Respuestas Específicas a preguntas sobre la Salud. Encuentra la respuesta a tu pregunta sobre la temática Salud de la mano de Expertos

Cómo perder barriga

0 39

Llegó la operación bikini, pero tu barriga no se va.

En realidad la barriga, esa grasa abdominal alrededor de tu cintura, colgante y tan molesta tampoco es sana. La búsqueda de un cuerpo de 10 incluye básicamente una salud de 10.

Para poder atacar las zonas de nuestro cuerpo que no nos gustan (barriga, muslos, flacidez) debemos entender por qué la grasa se acumula en esas áreas de forma específica.

Tipos de barriga

Existen dos tipos de grasa que se puede acumular en el abdomen, la grasa subcutánea y la grasa visceral, distan mucho entre sí, y sus efectos en nuestra salud también.

Si quieres saber más recuerda visitar Remedios caseros para el colesterol y Cómo bajar la tensión.

Grasa Subcutánea

Es la grasa que está debajo de la piel, la que se puede agarrar  con las manos, suele ser la más obvia, y la más fácil de atacar, se puede determinar como la que resalta a la hora de usar pantalones, como esos rollitos que sobresalen, se puede combatir con dieta sana y ejercicios cardiovasculares, no obstante es natural y sano tener un poco de grasa acumulada en esa zona.

Grasa Visceral

Pero no es natural y mucho menos sana la grasa visceral. 

Algo escurridiza, se adhiere a los órganos vitales tales como el hígado, los intestinos y el páncreas. A veces puede determinarse con la aparición de la “barriga cervecera” que bien puede ser descrita (en caso de que no la reconozcas) como una barriga protuberante.

Este tipo de grasa abdominal interfiere con el el metabolismo hormonal y causa enfermedades tales como cáncer y diabetes.

No olvidemos los riesgos que puede acarrear y hagamos algo al respecto.

Razones por la que tienes barriga

Ya entendemos los tipos de grasa que se pueden acumular en nuestro abdomen, ahora debemos saber el por qué.

  • El aumento de la edad.
  • El estrés.
  • Genética.
  • Falta de sueño.

En realidad las causas anteriormente nombradas parecen difíciles de solucionar, pero eso es falso.

A medida que vamos aumentando de edad, alrededor de los 50 años, nuestro cuerpo va aumentando de peso, no obstante, una dieta sana, ejercicios y tonificación, no hay razón para que la grasa abdominal pueda disminuirse hasta el grado de ser sana.

Ya el estrés y la falta de sueño como el factor genético pueden controlarse cambiando nuestros hábitos. El estrés (ya sea familiar, de trabajo o estudios, o el factor que fuere) hace que nuestro cuerpo produzca hormonas tales como cortisol y adrenalina y cree un desbalance.

Ese desbalance tiene efectos en el cuerpo, uno de esos es el aumento de la grasa abdominal.

La falta de sueño se da porque las inquietudes se cuelan a la hora de dormir, a la hora de dormir, no se puede hacer nada, así que despreocupate, haz una lista de las tareas del día siguiente, y borralas de tu cabeza por 8 horas mínimo.

La genética, esa razón por la cual existen personas que siempre serán delgadas (incluso en extremo) y otras que verán como los kilos se acumulan con mucha facilidad. Hay mucho que hacer, lo primero es aceptarse a uno mismo, lo segundo, hábitos sanos 100 por 100.

Alimentos indicados

Fibra

La fibra tiene la cualidad de que cuando la ingerimos adecuadamente, da la sensación de saciedad. Ayuda al tracto intestinal diario, y a la evacuación. Según diversos estudios científicos la fibra soluble coadyuva a la disminución de la grasa abdominal.

Puedes encontrar fibra en semillas de chia, aguacates, germen de trigo o afrecho, moras, setas shiratakis. 

Dieta alta en proteínas

Las personas que llevan una dieta con una alta ingesta de proteínas suelen tener menos barriga. La consumición de proteínas suele producir una hormona en el cuerpo humano que induce a la saciedad.

Las proteínas se pueden introducir en una dieta adecuandola a los gustos y necesidades, pueden ser huevos, pescados, carnes rojas o magras, brotes de soja o soja texturizada, nueces y un gran etcétera.

Aceite de coco

Aunque el aceite de coco sea reconocido como alto en calorías, introducirlo para reemplazar otra fuente de grasa, ya sea para freír o para hacer repostería es válido. Hay estudios de que la ingesta de una cucharada de aceite de coco a la semana suele influir en la pérdida de grasa abdominal.

Pescados con grasas omega 3

La grasa del pescado es muy sana, incluso, la grasa del salmón, que se llama omega 3, es la indicada para disminuir la dañina y peligrosa grasa visceral.

Incluirlos una vez a la semana puede hacer milagros.

Té verde

El té verde es una de las bebidas más sanas que existen, tiene un sabor delicioso y puede hacerse tanto caliente como frío.

Existen estudios que especifican que tomar té verde favorece la disminución de la grasa abdominal como también acelera el metabolismo.

Ejercicios

La mejor forma de reducir la grasa abdominal es la introducción a los ejercicios cardiovasculares.

  • Caminar.
  • Correr.
  • Nadar.
  • Usar bicicleta.
  • Aerobics. 

Deportes de fuerte impacto tales como tenis o baloncesto van a ayudarte en tu rutina. Lo adecuado es introducir paulatinamente estas rutinas y mantenerlas por al menos 20 minutos además de seguir una dieta sana.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.