Cómo quitar espinillas

0 491

A todos los aquí presentes nos han salido granos. A todos nos ha salido alguna espinilla molesta y dolorosa que solo queremos que desaparezca. Nuestro primer impulso, que es normal, es ir corriendo a explotarla. Intentar cogerla lo más abajo posible y reventarla para que salga todo el pus. Pero eso es un error, un error muy grave, ya que así solo conseguiremos tener una posible infección en lugar de un molesto grano.

Lo primero que debes saber es que las espinillas pueden decirnos muchísimo sobre nuestra salud. Así que préstales un poco de atención, ya que te están queriendo decir algo importante.

Hay estudios que dicen que, dependiendo de la zona donde salgan estos molestos granos, estos salen por un motivo o por otro.

Espinillas en la frente.

Si normalmente te salen granos en la frente, puede deberse a que usar demasiado acondicionador para el cabello, que llevas flequillo y tienes un pelo graso y que pasa el sebo a tu piel. Pero también es posible que se deba a que estás sufriendo una situación de estrés o que estás llevando una mala alimentación rica en grasas y azúcares. Según un estudio, la zona de la frente está directamente ligada a nuestra digestión, así que si te salen granos en esa zona de la cara, es hora de cambiar la alimentación, beber muchísima más agua de la que habitualmente bebes y cuidar tu estrés.

Espinillas en la nariz.

Si en cambio la zona donde más te salen espinillas es la de la nariz, lo más probable es que tu cuerpo te esté diciendo que comes demasiadas carnes rojas y grasas animales. Cambia tu dieta e incorpora grasas vegetales, como las que provienen de los aguacates o de las nueces, por ejemplo. Esto es porque tu nariz está conectada con tu corazón. También es posible, si te salen en esta zona, que se deba a que tu maquillaje está pasado de fecha o que lleva componentes que no te convienen. Revisa tu maquillaje y opta siempre por productos de calidad, de marcas reconocidas y que sepas que llevan ingredientes de primera, hipoalergénicos y libres de grasas y siliconas.

Espinillas en el entrecejo.

Si te salen espinillas en la zona del entrecejo, es hora de revisar tus intolerancias alimentarias. Es posible que a tu cuerpo le cueste digerir algunos alimentos y que ello produzca que te salgan espinillas en esa parte de la cara. Acude a tu médico para que te haga un chequeo y así poder descartar que tienes alguna intolerancia a algún alimento. También es posible que te salgan en esta zona si te depilas las cejas con cera, ya que es posible que se te quede algún pelo enquistado y que eso produzca la aparición de una espinilla.

Espinillas en las mejillas.

Si los granos aparecen en las mejillas, lo más probable es que se deba a que usas mucho el teléfono móvil y este no está lo suficientemente limpio. También es posible que se deba a un problema respiratorio, ya que esa parte del cuerpo está unida a los pulmones.

Espinillas en la barbilla.

Un típico problema en las mujeres es la aparición de espinillas en la zona de la barbilla. Estas se deben, en la mayoría de las ocasiones, a un problema hormonal. El tomar pastillas anticonceptivas o no tomarlas, pueden producir que aparezcan estas espinillas. Para controlarlo, deberás beber gran cantidad de agua y tomar muchas verduras, sobre todo las que son de hoja ancha, como las acelgas o las espinacas, además de tener una correcta higiene de la zona.

Espinillas en las orejas.

Por último, si te salen en las orejas, ya sea dentro o fuera, esto puede significar que tienes un problema asociado con los riñones. Bebe mucha agua y lleva una correcta alimentación si quieres que desparezcan.

Visto esto, te habrás dado cuenta de que para saber cómo curar las espinillas hay que saber por qué han salido. Curarlas es lo de menos, pues es un proceso muy sencillo que podrás hacer en tu casa en cualquier momento, pero lo importante es aprender a prevenirlas y saber qué te está queriendo decir tu cuerpo cuando hace que aparezcan espinillas en tu rostro.

Remedios caseros para curar las espinillas.

Pero si lo que quieres es, directamente, terminar con esa espinilla tan molesta que te ha salido en mitad de la cara y a la que la gente mira cuando te habla, sigue leyendo, pues hay muchos remedios caseros que puedes emplear para acabar con ella cuanto antes.

Lo primero que puedes hacer es partir un limón por la mitad y echar unas gotas del zumo del limón en tu espinilla, directamente. Lo mejor es que te vayas a dormir toda la noche y al día siguiente limpies tu cara con un gel apto para tu piel. Podrás ver cómo la espinilla se está secando y va reduciendo su tamaño poco a poco.

También puedes recurrir a la aspirina de toda la vida. Al ser el ácido acetil salicílico su principal ingrediente, la aspirina es una buena aliada contra las espinillas. Solo tienes que machacar un trocito de una pastilla y echarle unas gotitas de agua, lo suficiente para crear una pasta consistente. Entonces aplícala en la espinilla y déjala actuar durante una hora. Después limpia la zona suavemente. Repite esto cada día hasta que se elimine.

Los vahos de eucalipto también te pueden ayudar bastante. Para ello, por a hervir una olla repleta de agua. Cuando empiece a hervir, retírala del fuego y añade un puñado de hojas secas de eucalipto o bien unas gotas de esencia de ese árbol, que podrás comprar en cualquier herbolario. Coloca tu cabeza encima de la olla, que estará humeante, y cúbrete con una toalla para que no se escape el vaho. Tienes que permanecer así unos quince o veinte minutos, después puedes limpiarte la cara con algún tónico facial, eliminando todas las impurezas que hayan salido de tus poros ahora abiertos.

Si eres de los que prefieren optar por mascarillas, puedes hacerte una mascarilla de bicarbonato de sodio casera que va fenomenal para las espinillas y para reducir la grasa de la piel. Para ello tendrás que mezclar dos cucharadas de bicarbonato de sodio con una de canela, añadirle el zumo extraído de medio limón y por último echar unas cinco cucharadas de miel. Remueve hasta crear una pasta consistente y aplícatelo por todo el rostro. Déjalo actuar de quince a veinte minutos y luego retira la mezcla lavándote el rostro con agua limpia y un jabón específico para tu cara y tu tipo de piel

Esto es importante, siempre que uses un producto para tu piel, debe ser el adecuado, tanto para tu PH como para el tipo de piel que tengas. Dependiendo de si tienes la piel grasa, mixta o seca deberás escoger unos productos u otros. Si tienes la piel grasa y usas un producto para piel seca, estarás aplicando más grasa a tu piel. Y si es al contrario y tienes la piel seca y aplicas un producto para piel grasa, estarás secando todavía más tu piel, a lo que esta responderá creando grasa indeseada en forma de espinillas.

También puedes usar las bolsitas de té verde para eliminar eficazmente las espinillas. Haz una infusión, extrae la bolsita y una vez que esté fría, colócala en la espinilla. Déjalo actuar unos diez minutos. Después limpia la zona con agua tibia.

Lo más importante es que no la revientes para evitar posibles infecciones, así que ten paciencia y escucha a tu cuerpo. Quizás esa espinilla te está diciendo mucho más de lo que piensas.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.