos de cabeza, ya que muchos médicos nos han recomendado reducir el colesterol en muchas ocasiones.

Realmente el colesterol es necesario, ya que es una sustancia que se encuentra en el organismo y digamos que actúa como lubricante en las arterias, es decir, que permite la circulación correcta del torrente sanguíneo.

La razón de querer reducirlo es porque un colesterol demasiado elevado podría ser malo para la salud, ya que al haber demasiada cantidad de colesterol, las arterias quedarán bloqueadas y no se podrá tener una circulación de la sangre normal.

Esto es lo que conlleva en accidentes cardiovasculares, taquicardias (el corazón debe hacer más fuerza para mandar la sangre y pasar por el hueco que deja el colesterol) y también puede conllevar fallos multiorgánicos o incluso la muerte, ya que no llegará bien la sangre a los órganos internos.

Seguramente ya supieras de esto, lo malo es que por culpa de la cultura popular, hay muchos mitos acerca de reducir el colesterol que muchas veces son contraproducentes.

Por este motivo, ya es hora de que alguien te explique un poco mejor todo lo relacionado con el colesterol, es decir, sus mitos, su función, la diferencia entre colesterol bueno y malo y las cosas que no debes hacer para aumentarlo.

Un poco de ciencia

Lo primero de todo es explicar un poco más a fondo la ciencia acerca del colesterol, ya que es un elemento que no se debe tratar a la ligera y que se debe estudiar con mucho detenimiento. Vamos a ver la diferencia principal entre el llamado colesterol bueno y el colesterol malo.

Colesterol de baja densidad (colesterol malo)

Este es el colesterol llamado LDL y es considerado el colesterol malo, es decir, el que se debe eliminar. Lo malo de este colesterol es que si está en exceso, es el que se acumula en las paredes de las arterias y el que impide que la sangre pueda circular de la forma correcta como ya he explicado antes.

El exceso de grasa en la dieta, los hidratos de carbono simples como el azúcar y el sedentarismo son los principales causantes del colesterol elevado, así como seguir una vida demasiado estresante entre otras cosas.

Colesterol de alta densidad (colesterol bueno)

El colesterol de alta densidad es llamado colesterol HDL y colesterol bueno. Este colesterol se llama bueno porque digamos que es el que ayuda a controlar al colesterol malo, actuando de regulador de sus niveles. De esta manera, el HDL ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y los arrastra llevándolos hasta el hígado.

Esto nos lleva a que este colesterol se debe mantener siempre y no se debe cortar, ya que controlará al otro colesterol. La ingesta de alimentos con grasas insaturadas y de ácidos grasos fundamentales es necesaria para poder tener estos niveles de colesterol estables.

Cuidar la alimentación

La alimentación es la principal forma de controlar el colesterol y de hacer que este sea bajo o alto según como comamos. La mayoría de problemas de colesterol son causados por una mala alimentación, ya sea porque comes demasiados alimentos que suben el colesterol malo, o ya sea porque comes muy pocos ácidos grasos esenciales para subir el colesterol bueno, vamos a verlos más a fondo.

Fuera azúcar

Aunque hasta hace poco se pensaba que el azúcar era bueno, ahora ya se sabe que no es así. El azúcar tiene como principal problema la elevada densidad de calorías, es decir, que vamos a comer mucho aunque tengamos la sensación de que hemos comido poco. Eso se une a que dispara la insulina, una hormona relacionada con el aumento de peso y con la diabetes.

Lo que ocurre con el azúcar es que el que no se consume se transforma en grasa, una grasa que podría derivar en colesterol malo. Por este motivo, se debe seguir una dieta que contenga muy poco azúcar, el de las frutas y poco más, evitando casi todos los alimentos que lo contengan

Toma la cantidad diaria de omega 3 y 6

Como ya dije antes, no sólo se debe bajar el colesterol malo,sino que también se debe mantener elevado el colesterol bueno para poder asegurarnos un estado de salud óptimo.

La principal forma de subirlo es tomando ácidos grasos esenciales, como el ácido omega 3 o el ácido omega 6. Estos ácidos se encuentran en alimentos como el pescado, la carne o incluso los huevos, los cuales por cierto no causan tanto colesterol como se pensaba inicialmente (ya dije que hay mucho mito).

Si ves que eres incapaz de consumir omega 3 y 6 en los alimentos, toma suplementos de omega 3 para ayudarte a llegar. Estos suplementos se presentan en forma de píldoras llenas de aceite de pescado, las cuales te ayudarán a mantener los niveles de colesterol bueno en su estado óptimo.

Control de las grasas trans

Además del azúcar, hay otro alimento enemigo del colesterol, siendo este las grasas trans. Este alimento son grasas saturadas sometidas a algún elemento de trasformación, dando como resultado un alimento muy denso calóricamente.

En muchas ocasiones, incluso se mezclan con el azúcar, logrando así una auténtica bomba de relojería para tus arterias. El mejor ejemplo es la bollería industrial, la cual por esto es tan mala para la salud.

Trata de reducir el consumo de estas grasas al mínimo, ya que el colesterol subirá si tomas demasiada cantidad de la misma.

Las calorías también importan

Debes saber una cosa y es que las calorías también importan, ya que realmente una persona engorda cuando mete más calorías de las que gasta, ni más ni menos. Si por ejemplo consumimos 3000 calorías y gastamos 2000, vamos a engordar, dando igual que esas 3000 calorías sean de alimentos limpios y sanos.

Por este motivo, controla la cantidad de lo que consumes y trata de evitar pasarte, ya que la obesidad suele venir acompañada de colesterol, no lo olvides.

Di no a las dietas milagros

Hay muchas dietas en internet que prometen bajar de peso rápidamente. Mi consejo es que te olvides de ellas, ya que este tipo de dietas son muy malas para la salud y en el mejor de los casos, recuperarás el peso que has ganado en cuanto dejes de hacerla.

En el peor, tengas desajustes hormonales graves, los cuales pueden afectar en tus niveles de colesterol de forma negativa, haciendo que estos se disparen. Así que ten mucho cuidado con estas soluciones tan fáciles, porque no lo son tanto.

Tener una vida activa para reducir el colesterol

La actividad física también es muy importante para reducir el colesterol, ya que si no nos movemos, la grasa no será quemada y el colesterol se mantendrá ahí enquistado, logrando así los problemas de arterias y cardiovasculares que tiene el exceso de colesterol.

Lo que hay que hacer es tener una vida más o menos activa, caminando al menos una hora al día (la media hora que recomiendan en la televisión me parece poco) y si es posible, practicando alguna actividad deportiva. Además esto te ayudará a mejorar tu humor, tu forma física y te ayudará a conseguir un buen físico, así que realmente no tienes escusa para no hacer ejercicio todos los días.

Evitar el estrés

El estrés es un enemigo del cuerpo humano en general y además es uno de los grandes amigos del colesterol malo. Por este motivo, es una de las situaciones que tenemos que evitar, ya que el estrés puede estropearte tu salud en un abrir y cerrar de ojos, haciendo que por ejemplo subas el colesterol.

Cuando el cuerpo está muy estreasado, se produce un desajuste hormonal importante, algo que causa que muchas sustancias del cuerpo no se regulen de la forma correcta, incluidas entre ellas el temido colesterol. Por este motivo, trata de mantener una vida tranquila.

Si vives una vida demasiada estresada, mi consejo que es trates de realizar actividades relajantes como ocio, como dar un paseo por el monte, irte a un SPA o tomarte unas vacaciones de vez en cuando. Esto bajará el estrés acumulado y hará que estés más tranquilo durante toda la semana.

Tomar algún producto para bajar el colesterol

Finalmente puedes tomar algún producto de estos que anuncian para bajar el colesterol, los cuales te prometen que los niveles de colesterol bajarán sólo con tomarlo.

Esto como siempre está cogido con pinzas, ya que no sólo basta con consumir este producto para perder el colesterol malo, sino que hay que acompañarlo con todo lo que te he dicho antes. Además compra sólo un producto que sea de fiar, ya que un producto que no es de fiar no sólo no bajará el colesterol, sino que puede ser que te fastidie la salud.

Como su propio nombre indica, esto es solo un suplemento, es decir, que es un pequeño empujón a la pérdida de colesterol que se realiza con estos hábitos. Por eso mismo, lo debes ver simplemente como una pequeña ayuda y no como una forma de bajar el colesterol exclusiva, ya que no funcionará si haces eso.

¿Te ha gustado?

Un pensamiento en “Cómo reducir el colesterol

  1. Pingback: Remedios caseros para el colesterol - Salud Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *