Cómo hacer gorros de ganchillo

0 174

El ganchillo es una técnica que se usa para elaborar productos que puedan ser usados en nuestros hogares, al igual que para ponerse en el cuerpo, con resultados maravillosos y únicos, puesto que muchas personas suelen verse chip, a la moda, elegantes y siempre bien vestidas. Hacer gorros de ganchillo es un buen entretenimiento y una utilidad.

Nunca pasa de moda, puesto que se pueden realizar distintos tipos de vestuarios para ser usados en las diferentes estaciones del año, ya que en el mercado se consiguen tipos individuales de lana que se diferencian según sea invierno, primavera, verano u otoño.

Entre los productos que se pueden confeccionar con ganchillo, nos encontramos:

  • Suéteres.
  • Manteles grandes para mesas de más de 6 comensales.
  • Manteles pequeños para adornar mesas de noche.
  • Caminos de mesa.
  • Faldas y vestidos.
  • Gorros para adultos, niños y bebés.
  • Cortinas.
  • Mantas y colchas.

Las agujas para el ganchillo

Suelen ser de diferentes materiales además de tamaño, según el tipo de lana que se vaya a usar, variando por un número desde las que son más finas o delgadas, hasta las más grandes o gruesas para tejidos más fuertes y para elaborar el tejido según el patrón deseado.

Se pueden encontrar de aluminio, madera, hierro, plástico entre muchos otros más que son usados para algodón, lino, lana entre otros tipo de fibra realizando un dibujo con el hilo, formando un bucle que va dentro de otro teniendo para ello muchos puntos que más adelante conocerás.

Los gorros confeccionados en ganchillo

¿Conoces los gorros tejidos a ganchillo? En América del sur se suelen usar para el invierno y porque es una tradición, sobre todo en países como Chile, Perú, Argentina y Bolivia, siendo muy característicos y propio de cada región muy coloridos y con diversidad de modelos y estilos.

Son muy elegantes y llamativos además que puedes encontrar formas y modelos fáciles de elaborar en la comodidad de tu hogar sin ningún problema, aparte que el coser con este tipo de técnica puede ser relajante y muy beneficioso para la salud.

¿No sabes cómo elaborarlos? Ya eso no es un problema, puesto que gracias a las nuevas tecnologías y al Internet, existen gran cantidad de tutoriales que te enseñan a trabajar con esta aguja además de patrones y cursos para principiantes fáciles de elaborar.

¿Qué es el ganchillo?

Primero debes conocer lo que significa qué es el ganchillo. Es una técnica o tejido que se elabora a través de un gancho de diversos materiales nombrados anteriormente, que consiste en unir un hilo y otro entrelazados para formar un punto con el cual se va confeccionando una prenda.

Todo tipo de tejido que se realiza con una o dos agujas se le suele llamar ganchillo, incluyendo las prendas que se elaboran para el uso personal o para cualquier parte de nuestro casa y que generalmente vienen a formar parte de la decoración como un accesorio más.

Importancia del tejido a ganchillo

Existen muchos beneficios para la salud que proporciona el poder tejer una prenda a ganchillo. Entre ellos podemos mencionar:

  • Te mantiene concentrada, relajada y evitas en todo momento el estrés.
  • Puede ser motivo de concentración familiar y grandes tertulias.
  • Se puede trasmitir de madres a hijas para elaborar prendas de uso personal.
  • Puede llegar incluso a ser parte de un ejercicio de meditación.
  • Mantiene las manos ocupadas haciéndolas más veloces y capaces de hacer una acción rápida.
  • Agudiza los sentidos.
  • Hace trabajar al cerebro evitando el Alzheimer.
  • Se practican muchas fórmulas matemáticas, lo que involucra la oportunidad de recordar enseñanzas básicas.
  • Es terapéutico.

Hablemos de gorros de ganchillo

Si lo que quieres es sentirte útil elaborando tus propias prendas de vestir o incluso decorar tu hogar. El ganchillo es un factor muy apropiado y provechoso para ello, ya que te sirve a la hora de estar a la moda y aprender un oficio con el que puedas tener unos ingresos extras.

Es muy fácil, con solo unas sencillas instrucciones que te harán la vida más sencilla, elaborando tus propios accesorios o para regalos, incluyendo un sencillo gorro para cubrir tu cabeza, evitar el solo o simplemente ara verte hermosa y elegante ¿Te atreves?

  1. Lo primero que debes tener en cuenta es el tamaño del gorro, ya sea para ti, un niño o un bebé y para ello existen unas medidas específicas que te lleven a pensar de qué medida lo quieres y comenzar a tejer, siguiendo dos formas diferentes de hacerlo:
  2. Verificar el tamaño de la cabeza. Para ello, debes tomar un hilo y hacer una circunferencia alrededor de la persona para quien vas a realizar el gorro además previendo que si es para un regalo, puedes optar por tomar la medida en alguien que tenga el tamaño de la cabeza igual a la persona a quien le vas a regalar.

Tomar medidas estándar. Puedes escoger las medidas estándar o ya pautadas según el diámetro de circunferencia de la cabeza de un adulto, niño o bebe, por lo que también es una buena opción asimismo encontraras las tablas de medidas en internet para facilitarte la vida.
Acá te dejamos unas medidas básicas por las cuales te puedes guiar:
a) Bebés menores de 6 meses: circunferencia 30 a 35 cm.
b) Bebés entre 6 – 9 meses: circunferencia 40 a 45 cm.
c) Niños: circunferencia 50 cm.
d) Adolescentes: circunferencia 55 – 60.
e) Adultos: circunferencia 65 – 70 cm. Si es una persona con cabeza un poco más grande que lo normal.

Pasos para elaborar un gorro de lana

  1. Elige el hilo o lana.
    Puedes usar el que desees siempre y cuando recuerdes que los días de calor intenso debe ser un ovillo fresco y delgado o por el contrario para el frío, se debe tener en cuenta un hilo más grueso escogiendo entre estambre o lana superfina, pero al final tú eres la que escoges.
  2. Elige la aguja o ganchillo.
    Dependiendo del grosor del hilo que has escogido, deberás tener en cuenta tomar el material y el tamaño de la aguja o de las agujas si quieres hacerlo a dos. Por ello es importante preguntar a una persona experta para que te oriente y así vas con buen pie a comenzar. Animo.
  3. Sujetar el ganchillo.
    Como un cuchillo: es una forma fácil para los principiantes, pues deberás tomar la aguja como si fueras a cortar un poco de carne.
    En forma de lápiz: es la más recomendada y es igual a si tomaras cualquier lápiz para escribir. ¿Ya tienes la forma que vas a usar o con la que te sientes más cómoda?
  4. Atar un nudo al ganchillo.
    Toma por un extremo el hilo y haces una vuelta en sentido del reloj, sacando el hilo por dentro y haciendo una amarre, pero sin soltar o dejar que el hilo se te escape. Si piensas que es difícil haz un nudo no muy apretado al hilo y penetra la aguja por él halando el hilo hacia ti por dentro de éste.
  5. Elabora una cadeneta.
    Para ello vas metiendo y sacando el hilo, lo que te lleva a formar una cadeneta para la cual no deberás tomar en cuenta la circunferencia de la cabeza de la persona a quien va dirigido el gorro y harás 5 nada más máximo. Al final unes las dos puntas y tendrás la rueda para comenzar a tejer.
  6. Comienza a tejer.
    Listo. Ya comienza a dar las primeras punzadas tomando el hilo que queda colgando y comienza a meter y sacar el hilo por dentro de la rueda, lo que te dará la base para tu gorro y de ahí en adelante podrás comenzar a colocar el primer punto para obtener un bonito diseño.

Un gorro para personas con experiencia

  1. Realizar una cadeneta con 5 puntos y cerrar: Hacer una vuelta con 10 puntos bajos. Hacer luego una vuelta con 10 puntos altos.
  2. Hacer dos puntos altos en cada punto de la vuelta anterior. Serán 20 puntos que tendrás al final.
  3. Comenzar a tejer sobre esta base, tomando en consideración trabajar en los 20 puntos anteriores.
  4. Doblar los puntos, es decir a 40.
  5. Otra vuelta igual.
  6. Otra vuelta igual a la anterior.
  7. Aumentar un punto cada 3 puntos altos.
  8. Realizar 3 vueltas igual a la anterior.
  9. Ir reduciendo progresivamente.
  10. Trabajar en base a la vuelta anterior y finalizar rematando el punto.

Tipos de puntos de ganchillo

    1. Cadeneta.
      Es la base de la costura del ganchillo, ya que si no se realiza no se puede realizar ningún tipo de prenda. Suele comenzarse con 5 puntos estándar, pero la persona puede escoger si dobla la cantidad al querer un hueco central más abierto o cerrado.
    2. Punto raso o bajo.
      Es corrido y pequeño además de apretado similar a unos puntitos muy seguidos parecido al de arroz. Es muy bonito y llamativo, por lo que el tejido se suele ver hermético.
    3. Punto bajo o medio punto.
      Es muy fácil de aprender para las personas que están comenzando a trabajar con ganchillo, por lo que se suele enseñar de primero y usado para hacer muñecos en los tejidos.
    4. Medio punto alto.
      Es el que lleva una sola pasada de hilo para llegar a una altura, por lo que va después del punto de media. No es muy alto, por ello recibe el nombre de medio punto alto ¿Quieres ya a prender ganchillo?
    5. Punto alto.
      Es el doble de alto que el medio punto alto y se realiza tomando dos veces el hilo, metiendo en el tejido y sacando igual número de veces. Si se realiza una combinación puedes tener modelos y formas interesantes, como por ejemplo el abanico. ¿Lo has visto en algún tejido?
    6. Punto alto doble y triple.
      Es importante señalar que para realizar estos tipos de puntos se debe tomar el hilo el número de veces que se desea e punto, si es de dos o de tres, tomando en consideración el modelo que tú escojas para elaborar la prenda que vas a usar o a regalar. Motívate y comienza hoy mismo.

Lo que tienes que considerar

Si lo vas a tomar como una actividad alternativa para des estresarte, tómalo como una labor más de tu vida diaria haciendo un horario de trabajo diario, dándote un tiempo determinado que puede ser de 2 horas semanales o incluso todos los días. Tú escoges cómo hacer gorros de ganchillo.

No lo tomes como una obligación, ya que al final en vez de tomarlo como una actividad recreativa, terminará siendo una molestia y tan pronto comenzaste a realizarla te va a aburrir, dejándola de lado cosa que no es lo que queremos si de verdad es una actividad relajante. Comienza desde ya.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.