Cómo aumentar la libido

0 117

Se puede decir que el día a día que llevamos en estos tiempos es un enemigo de nuestro deseo sexual. Por falta de tiempo, estrés, o preocupaciones varias, dejamos a un lado uno de los aspectos más importantes del amor. Puede que no nos demos cuenta, porque sencillamente no tenemos tiempo ni de caer en la cuenta, pero es problemático. Hay varios remedios y opciones que podemos tener para corregir esta tendencia y disfrutar de unas relaciones sexuales muy buenas. Por eso, en este artículo hablaremos de cómo aumentar la libido y así sentirnos más activos en el apartado sexual.
Tengamos o no pareja, mantener una libido alta es importante para nuestra autoestima y para ser feliz con nuestras relaciones. Con los consejos dados a lo largo de este texto tendrás unas soluciones efectivas para recuperar esa pasión ya olvidada. También es importante reducir el estrés para conseguir dicho objetivo.

Aunque, a veces, recuperar la libido es también cosas de dos, ya que nos pueden ayudar con esta importante tarea. La clave es el entendimiento y el enfoque que hemos de dar al problema para encontrar una solución totalmente efectiva. Puede que simplemente tengamos un problema pasajero provocado por nuestra agitada agenda o algún problema que nos quita el sueño. Solamente son etapas que pasamos en las que no tenemos tanto deseo sexual como en otras veces, pero todo vuelve. A parte de que el problema sea mental, es posible que también tenga que ver con nuestro estado de forma. Si hemos ganado unos kilos, perder peso nos ayudará a manejar mejor el problema, ya que estaremos mucho más activos. En cambio, si tenemos este problema durante un largo período de tiempo sí que hay que prestarle la atención necesaria. Aun así, no es un caso grave. Tiene fácil solución.

aumentar la libido en pareja

Libido, cómo aumentarla

Analizar la situación. Como hemos señalado antes, es probable que la baja libido sea por nuestras circunstancias o problemas de un momento concreto. Tomarnos tiempo para pensar en nuestros hábitos recientes, evaluar si son positivos o negativos y tratar de solucionar los problemas. Si esa es la raíz, una vez solucionada la situación, volveremos a recuperar la libido y las relaciones sexuales volverán a ser tan constantes y buenas como las de antes.

La rutina. Este es el peor enemigo de todo lo relacionado con el sexo. Para aumentar la libido, podemos probar con intentar nuevas cosas en el ámbito sexual. Una escapada romántica, hacer el amor en algún sitio poco común o hacerlo a horas extrañas puede dar una vuelta de hoja a la situación. A veces, si siempre tenemos los mismos horarios, los mismos procesos y el mismo lugar para el sexo se convierte en monótono. Y nuestro deseo, como es normal, baja porque es algo que ya nos causa cierto aburrimiento. La dinámica es el mejor antídoto contra la rutina. No importa que se intente, el objetivo es insistir hasta encontrar algo estimulante.

Crear ambiente. Una cena romántica, una buena conversación y una habitación con una luz tenue y velas puede ser el escenario perfecto. Decorar nuestra habitación de un modo íntimo, cercano y sensual puede activar nuestra libido consiguiendo el efecto deseado. También una música adecuada ayudará a crear más ambiente todavía. Para hacer más interesante el sexo, a veces hay que dar algunos rodeos. Ir preparando el terreno poco a poco hace que lo encontremos más interesante y lo tomemos como un juego a seguir. Esto sin duda traerá diversión y atractivo al acto en sí. Hablar con nuestra pareja del problema también puede ser una solución, ya que el problema es de los dos.

Alimentación

Otro factor a tener en cuenta es la alimentación. Una mala dieta puede provocar, aparte de daños en nuestra salud, malestar en general. Por el contrario, hay alimentos que ayudan aumentar la libido y son muy recomendables para tener sexo. A continuación, daremos unos ejemplos para que los podamos probar.

La canela. A parte de ser muy sana y tener muy buen sabor, es un alimento que nos ayudará a estimularnos. Una posible combinación es canela con miel. Esto nos aportará mucha energía, convirtiéndonos en personas con mucha más vitalidad. Si todos los días a la mañana tomamos una cucharada de miel con canela, veremos los efectos pronto.

El jengibre. Este alimento tiene incontables propiedades y beneficios. Es totalmente recomendable, aunque no tengamos problemas con nuestra libido. Al igual que la canela, nos ayudará con la estimulación. La ventaja del jengibre es que podemos usarlo para casi cualquier receta o comerlo directamente si nos gusta. Si no estamos acostumbrados al sabor y queremos probarlo, es mejor hacerlo con un trozo pequeño porque pica.

Fresas o frambuesas. Gracias a que entre sus propiedades está el zinc, provocará en nosotros un aumento del deseo sexual. Y lo mejor es que tienen muy buen sabor. Podemos tomarlas en el desayuno, mezclado con yogur o de postre, después de la comida. Incluso podemos hacer batidos con canela para tener un efecto más potente.

El chocolate. Es de sobra conocido el efecto afrodisíaco de este alimento. Aunque no todos los chocolates son igual de efectivos. Si buscamos que nos ayuden con nuestro problema y aumente el deseo, debemos consumir un chocolate puro. De un 70% mínimo, ya que los chocolates con mucho azúcar o leche no hacen el mismo efecto ni son tan sanos. Con una onza cada día es suficiente para nuestro problema.

alimentos para aumentar la libido

Consejos

Si estamos pensando en hacer uso de algunos medicamentos, antes debemos consultar con nuestro médico de cabecera. Bajo ningún concepto debemos automedicarnos sin saber un diagnóstico.

Siguiendo estos consejos notarás una mejoría en tu libido, pero no es instantánea. Hay que tener paciencia y ser constante con los alimentos y los hábitos. De nada sirve seguir estos consejos si no llevamos una vida saludable. Hacer deporte también nos ayudará en gran medida a tener más deseo sexual y estar más sanos.

El tabaco y el alcohol pueden hacer mella en este aspecto. Si somos fumadores o bebemos mucho alcohol, es recomendable dejar estos malos hábitos. Este sería, en tal caso, la primera acción a tomar. Ya que de nada vale hacer un esfuerzo en un apartado y en el otro seguir con hábitos no saludables.

Hemos de tener en cuenta nuestra edad. Puede que ya no tengamos tanto deseo como cuando éramos jóvenes, lo cual es totalmente normal. Tampoco hay que tirar la toalla, ya que el deseo sexual se puede mantener hasta los 60 años. Simplemente hemos de tomar medidas en el asunto para tratar de aumentar la libido, pero sin llegar a obsesionarnos. El estrés puede ser un causante de este problema.

Si creemos que el problema es más grave de lo que parece y lo llevamos sufriendo durante un largo período de tiempo, podemos ir a un profesional. La terapia sexual es algo muy común y necesario en algunos casos. No significa que sea algo grave, sino un asunto que necesita un proceso del cuál no sabemos cómo empezarlo. La ayuda de un profesional que sabe cómo funciona nuestro cerebro y cómo responde ante determinadas circunstancias nos ayudará.

Teniendo en cuenta estas soluciones, conseguiremos tener una vida saludable, que es el primer paso para aumentar la libido.

 

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.