Cómo dormir con dolor de espalda.

0 829

Antes de comenzar a hablar de cómo dormir con dolor de espalda, vamos a mencionar los tipos de dolor y las causas, ya que conocer y detectar el tipo de dolor que padecemos nos puede ayudar a encontrar una solución a nuestros problemas.

La columna vertebral

Está formada por 33 huesos pequeños; más conocidos cómo vértebras. En esta formación distinguimos diferentes zonas o regiones: Cervical, dorsal, lumbar y sacra. En las 3 primeras regiones encontramos una separación acolchada intervertebral . La principal función de este conjunto óseo es proteger nuestra médula espinal, por ello es tan importante poner atención al dolor de espalda y tratarlo.

Tipos de dolor de espalda

Podemos diferenciar dos grandes grupos de tipo de dolor de espalda, dependiendo de su origen los dividimos en: mecáncio e inflamatorio. También podemos sentir dolor en la espalda derivado de otras enfermedades cómo las renales y las digestivas. Ocasionalmente la aparición de tumores también puede provocar dolor de espalda; pero solo en casos excepcionales.

Dolor de espalda mecánico.

Es el dolor de espalda más frecuente. Los afectados suelen describirlo cómo un dolor pulsátil; es decir intermitente, otros suelen describirlo cómo un dolor sordo, o lo que es lo mismo un dolor constante. Es un dolor típico de traumatismos o distensiones musculares. Este tipo de dolor de espalda empeora con el movimiento y mejora con el reposo. En este dolor de espalda no se manifiesta engarrotamiento matinal, o este no dura mucho tiempo. Puede padecerlo cualquier persona independientemente de su edad o sexo.

Dolor de espalda inflamatorio

Una de cada 20 personas que sufren dolor de espalda crónico es de origen inflamatorio. Es característico de personas jóvenes; aparece de forma gradual antes de los 40 años. El dolor aumenta con el reposo; y mejora con la práctica de algún tipo de deporte de manera habitual. El dolor aumenta durante la noche, hasta el punto de obligarte a despertar e incorporarte. Aparece rigidez matutina que tarda en desaparecer.  Se espacia durante más de tres meses en el tiempo y el dolor se extiende a las nalgas de manera intermitente.

Habitualmente se debe a enfermedades autoinmunes cómo algunos tipos de cánceres y problemas óseos.

¿A quién afecta el dolor de espalda?

Los datos estadísticos afirman que el 80% de la población ha sufrido, sufre o va sufrir dolor de espalda al menos una vez en la vida y que una de cada 5 personas puede sufrir dolor de espalda durante al menos tres meses, cuándo esto ocurre se habla de un dolor de espalda crónico. Son muchos los factores implicados en que el dolor de espalda se cronifique. Entre ellos destacan: el sobrepeso, las malas posturas corporales o el calzado que se utiliza. Por ello debemos prestar atención a las señales de alerta de nuestra espalda.

Consejos para dormir mejor con dolor de espalda

Elige un buen colchón

Los expertos en descanso recomiendan cambiar el colchón cada 7 años aproximadamente. A la hora de elegir nuestro colchón, es importante comprobar que nos aguanta bien y que no se hunde; ya que esto puede hacer que adquiramos una mala postura durmiendo y que nuestra espalda no este firme.

Los colchones más recomendados son los de muelles y los que menos los de espuma, por su tendencia a hundirse. Un colchón firme y de calidad puede ayudarte a mitigar un dolor de espalda de origen inflamatorio; ya que este permite tu descanso y alivia la espalda.

Un consejo a la hora de comprar un colchón es que primero lo pruebes. La mejor técnica para saber si este colchón es adecuado para tí es que te tumbes bocarriba con las piernas abiertas. Si notas que el colchón se adapta a la forma natural de la zona lumbar es un buen colchón.

Un buen soporte para el colchón. Un buen somier con láminas de madera hace que el colchón tenga un buen sustento en el que apoyarse.

La almohada

Es el tercer punto importante para tener un buen descanso, y es que el cuello también juega un papel importante en el dolor de espalda.

Se recomienda una almohada de altura medía. Si puedes invertir en una viscoelática con sistema de memoria mejorará de manera considerable la calidad de tu descanso.

Dime como duermes y te diré como descansar

Es muy difícil cambiar la posición en la que estamos acostumbrados a dormir, por eso te doy unos consejos según cómo duermas:

  • De lado: Es la posición ideal para dormir con dolor de espalda. Puedes poner una almohada entre las piernas para evitar que gires de un lado a otro. Una almohada ergonómica en el cuello te ayudará a descansar mejor.
  • Bocabajo: No es mejor opción para dormir con dolor de espalda.  Pueden ponerte una almohada en el abdomen a e incluso puedes prescindir de apoyar la cabeza en una o usar una muy pequeña.
  • Bocarriba: Es la segunda mejor opción para dormir con dolor de espalda. Ponte una manta u otra almohada detrás de las rodillas para tener más apoyo.

Aunque duermas solo, utiliza una cama grande, esto te ayudará a dormir más holgado y a tener más libertad de movimientos.

También puedes visitar este artículo para saber todas técnicas para dormir mejor

Otros trucos y consejos para mejorar y evitar el dolor de espalda

Tener unas buenas técnicas de higiene postural, también son un punto importante para evitar el dolor de espalda durante el día y no sufrirlo durante la noche.

Técnica 4-7-8 de Andrew Weil.

Se trata de una técnica de respiración, en la qué es muy importante adquirir una postura y cómoda. Con este sencillo ejercicio podemos reforzar nuestra espalda y aliviar el dolor:

  1. Toma una postura cómoda; tumbarte bocarriba es ideal.
  2. Aprieta tu lengua contra la parte inicial del paladar.
  3. Inhala por la nariz contando hasta 4
  4. Aguanta el aire durante 7 segundos
  5. Expulsa el aire por completo de manera relajada, prolongando el proceso durante 8 segundos

¿Es una técnica sencilla verdad? Puedes ponerla en práctica antes de ir a dormir y además de aliviar el dolor de espalda te relajará por completo.

Yoga contra el dolor de espalda.

Está famosa técnica milenaria tiene unos efectos beneficiosos sobre nuestra espalda y el descanso. No hace falta ser un maestro para realizar pequeños ejercicios de yoga en nuestra casa, hoy te menciono los que más pueden ayudarnos con nuestro dolor de espalda:

  • Tadasana: destinada a mejorar nuestra postura corporal, consiste en estar de pie y repartir el peso equitativamente entre ambos pies.
  • Dandasana: con el mismo objetivo que la anterior, esta vez sentados
  • Savasana: se realiza tumbado, se recomienda poner una almohada en las piernas para evitar la torsión cervical.

Dile NO a la vida sedentaria

Todos conocemos los múltiples beneficios de llevar una vida activa, y con nuestro dolo de espalda no iba a ser menos. La falta de ejercicio provoca problemas de obesidad que no son nada positivos para nuestra espalda. Además con la práctica de cualquier deporte estiramos y fortalecemos toda nuestra musculatura. Si quieres saber algunos consejos para perder peso visita este artículo: cómo perder barriga

Ropa y calzado adecuado

  • Opta por un calzado cómodo, con una buena suela; y si es necesario puedes comprarte una plantillas acolchadas para mejorar la superficie de pisado.
  • Evita el zapato rígido que te inmovilice los pies.
  • Intenta no usar tacones muy altos. Los mejores son las cuñas y los tacones cuadrados. Los tacones de aguja suelen ser molestos y pueden empeorar tu dolor de espalda.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.