Cómo curarse de la gastritis

0 534

La gastritis es una enfermedad que se produce por la hinchazón o inflamación de la mucosa gástrica, una de las capas que tiene el estómago en su interior cuyo trabajo consiste en protegerlo para que los jugos gástricos no lo dañen.

Se engloba dentro de las enfermedades digestivas, pues afecta al aparato digestivo de la persona. Si has padecido gastritis alguna vez, quizás haya sido a raíz de tomar muchos antiinflamatorios durante un tiempo prolongado, pues es una de las principales causas por las que aparece. Bien por esta razón o bien por otras, seguro que has experimentado la incomodidad de sus síntomas.

En este artículo vamos a conocer que es la gastritis, por qué aparece y que podemos hacer para curarla.

Que es la gastritis

La gastritis es una afectación que se da por hinchazón o inflamación de la mucosa gástrica. Esta mucosa protege el estómago desde su interior, haciendo que los jugos gástricos no penetren en las paredes del estómago y evitando, por tanto, que lo dañen.

Esta inflamación resulta extraña para el organismo, y por ello, la persona experimenta una serie de síntomas que van desde el simple dolor de estómago hasta los vómitos.

La gastritis puede ser de dos tipos:

  • Gastritis aguda o hemorrágica: Esta gastritis afecta a la porción superior y media del estómago y es bastante rara.
  • Gastritis crónica. Afecta a la parte inferior del estómago. Bajo esta clasificación encontramos dos subtipos de gastritis crónica: Gastritis fúndica o tipo A y Gastritis tipo B (esta última es la más frecuente).

Todos los tipos de gastritis tienen síntomas muy parecidos, pues su afectación es la misma.

Causas de la gastritis

La gastritis puede estar producida por:

  • Mala alimentación
  • Consumo diario de alcohol y tabaco
  • Algunos fármacos, como el ibuprofeno o el ácido acetilsalicílico pueden irritar la capa del estómago y causar esta afectación.
  • El estrés puede ser otra causa de gastritis
  • Infecciones bacterianas. Una de las causas más comunes de gastritis es la infección por la bacteria Helicobacter pylori.

Síntomas de la gastritis

La gastritis es una afectación que no siempre produce síntomas. No obstante, cuando los produce, suelen ser siempre muy parecidos.

Entre ellos, encontramos:

  • Dolor de estómago
  • Indigestión
  • Inapetencia
  • Malestar general
  • Náuseas y vómitos con o sin sangre
  • Eructos involuntarios
  • Ardor de estómago
  • Presencia de sangre en vómito y heces.
  • Comer más de la cuenta
  • Tomar antiinflamatorios, como el ibuprofeno, puede debilitar la capa del estómago.
  • Heces negras

Cómo curarse de la gastritis

Para curarse de la gastritis debemos confiar en dos procesos de tratamiento que nos pueden dar muy buenos resultados; el tratamiento médico y el tratamiento alternativo.

Escoger uno u otro tratamiento depende de la persona y sus características. Cada uno de ellos tiene una ventaja y una desventaja. El tratamiento médico hace su efecto en pocas horas, por lo tanto no tardamos nada en notar mejoría. Por contra, tiene efectos secundarios que pueden ser molestos para según que personas. Por otro lado, el tratamiento alternativo no está respaldado por la ciencia (no existen garantías de que van a realizar el efecto deseado) pero no contienen efectos secundarios, así que no pueden dañar nuestro organismo.

También existe la posibilidad, muy sensata, de realizar los dos tipos de tratamiento de manera paralela, para que el efecto de cada uno de ellos se sume y se pueda conseguir una mejoría notoria.

Cómo curarse de la gastritis

¿Que hacer si creo tener gastritis?

Si creemos tener gastritis, el primer paso que deberemos dar sería visitar a nuestro médico de cabecera y explicarle los síntomas que experimentamos. El médico nos preguntará una serie de preguntas para poder determinar el tipo de enfermedad que padecemos.

Una vez queda claro que nuestra afectación es gastritis, el profesional establecerá un tratamiento. Generalmente, las medicinas que componen este tratamiento están destinadas a reducir las cantidades de ácido del estómago, para que no le afecten demasiado.

Tratamiento médico para la gastritis

El tratamiento médico para la gastritis se basa en ofrecerle medicamentos, como os antiácidos,bloqueadores de histamina 2, como el pepsid, e inhibidores de la bomba de protones, como el omeprazol.

Debemos tener mucho cuidado con las medicinas que ya se tomaba antes de  empezar con la gastrits, pues existen algunas medicinas que, tomadas durante largos periodos de tiempo, pueden producir esta inflamación. Medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno pueden inflamar la capa interna del estómago, y esto, a su vez, puede desencadenar todos los síntomas anteriormente descritos. Por ello es importante, en caso de padecer gastritis, evitar tomar estos medicamentos durante un tiempo, para que la inflamación mejore y la gastritis pueda remitir sin ningún tipo de problema.

Cómo curarse de la gastritis

Tratamientos alternativos de la gastritis

En este apartado se ofrecen diferentes remedios caseros para realizar y comprobar si de verdad funcionan este tipo de tratamientos. La mayoría de los remedios caseros pasan por tener una alimentación saludable y mejorar la calidad de vida de la persona.

Alimentos buenos para la gastritis

Son alimentos buenos el arroz, el pan, la pasta, verduras de todo tipo y frutas cocidas; los yogures desnatados, las bebidas sin cafeína y agua.

Entre las frutas más recomendables, se encuentra la pera; sus vitaminas A B y C ayudan a regular el sistema nervioso y el aparato digestivo. De la misma manera, otras frutas como la papaya, la banana, el melocotón y la manzana son especialmente buenas para curar la gastritis.

Los alimentos recomendados son aquellos que se cocinan al horno, al grill o que no hace falta triturarlos.

Los alimentos no recomendados son el alcohol, el té y el café. También las bebidas muy frías o muy calientes, el vinagre y la mostaza.

La miel es también muy recomendable para combatir la gastritis. Tomando tres cucharadas disueltas en agua podemos reducir la acidez desde la primera toma.

El perejil tiene múltiples beneficios, y en el caso de la gastritis, también. Hervir perejil y guardarlo para tomar en ayunas puede resultar muy recomendable.

Diferentes infusiones, como la de regaliz y jengibre son útiles para ello.

Cómo curarse de la gastritis

Consejos para la gastritis

  • Es recomendable comer pocas veces al día poca cantidad de comida cada vez, que comer mucho y realizar menos comidas. De esta forma, aunque el estómago deba trabajar más veces, el trabajo que realiza cada vez es más ligero. Por ello, comer 5 veces al día pero poca cantidad cada vez, puede ser una solución fácil y sencilla para este tipo de enfermedades.
  • Las comidas copiosas demandan una actividad muy fuerte al estómago. Esta actividad puede ser deficiente y terminar con la inflamación de las capas interiores del órgano.
  • Reduciendo el nivel de estrés podemos reducir la gastritis. Si no sabes cómo hacerlo, aquí te dejo un artículo que te vendrá muy bien: 10 técnicas para reducir el estrés.
  • Lo mismo ocurre con la ansiedad; y de la misma manera, te invito a leer el artículo Cómo superar la ansiedad, ya que puede irte muy bien si resulta ser tu causa de gastritis.
  • Tomar semilla de linaza en una taza de agua, disolver zumo de limón en un vaso de agua tibia y tomar aceite de oliva puede mejorar mucho esta afectación.
  • Aplicar hielo directamente sobre el estómago puede ayudar a rebajar la inflamación y mejorar los síntomas.
  • Realizar tareas y ejercicios que reduzcan el estrés va a tener consecuencias con la gastritis. En este sentido, realizar yoga, pilates o incluso musicoterapia puede crear un efecto rebote positivo en la persona.

A modo de conclusión

La gastritis es una inflamación de una de las capas más interiores del estómago. Esta inflamación produce dolor de abdomen, nauseas, vómitos con sangre, e inapetencia, entre otros.

Muchas son las personas que lo han padecido por lo menos una vez en sus vidas o que repiten con esta inflamación. Las causas, además de la genética, son el abuso de diferentes antiinflamatorios, como el ibuprofeno y realizar las heces negras. En este sentido, existen causas que no se pueden evitar, pero existen otras que, además de mejorar esta afectación, podrá animar a la persona a realizar deporte para mejorar su calidad de vida.

Existen dos clases de tratamientos para la gastritis: tratamiento médico, basado en la receta de medicamentos por un profesional, según nuestra historia clínica. Estos tratamientos tienen el respaldo de la ciencia. La segunda clase, tratamientos alternativos, encontramos diferentes ideas para diseñar el tratamiento alternativo más beneficioso . Algunas de ellas se basan en comer frutas (sobre todo banana, pera y manzana), otras recomiendan realizar infusiones por la noche, mientras que otras se basan en tomar jugos en ayunas, para que los jugos se absorban por un estómago hambriento que lleva toda la noche sin trabajar.

Si bien es cierto que los tratamientos médicos tienen efectos secundarios, la parte buena es que están respaldados por la ciencia y la mejoría empieza a verse poco después de la primera dosis. Por contra, los tratamientos alternativos que se basan en productos naturales, tardan bastante más en realizar el efecto deseado, pero no están respaldados por la ciencia. Es la persona quien debe decidir cual de los dos tratamiento seguir, aunque lo recomendable es ir alternando paralelamente los dos para ir recogiendo lo bueno de cada uno.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.