Fosfata alcalina baja

0 302

No podemos hablar de la fosfata alcalina baja, sin saber primero qué es y de que se encarga en nuestro organismo. La podemos encontrar muchos órganos  organismoy tejidos de nuestro organismo.  La fosfata alcalina es una enzima presente en la sangre cuyos valores normales se situan entre los 20-140 UL/L

Los síntomas de esta disminución provocan cansancio y apatía, dificultad para ir al baño, además aumenta la sensibilidad a los cambios de temperatura; literalmente no soportas el frío.  También se aprecia una pérdida de peso considerable en muy poco tiempo. hoy desde el equipo de SaludRespuestas vamos a hablar de qué produce esta disminución y de algunos alimentos para aumentarla.

Causas de fosfata alcalina baja

Al estar presente en tantos órganos y tejidos, encontramos un grupo muy heterogéneo de patologías que afectan a nuestra enzima.

Por enfermedades

  • Anemia: Tanto en la anemia perniciosa como en la aplásica. La primera anemia se produce por la deficiencia de Vitamina B12 y la segunda por la incapacidad del cuerpo para producir glóbulos nuevos. Ambas anemias producen una sensación de cansancio constante, apatía e incluso tristeza. Las anemias también se relacionan con las hemorragias descontroladas.
  • Enfermedades hepáticas: Al tratarse de una enzima presente en el hígado, cualquier variación de la misma puede alertarnos de un problema en el hígado. El alcoholismo  y las enfermedades auto inmunes son los principales factores que producen daño en este preciado órgano.
  • Hipofosfatasia: Es una enfermedad rara y de origen genético. Se caracteriza por la pérdida temprana de los dientes de leche, hipomineralización ósea y osteomalacia. Además de presentar dificultades respiratorias.
  • Leucemia mielógena cronica: Este tipo de leucemia tiene un avance muy lento. Generalmente aparece en personas de edad avanzada. Este tipo de leucemia aumenta la cantidad de leucocitos en sangre, aparece esplenomegalia o lo que es lo mismo un aumento del bazo. Para detectar rápidamente este tipo de leucemia es necesario una biopsia de la médula espinal.
  • Degeneración ósea propia de la edad: La destrucción ósea que ocurre con el paso de la edad también disminuye esta enzima en sangre. No hay nada que pueda hacerse, salvo administrar medicamentos para aumentarla.
  • Menopausia: Cuando se administran estrógenos para frenar la osteoporosis, se aprecia una bajada de la fosfata alcalina en sangre. Puedes paliar los efectos de la menopausia incluyendo en tu alimentación alimentos para aumentar los estrógenos
  • Hipotiroidismo: Este problema tiroideo provoca una disminución de la fosfata alcalina en la sangre. Deben seguirse dos tratamientos paralelos: uno para la tiroides y otro para la fosfata alcalina.

Por la alimentación

  • Exceso de Vitamina D: suele producirse por el consumo de suplementos sin control o una dieta desequilibrada.
  • Escorbuto: La deficiencia de Vitamina C se reconoce fácilmente por un cansancio extremo, sangrado de encías y debilidad. Basta con una dieta rica en vitamina C o el uso de algún suplemento para mejorar la situación.
  • La carencia de zinc y magnesio también disminuye la fosfata alcalina en sangre.
  • Celiaquia: Se trata de una enfermedad autoinmune, que produce intolerancia al gluten, inflamación intestinal. Debe seguirse una dieta sin gluten, en ocasiones debe ser una dieta muy estricta.

Consejos para aumentar la fosfata alcalina.

  • Alimentos ricos en Zinc: Tener unos buenos niveles de esta enzima en sangre son indispensables para una correcta salud ósea. Para conocer la relación existente entre el Zinc y la fosfata alcalina investigadores de Corea del Norte y Escocia, probaron con animales en el laboratorio la relación existente entre ambas. Los resultados fueron publicados en el año 2007 en la revista Nutrition Research and Practice. Se concluyó que el Zinc es un minerales imprescindible para la frmación y para mantener unos niveles correctos de esta enzima en nuestra sangre. Podemos encontrar zinc en los siguientes alimentos: las ostras, la carne de vaca y de cerdo, yogures de frutas, leche, anacardos y pavo.
  • Aceites: Un estudio realizado en la India, también con animales de laboratorio; intentó relacionar la ingesta de diferentes aceites vegetales y de pescado con la cantidad de fosfata alcalina sérica, los resultados fueron publicados también en 2007, esta vez en la revista Digestive Disease and Sciences dónde se afirmaba que el aceite de bacalao tenía unos efectos muy beneficiosos sobre la cantidad de esta enzima; otras cómo el aceite de maíz y de coco también ayudan a este aumento.
  • Fósforo: El fósforo es un mineral muy importante en nuestro organismo, hasta tal punto que supone el 1% de nuestro peso corporal. Es otro mineral importante para nuestros huesos. Podemos encontrar fósforo en: la carne de res, el queso de tipo mozzarella, los lácteos descremados, pollo, cereales integrales y legumbres.
  • Vitamina B 12: Un estudio llevado a cabo en 1996, por endocrinos norcoreanos, puso de manifiesto la relación que hay entre esta vitamina el grupo B y los niveles de fosfata alcalina concluyendo que: una dieta variada, que cubre las necesidades de Vitamina B12 ayudan a formación de células osteoprogenitoras y osteobláticas estromales por la médula ósea. Podemos encontrar Vitamina B12 en casi todos los alimentos de origen animal, destacando la carne de res y los lácteos entre otros.

Si quieres llevar una alimentación equilibrada puedes visitar el  siguiente artículo: pirámide de la alimentación,

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.