Cómo tener una relación abierta

0 108

Las relaciones abiertas son un poco complicadas, ya que necesitan que las parejas sepan bien lo que están haciendo y así evitar malos entendidos y además de ello el no poder continuar con algo que comienza como un simple juego y la necesidad de experimentar.

Para que exista una relación abierta, se debe tomar en cuenta que las dos partes de la relación estén de acuerdo, puesto que nada se hace si una de ellas no lo acepta o por el contrario lega un momento en que no soporta ver a la otra pareja con otro.

Muchas personas no entienden este tipo de relación, por ello es aconsejable que se tenga en privado y no se realice con personas cercanas al círculo de amistades o entre conocidos, para evitar malos entendidos y habladurías que pueden ser perjudiciales.

Por ello si te decides entrar en una relación abierta, debes tener en cuenta que de ahora en más ya no se pertenece el uno al otro, sino más bien que deben compartirse, lo que atribuye a una parte más misteriosa, mágica e idónea para levantar la moral en la pareja.

¿Qué es una relación abierta?

Una relación abierta es aquella donde las personas que ya mantienen un compromiso para toda la vida, deciden tener otras parejas dentro de su vida sin llegar a enamorarse o hacer que la otra parte llegue a sentir molestia e incomodidad.

En una relación abierta este tipo de acciones se suele denominar swinger y viene a ser como el intercambio de parejas donde se puede aceptar todo tipo de relación sin llegar a mezclar los sentimientos en ello y para ello se deben establecer ciertas normas primero..

En la actualidad existen muchas personas que realizan estas actividades y cuentan con la oportunidad de tener ciertas formas de comunicación, puesto que muchas de ellas no están de acuerdo, pero terminan cayendo en todo este enredo gustándole demasiado más tarde.

No es una forma convencional de llevar una relación , pero si se hace de la manera correcta puede hacer que todo vuelva a vibrar como al inicio de la relación de pareja, siendo que cada uno de los involucrados son personas maduras, adultas y que saben lo que hacen

¿Una relación abierta, permite ser swinger?

En una relación abierta se puede tener la posibilidad de usar swingers para el placer mutuo entendiéndose este como el intercambio de parejas para tener sexo sin llegar a enamorarse, solo siendo un acto carnal y sin ningún tipo de compromiso que lo respalde.

Generalmente existen clubes que se dedican a realizar fiestas donde se conoce gente nueva y que termina yendo a la cama con diferentes personas para llegar a mejorar la situación en el plano sexual de cualquier pareja que desee intercambiarse.

No es una práctica para personas que sean celosas o que no estén de acuerdo con este tipo de método, sino más bien es para aquellos que son más aventureros y que necesiten un poco de incentivo a la hora de tener relaciones sexuales con su pareja fija.

¿Te atreves a entrar en una relación abierta? Pues para hacerlo es recomendable poner normas o reglas que cada uno tiene que cumplir para evitar malos entendidos, alguna queja en el camino y la necesidad de terminar algo que se empieza como juego.

Las relaciones abiertas son susceptibles a terminar

Como ya se dijo, la relación abierta permite todo tipo de engaño, pero no del que se dice “poner los cuernos” y ya; se trata más bien de que las dos partes de la relación sepan que están teniendo algo con parámetros que pueden terminar cuando y donde lo deseen.

En muchos casos, las relaciones abiertas terminan en separación y divorcio, puesto que alguno de los entes involucrados termina poniendo sus sentimientos en juego y estos llegan a cambiar de repente, haciendo que el amor se termine y las reglas se rompan.

Por supuesto viene a ser como una ruleta rusa, donde colocas tu vida monótona y de una sola pareja en una pistola donde cada tiro va haciendo que se pierdan varios valores como el amor, el respeto, la amistad e incluso la cooperación que debe existir en el matrimonio.

Cómo tener una relación abierta

Para ello siempre hay que tener en cuenta que las relaciones abiertas suelen tener algún tipo de problema, por lo que hay que estar pendiente en todo momento de solventar cualquier duda, inconveniente, diferencia de opinión o malestar que pueda surgir en cualquier momento.

Dar lo mejor de sí en la relación

Para que una relación sea estable, se debe tomar en cuenta primeramente el amor que se sientan el uno por el otro, sin ver que cosas externas puedan acabar con él seguido de la confianza mutua que debe haber para que todo salga bien.

Lo principal para la relación abierta es que exista una comunicación en todo momento además de la posibilidad de ponerle un alto a todo cuando las cosas se sientan candentes o subidas de tono y así poder lograr establecer la posibilidad de terminarlo cuando se sienta una amenaza.

No es aconsejable una relación abierta, pero si es la manera de obtener lo que se desea aprovechándola para rescatar el amor dormido o que de las cenizas salga el fuego de nuevo, puede ser una alternativa siempre y cuando la otra parte esté de acuerdo en todo.

Si los dos están conscientes y aceptan los términos de la relación abierta, no se encuentran ante una situación de infidelidad, que es la diferencia notoria entre una y la otra, porque en esta última las personas suelen no saber lo que hace la otra siendo más dañina.

Una forma de ser única puede hacer que todo cambie

Una nueva forma de dirigirse hacia nuevos rumbos es tratar de ver cómo llevar su relación abierta sin necesidad de involucrar los sentimientos, así no se daña a ninguno de los involucrados en ella, por tanto es importante que las personas se amen de verdad.

Una relación abierta viene a ser la posibilidad de entrar en un mundo diferente donde todo se hace con responsabilidad, frialdad y sin mezclar el corazón siendo peligroso si alguna de las partes involucradas no está de acuerdo en realizarlo.

No se debe firmar ningún tipo de contrato, pero al menos se debe estipular ciertas reglas como si fuera un juego de azar donde los parámetros deben regir como principal fuente para terminarlo cuando se vea que alguno está tomando un rumbo no debido.

Si tu matrimonio está tomando otro rumbo, trata de llevar las cosas en bien y no dejar que nada los lleve al fracaso, si una relación abierta les llena de emoción y los vuelve salvajes en la cama, pues comiencen hoy mismo a realizarlo siempre y cuando la comunicación sea la mejor.

El peligro de enamorarse en una relación abierta

En una relación abierta no se debe colocar ni los sentimientos ni el corazón, por ello las personas que comiencen a hacerlo, deben estar bien seguras de su amor el uno por el otro y la necesidad de hacerlo para mejorar sus relaciones.

Nada debe quedar fuera del contrato e incluso la claridad es la que va a regir este tipo de relación, puesto que cualquier error debe ser solventado con una llamada de atención para evitar ciertos obstáculos o circunstanci que ponga en peligro vuestra relación.

Todo debe de decirse en una relación abierta para evitar las disputas y los malos entendidos, para así llevar la fiesta en paz sin que haya ningún tipo de conflicto que pueda terminar con la relación que puede ser estable en un comienzo, pero que puede tambalearse en cualquier momento.

Dejar todo fuera de casa

Las relaciones y los intercambios que se realicen en una relación abierta deben quedar fuera de la casa o el lugar donde reside la pareja y así se evitan muchos contratiempos que puedan terminar con la confianza y el amor que se pueden tener los dos.

Las parejas suelen hacer esto para salir un poco de la monotonía de un matrimonio que ya lleva años y ha perdido un poco la chispa del amor, necesitando en algún momento revivirla con algo de pasión, aventura, nuevos retos y emociones que calienten la cama matrimonial.

Por ello, es aconsejable que todo quede fuera del lugar donde han estado los dos por mucho tiempo, ya que no se involucra nada de la vida en pareja o marital y se evitan muchas acciones que pueden perjudicar la relación a largo plazo que tiene la pareja que decide llevar una relación abierta. Es necesario tener mucha autoestima.

Poner reglas en el juego

Para llevar a cabo una relación abierta es necesario poner reglas desde un principio para no equivocarse y poder parar siempre que se vea la relación en pareja en peligro, y así evitar cualquier inconveniente que se pueda presentar de acuerdo a lo estipulado.

Para ello puedes tomar en consideración lo siguiente:

  • Cada acción debe ser responsabilidad de cada uno.
  • Avisar siempre que se tenga una oportunidad o cita para salir.
  • Informar si se ha tenido sexo o relaciones sexuales.
  • Mantener todo en el plano privado, nadie fuera de la pareja debe saberlo.
  • Hacer las cosas de manera responsable sin que afecte a la otra parte.
  • No involucrar los sentimientos.
  • Mantener una comunicación constante y hablar siempre cuando se tenga un problema.
  • Jamás sentir celos y si sucede decirlo de inmediato.
  • Cuando no se está de acuerdo con algo, háblalo de manera abierta.
  •  Establecer señales o señas que indiquen un alto en la relación abierta.
  • Jamás dejar de comunicarse ni de decir los inconvenientes que se presenten en cualquier momento.

No necesariamente esto debe asustarte, tú eres quien pone las reglas a seguir en este juego y quien le pone un alto cuando no se quiera seguir o simplemente se vea que se está extinguiendo el amor; muchas veces es difícil de llevar, pero puede ser normal si se quiere algo emocionante.

Lo mejor es NO enamorarse

Por supuesto en una relación abierta se debe evitar mezclar un poco el corazón, puesto que al suceder esto suele tener la posibilidad que las personas se enamoren de la otra parte dejando a su pareja de lado y convirtiéndose en un total enredo.

Este es el peligro de llegar a enamorarse de una persona que no es la pareja y es algo que suele suceder, aunque no con frecuencia, dentro de una relación abierta haciendo que todo se descontrole y se salga de nivel, desproporcionando la vida de muchos.

Por ello es importante que se tengan en consideración no comenzar una relación abierta si no se tiene la seguridad completamente o por el contrario no haya suficiente madurez de parte de cualquiera que esté en una relación de pareja que lleva años y desee un cambio para su vida.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.