Dejar de toser por la noche

0 1.111

Dejar de toser por la noche es fundamental para lograr un buen descanso, especialmente, cuando existe alguna dolencia. Hacer gárgaras, por ejemplo, es una de las técnicas que se pueden utilizar para combatir la molesta tos. Hay muchas causas por las cuales se puede sufrir de tos. Lo que sí es cierto, es que si durante el día ya se padece alguna dolencia, no poder dormir por la noche la puede agudizar. Para esto hay varias alternativas que pueden llegar a ser bastante eficaces.

Las mejores fórmulas para dejar de toser a la noche

Dependiendo de la causa de la tos, hay varias técnicas que ayudarán a controlarla bastante bien en horas nocturnas. Lógicamente, la enfermedad raíz debe tratarse con el especialista que corresponda. Algunas ideas efectivas son:

Dormir inclinado para dejar de toser

Muchas veces, el moco acumulado es el principal culpable de irritar la garganta y provocar una fuerte tos. En estos casos, la postura será de gran ayuda para evitarla. Entre más inclinada se encuentre la persona mucho mejor, tampoco llegar al extremo de dormir sentado. Para lograrlo se colocan unas almohadas debajo de la cabeza para ayudarla a elevarla. Así, la gravedad permitirá que la mucosidad no interfiera en un buen descanso.

Dejar de toser por la noche1

Nada mejor que tener una cama ergonómica para contribuir a un mejor descanso y postura.

Una ducha de agua caliente será milagrosa

Darse una buena ducha no solamente relajará el cuerpo sino que el vapor ayudará mucho a aflojar las mucosidades. Lo anterior, aliviará mucho la congestión en nariz y pecho. Mientras se toma una ducha, se recomienda inhalar el vapor por unos minutos y luego sonarse la nariz.

Unas buenas gárgaras para dejar de toser

Esta es una técnica muy barata y sencilla al mismo tiempo. Se debe agregar a una taza de agua caliente unas gotas de limón y miel. Se procede a hacer unas gárgaras varias veces seguidas. Lo más recomendado es hacerlas unos minutos antes de irse a dormir. Esto humedecerá y suavizará la garganta, además, para respirar mucho mejor durante la noche.

Se aconseja preparar la habitación idóneamente

No hay que levantarse a la noche para ir por un caramelo o un vaso de agua. Lo mejor es dejar todo a la mano en la mesita de noche. Hay que recordar que los cambios de clima bruscos pueden incentivar a un ataque de tos. Por eso, lo mejor es al dormir tratar de no cambiar de ambiente. De esta manera se conserva la temperatura corporal y la tos será casi mínima.

Dejar de toser por la noche2

No solo hay remedios que alivian, sino que el ambiente también contribuye a una eficiente recuperación.

Hay que cambiar las sábanas con frecuencia

Cuando se padece de tos quiere decir que hay una enfermedad que la produce por bacterias o virus. Por ende, lo más recomendado es cambiar las sábanas cada dos días para evitar que los ácaros que se acumulan hagan de las suyas. Además, al lavarlas se recomienda hacerlo con agua caliente. Mientras se tose, se liberan una buena cantidad de gérmenes que deben ser erradicados.

Chocolate, un placentero remedio para dejar de toser

Aunque suene increíble el título es 100% real. El chocolate cuenta con una sustancia llamada teobromina que es un inhibidor de la tos. El chocolate debe ser negro y se ha comprobado que su efecto puede ser más poderoso que el de los medicamentos.

Chupar un caramelo también ayuda

Y no es necesario que sea un caramelo especial. Cualquier alimento que pueda ser chupado será de gran ayuda para la garganta. Lo que puede ayudar es que tenga un ingrediente adicional como el eucalipto o la menta que alivie la tos. Al chupar también se estimula la producción de saliva que hacer fluir mucho más las mucosas.

Dejar de toser por la noche3

También, hay que recalcar que los caramelos de miel tienen un plus adicional por tener componentes medicinales.

El nivel de humedad contribuye a dejar de toser

En estos casos se recomienda usar un humidificador que no permite que la garganta se reseque durante la noche. Lo ideal es mantener el ambiente con una humedad del 50% que también aporte frescura al aire.

Hidratarse, fundamental en todo momento

Cuando se sufre de algún tipo de resfrío que produzca la tos, hidratarse es fundamental. Tomar agua mantiene las membranas humedecidas y evita su resecamiento que posteriormente produce la tos.

No dormir boca arriba para dejar de toser

Esta es la posición que hace que a las personas les cueste mucho más respirar. Por lo tanto, lo mejor es dormir inclinado hacia un lado.

Evitar estar cerca de ventiladores o aires acondicionados

Lo anterior es fundamental para una buena recuperación. El aire frío y prolongado lo único que logrará es agudizar un cuadro de tos. En caso de estar en verano, lo mejor es colocar la cama al lado opuesto de estos artefactos.

Para mejorar un cuadro de tos a la noche es más que suficiente con seguir todas las anteriores recomendaciones.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.