El color y la forma de las heces hablan sobre tu salud

0 134

El color de las heces puede darte el significado que estás presentando algún malestar que no es normal en tu organismo, y por ello debes estar pendiente a cualquier señal con la que te encuentres en el baño después que defeques o elimines los desechos del organismo.

¿Sabes lo que son las heces? Son el producto final de la digestión, la cual hace que obtengas los nutrientes necesarios para que tu organismo funcione perfectamente y las heces son los desechos que no se necesitan, por lo que son eliminados del cuerpo.

color-forma-heces-hablan-sobre-tu-salud1

El color normal de las heces tiene que ser marrón, sin llegar a ser muy oscuro o por supuesto de un color más claro; por otro lado la consistencia debe mantenerse en un estado duro o sólido, pero sin llegar al extremo de parecer una piedra, puesto que puede ser causa de alguna enfermedad.

Si deseas saber más acerca de lo que dicen tus heces, sigue leyendo y así podrás tener una mejor visión de si te encuentras saludable, a través de las formas y color de tus desechos sólidos que debes eliminar de tu cuerpo después del proceso de la digestión.

Fases del proceso digestivo

Ya sabes que las heces tienen textura y color, y que por medio de ella se pueden diagnosticar enfermedades que tengan que ver con el tracto digestivo principalmente.

Por ende, las heces cumplen con lo normal si se realiza la digestión en cuatro partes importantes que son:

  • Ingestión: cuando ingieres el alimento.
  • Digestión: los alimentos son triturados y transformados.
  • Egestión: se elimina lo que no es necesario en el organismo.

Por otro lado, también el color de las heces no quiere decir que sea signo de alguna enfermedad o principio de ella, porque en realidad muchas veces tiende a cambiar debido al tipo de alimentos que ingerimos y que resulta del proceso de transformación del alimento.

Eliminación de las heces

color-forma-heces-hablan-sobre-tu-salud2

Las heces suelen eliminarse después que resulta la digestión normal, y que sucede cada vez que se ingiere alimentos, por lo menos tres veces al día para que se cumpla el proceso completo sin ningún tipo de inconveniente o problema que se presente durante éste.

Esta materia es expulsada al exterior por el ano, el cual tiene la función de que las toxinas que son nocivas para el organismo sean eliminadas de una vez y no queden dentro con las bacterias que pueden afectar el normal desenvolvimiento del cuerpo.

Las heces o material fecal están compuestos de agua, bacterias, restos de comida no transformada o digerida y restos que desechan los intestinos y el hígado, formando una masa que debe ser expulsada, para que el cuerpo pueda trabajar de forma normal.

El color de las heces y tu salud

Verde

Muchas veces ingieres alimentos como frutas, verduras y legumbre que tienen un color característico verde, y estos en el proceso de la digestión no han sido trituradas de forma normal tomando ese tono verdoso, siendo un ejemplo claro del cambio de color en las heces por los alimentos que consumes.

Sucede con mucha frecuencia si has ingerido muchos alimentos de color verde, aparte de algún tipo de medicamento que tenga hierro o colorante del tono antes mencionado, que pueden convertir o cambiar el tono normal por el verdoso.

Amarillo

El amarillo en las heces es característico en algunas personas que padecen de una anomalía en el organismo, la cual se manifiesta como el aumento exagerado de bilirrubina, un pigmento que tenemos en el cuerpo y que es el resultado de la degradación de la hemoglobina.

Aparte de esto, el color amarillo tiene otras razones que enumeraremos a continuación y con el cual debes estar alerta:

  • Quistes de giardia lambia, los cuales son responsables de la giardiasis.
  • Hepatitis A y B.
  • Enfermedades del hígado.

No se han digerido bien los nutrientes durante la digestión perdiéndose gran parte de ellos.

Rojo

Este color demuestra la presencia de sangre en las heces y por consiguiente, se debe a que existe un padecimiento más grave como úlceras o gastritis en el estómago haciendo que éste durante la digestión, sangre y sea evidenciado al ir al baño.

También repercute el que hayas ingerido alimentos que contengan este color característico, tales como tomates, zanahorias, pimientos, granadas, fresas entre muchos otros que pueden hacer que cambie la coloración de los desechos que eliminas del cuerpo.

Marrón café o chocolate

Si se elimina los desechos o las heces fecales tienen este color, se considera que es normal, cosa que es debido a las sustancias que elimina el hígado para poder controlar su función y así poder trabajar bien en el organismo, según lo que ingieres en el proceso de alimentación.

Recuerda que las heces tienden a coger el color de lo que ingieres, por lo que el marrón y el verde se consideran normales y además el rojo siempre y cuando se trate por cualquier alimento de este color que hayas ingerido y las heces hayan tomado este tono.

Negro

La presencia de color negro en las heces, evidencia la presencia de sangre en el esófago, estómago o intestino delgado, por lo que se debe acudir de inmediato al especialista para hacer la evaluación pertinente, y así poder llegar al padecimiento generado.

Es posible que también sea la eliminación de sangre coagulada o en su defecto una alta concentración de hierro cuando estás tomando durante el embarazo, en procesos de dieta que lo requieran o cuando se tienen anemia, por lo que es importante descartar esto.

Blanco

Este color en las heces fecales indican que tienes problemas en algún órgano principal, que pueden ser el hígado, la vesícula o también el bazo por lo que es recomendable acudir de inmediato al médico y llevar una muestra al laboratorio para descartar cualquier anomalía.

Normalmente este color de excremento suele verse en pacientes con enfermedades crónicas como la hepatitis o las más graves como la cirrosis en enfermos que han sido alcohólicos y presentan síntomas de esta enfermedad, por lo que es importante observar si aparece ese color en las heces.

El cuidado en la alimentación

Cuando te alimentas en forma balanceada, el color de las heces no debe cambiar a no ser que ingieras alimentos con ciertos colores, pero en general todo va a depender del cuidado que le das a tu cuerpo y a la forma en que lo nutres.

La fibra es importante que la puedas consumir en grandes cantidades porque de ella va a depender que tu cuerpo elimine las sustancias que son perjudiciales para el normal desenvolvimiento de tu organismo, asimismo puedas realizar tus actividades gracias a que te nutres bien.

Cuando te alimentes, intenta tener una dieta balanceada que incluya alimentos sanos y variados sobre todo aquellos que contengan fibra, que sean de origen natural además que no contengan sustancias nocivas para la salud asimismo incluye yogures para una mejor digestión.

La forma de las heces y tu salud

Duras

Cuando se tiene este tipo de consistencia en las heces, el diagnóstico es un estreñimiento muy grave que debe ser tratado de inmediato por un especialista, ya que se caracterizan por ser muy dolorosas e incluso fuente de llegar a lesiones más fuertes como las hemorroides.

Largas y duras

Se trata de un estreñimiento moderado, el cual tiende a ser por falta de fibra y las personas suelen tener dificultad para ir al baño; se suele presentar por ingerir algún tipo de alimento que sea el causante, pero no necesariamente se trata de algo crónico.

Normal

Parecido a una “salchicha” o con esta forma tan peculiar, no suelen ser dolorosas y salen del cuerpo de manera normal y sin esfuerzo, ya que tienen la consistencia y estructura necesarias para que pueda ser expulsada. Generalmente ocurre en personas que se alimentan bien.

Saludables

Son las que tienen una forma particular, lo cual las hace merecedoras de este nombre, ya que suelen recorrer el camino intestinal obteniendo una apariencia de serpiente o se “s”, según la alimentación que se haya ingerido. Se considera que son las más saludables.

Sin fibra

Se presenta por ser pastosa y pegajosa, lo que evidencia que no se ha ingerido alimentos que tengan fibra natural, por lo que es una clara señal de tomar los alimentos que presenten este componente para una mejor digestión y las heces puedan incluirse al menos entre las normales.

Diarrea leve y fuerte

Es el comienzo de una excreción líquida, pero que antes tiene una consistencia blanda, pegajosa y en trozos. Se considera una diarrea de leve a moderada, como el principio de una más fuerte que hay que vigilar, para evitar males mayores.

La diarrea fuerte es la líquida, presentándose con dolores fuertes en el abdomen y con entradas seguidas al baño, lo que se vuelve un trastorno para la persona que las padece. También se acompaña en algunas ocasiones con fiebre y descompresión.

Lo que debes hacer para cuidarte

color-forma-heces-hablan-sobre-tu-salud3

Primero debes estar pendiente de lo que comes si no es nutritivo, porque puede perjudicar tu salud y la de tu familia; en todo momento más vale prevenir que lamentar cualquier suceso desagradable, por lo que piensa en esto cada vez que quieras ingerir comida basura.

Asistir al médico ante cualquier cambio en la consistencia y color de las heces en los que no se evidencia que sean de la digestión de alimentos, porque puede ser motivo de alarma y con los debidos exámenes se puede llegar a excluir cualquier enfermedad o padecimiento.

Debes estar atento a las evacuaciones diarias que tengas, aunque puede variar de un individuo a otro, lo normal sería las tres veces al día que ingieres alimentos, pero eso va a depender del metabolismo de la persona y del tipo de alimentación también.

¿Por qué se presentan las diarreas?

  • Por algún trastorno del sistema digestivo.
  • Por bacterias presentes en algunos alimentos.
  • Por parásitos.
  • Mala alimentación.
  • Intolerancia a algunos alimentos como la lactosa.
  • Alergias a algún componente.
  • Algún medicamento al cual se es alérgico sin saberlo.

Es importante en todo momento tener la debida atención hacia lo que nos proponemos a ingerir o introducir en nuestro cuerpo, muchas veces nuestro organismo no tolera alimentos, los cuales no sabemos que somos alérgicos, haciendo que tengamos reacciones alérgicas.

Recomendaciones finales

  • Hacerte exámenes esporádicamente.
  • Visitar al médico por lo menos cada 6 meses.
  • Mantener una dieta saludable.
  • No fumar ni ingerir bebidas alcohólicas.
  • Estar pendiente del cambio de coloración de las heces.
  • Hacer ejercicios a diario.
  • No llevar una vida sedentaria.
  • Ingerir alimentos que contengan fibra natural.
  • Si siente la presencia de un estreñimiento leve, buscar la solución a tiempo.

Hay personas que son más propensas a sufrir diarreas o estreñimiento también debido al estrés emocional. Por otro lado, incluso factores genéticos influyen en este aspecto. Aunque lo principal es tomar fibra y beber mucha agua. No solo ayudará a tener buenas heces, sino en general a tener digestiones mejores.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.