Remedios caseros para el colesterol

Remedios caseros para el colesterol

Sin duda, seguramente pienses y sepas que el colesterol elevado es uno de los peores males que existen en la sociedad, el cual te habrán contado que es uno de los principales responsables de las muertes por infarto de miocardio entre otras muchas causas.

El colesterol realmente no es que sea malo en sí, sino que en exceso lo puede ser. Lo primero es explicar lo que es el colesterol, ya que hay gente que no lo sabe a ciencia cierta.

El colesterol es una grasa que se encuentra en las paredes de las arterias, el cual tiene como principal utilidad la lubricación de las paredes para que la sangre circule correctamente. Si no hubiera colesterol, nos moriríamos, ya que la sangre no podría pasar por ahí.

También es una hormona que se encarga entre otras cosas de regular los niveles de testosterona dentro del cuerpo, ya que estas hormonas crecen en la grasa y necesitamos mantenerlas lo más elevadas posible.

El colesterol se divide en dos tipos, el colesterol bueno y el colesterol malo. El colesterol malo es necesario, pero si te pasas un poco es cuando tendrás problema y el bueno ayuda a regular al colesterol malo para que no esté en exceso.

El problema de este mal es que si lo tenemos demasiado elevado crearemos tapones en las arterias, algo que va a desembocar entre otras cosas en los famosos infartos de miocardio que ya hemos mencionado por aquí y también nos va a causar algunos problemas como arritmias y anginas de pecho.

Si tienes el colesterol demasiado alto en los análisis, no te preocupes más, ya que vamos a ver los mejores remedios caseros para bajar el colesterol de una vez por todas y para siempre, así que presta mucha atención si es que no lo estabas haciendo ya.

Perder peso

El primer remedio que te vamos a explicar es el de perder peso, es decir, perder grasa corporal hasta llegar a unos niveles normales de la misma. Las razones por las cuales digo esto es porque es más común que el colesterol sea alto en personas con obesidad que en personas delgadas.

La razón de esto es que el colesterol es una grasa, la cual si se consumen muchas grasas de fuera va a estar en mayor cantidad. Por este motivo, bajar de peso puede ayudar a controlar los niveles de colesterol y a mantener estos niveles lo más bajo que podamos.

Sin embargo, se de sobra que no es sencillo bajar de peso, ya que soy de esas personas que ha luchado contra la obesidad toda su vida. Lo que hay que hacer en este caso es seguir un programa de ejercicios, con dieta y gym si hace falta para perder toda la grasa sobrante.

Además de eso hay que tener una vida activa, ya que es la mejor forma de mantener un metabolismo elevado y de perder peso. También sigue los otros remedios de este artículo (dejar el azúcar y hacer ejercicio) y de forma indirecta vas a perder grasa, además de bajar el colesterol por supuesto.

Dejar de comer azúcar y grasas malas

Como acabamos de decir, el azúcar y las grasas son uno de los causantes de la obesidad y por lo tanto, del colesterol. Eso si, sólo debemos de dejar de comer las grasas malas, es decir, las grasas que vengan de una fuente trans, como por ejemplo la bollería industrial.

Estas grasas procesadas provocan una subida del colesterol, así como el azúcar, el cual se transforma en grasa porque contiene demasiada energía para ser aprovechada en la mayoría de los casos. Por este motivo, debes reducir el consumo de estas comidas lo máximo posible si quieres tener unos niveles de colesterol estables y saludables.

Eso si, no te dejes llevar tampoco por los mitos. Hay comidas como los huevos que no suben el colesterol por mucho que digan, ya que se han realizado muchos estudios y no se ha encontrado relación entre el consumo de huevos y el colesterol. Es más, el huevo contiene grasas saludables, las cuales a continuación veremos que son muy buenas para salud y para mantener bajo el colesterol.

Hacer ejercicio físico

El ejercicio físico es importante no sólo para bajar y reducir el colesterol, sino que yo diría que es una de esas cosas que es importante siempre, en todos los casos. Una persona que realiza ejercicio físico con moderación y sin obsesionarse siempre va a poder gozar de mejor salud que una persona sedentaria.

El ejercicio físico ayuda a mantener en movimiento el cuerpo, algo que evita que se formen sedimentos de colesterol. Además como ya hemos visto antes, ayuda a bajar el peso y por lo tanto, estaremos colaborando contra el colesterol de dos formas distintas, siendo un remedio con eficacia doble.

La forma en la cual realices ejercicio físico da igual, ya que puede ser ejercicio aerobio de baja intensidad, como ejercicio de alta intensidad. La cosa es sudar y que el cuerpo esté siempre activo, ya que esta es la única forma de hacerlo.

Además de eso, hay que tener también una vida activa como ya dije antes, ya que si hacemos deporte una hora pero luego nos vamos al sofá, no vamos a notar bien los efectos. Trata de caminar mucho, de usar poco el ascensor y en definitiva, de estar siempre activo.

Tomar grasa saludable

Uno de los mitos más extendidos que existen sobre el colesterol es el de que toda la grasa es mala para producirlo. Este mito ya ha sido desmentido muchas veces, ya que hay varios tipos de grasas y no todas son malas. Es más, hay algunas que son necesarias para la salud y para controlar los niveles de colesterol y estas grasas son las grasas saludables.

Las grasas saludables se encuentran en frutas como el aguacate y en animales como el salmón. Esta grasa se encarga de proporcionar ácidos grasos omega 3, los cuales se encargan del correcto funcionamiento del corazón y de la salud cardiovascular en general.

Si no tomas suficiente cantidad de estas grasas, de forma irónica el colesterol se va a disparar, ya que van a bajar los niveles de colesterol bueno y no se va a controlar al colesterol malo. Por este motivo, debes consumir una dosis bastante elevada de estas grasas en tu dieta para poder controlarlo.

También puedes tomar suplementación de Omega 3, la cual viene en forma de cápsulas con aceite de pescado. Estas cápsulas nos sirven entre otras cosas para poder tomar los suplementos de una forma más sencilla que sin ellas, siendo útiles sobre todo si nos cuesta mucho llegar a la cantidad diaria recomendada por medio de la dieta.

Tomar infusiones saludables

Otro remedio que nos servirá de mucho a la hora de bajar el colesterol es el de las infusiones saludables. Hay una gran cantidad de infusiones que aseguran la calidad de la salud del corazón y bajan el colesterol, como por ejemplo la manzanilla, el romero y la cola de caballo.

Estas infusiones además de controlar el colesterol nos ayudan a eliminar líquidos sobrantes, en los cuales se irán los restos de colesterol que se vayan eliminando. Por este motivo, se deben tener siempre en cuenta las infusiones como uno de los mejores remedios caseros que existen para curar el colesterol y otros males.

La forma en la cual vamos a tomar las infusiones es muy sencilla. A mi lo que me gusta hacer es tomar una en cada comida, es decir, una por la mañana, una por la hora de comer y otra por la noche. De esta forma siento que aprovecho bien las comidas y además me sirve para comer menos, ya que al llegar el estómago de agua noto como me siento lleno, aunque no haya metido ninguna caloría.

Prevenir la aparición de colesterol

Siempre decimos por aquí que la prevención de una enfermedad es su mejor curación. Rimas aparte, lo que digo es totalmente cierto, ya que más vale prevenir que curar y más vale que no te entre la enfermedad para tener que evitar la curación, ya que es más fácil así.

En el caso del colesterol es muy fácil prevenir su aparición, ya que lo único que tenemos que hacer es llevar siempre una vida sana, no sólo cuando se nos detecta elevado el colesterol. Por ejemplo no nos cuesta nada evitar las grasas trans y la comida basura, además de llevar una vida activa y de evitar el sedentarismo.

También es importante que hagas una cosa más. Lo que tienes que hacer es analizarte la sangre de vez en cuando, algo que debes hacer por ejemplo cada 3 o 4 meses. De esta manera podrás controlar los niveles de colesterol, a ver que tal están.

Si tal que se salen del gráfico, sabrás que algo va mal en tu estilo de vida y que tendrás que hacer cambios, siendo desde mi punta de vista la mejor referencia que vas a tener a la hora de bajar el colesterol y controlar sus niveles.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *