Ácido Fólico o Vitamina B9 – Propiedades y Consejos

0 993

Hablando del Ácido Fólico podemos decir que es un complejo vitamínico perteneciente al grupo B, que puede ser tomado por vía oral aunque también suele venir en otras presentaciones para ser colocado en el organismo con múltiples funciones para él cuerpo.

Se encuentra de forma natural en muchos alimentos que podemos comer para nutrirnos de este compuesto y así fortalecer el sistema inmune, tales como el hígado, la levadura la cual ingerimos con el pan y también en cualquier vegetal de color verde.


Si se encuentra alguna deficiencia de ácido fólico en el organismo, puede llevar a originar perturbaciones que tienen que ver con la sangre produciendo anemia asimismo provocando otras molestias que pueden ser perjudiciales para el acontecer diario que debe realizar una persona.

Ácido fólico indicado durante el embarazo

Para una mujer embarazada lo más importante principalmente para ella y el feto que lleva en su vientre no es “comer para dos” sino más bien nutrirse con las vitaminas esenciales para llevar su estado a feliz término y nazca un niño sano y sin malformaciones.

Se supone que traerás una nueva vida al mundo y la alegría que esta espera conlleva debe tener en cuenta que durante el período que dura se debe tomar la ingesta de ácido fólico como parte de los nutrientes que tanto la madre como el bebé deben consumir.

Por ello, aparte de comer balanceado tiene que consumir la cantidad de ácido fólico desde el mismo momento en que se sospecha el embrazo incluso mucho tiempo después mientras dure el proceso de amamantamiento para nutrir a su vez al niño.

Por lo general la dosis recomendada que debe tomar una mujer embarazada es la toma de una gragea diaria durante los meses de gestación y más, incluso le es suministrado por vía endovenosa al momento del parto sea natural o por cesárea.

¿Qué es el ácido fólico y para qué sirve?

El ácido fólico se le suele llamar también folato y es una vitamina perteneciente al grupo B (B9) que junto a la vitamina B12 fortalece el sistema inmunológico, a la vez que proporciona energía, nutrientes y evita malformaciones en los no natos.

Se encuentra en alimentos de forma sustancialmente en rubros como los vegetales que llevan el color verde como la espinaca, el brócoli, célery entre muchos además de los granos y zumo de naranja por lo que es importante consumir estos alimentos.

Es importante mencionar que el consumo de ácido fólico por una mujer embarazada puede disminuir o evitar el riesgo de traer al mundo bebés con malformaciones o defectos graves que tienen que ver con un desarrollo incompleto del cerebro como de la médula espinal.

Entre los muchos defectos más comunes que pueden aparecer por falta de ácido fólico se encuentran:

  • Espina bífida: que es cuando no hay una unificación entre la médula y la columna.
  • Anencefalia: el cerebro no se desarrolla bien.
  • Encefalocele: un bulto en el tejido cerebral.

El ácido fólico se absorbe de los alimentos por medio del intestino delgado que a su vez es el encargado de distribuirlo a los tejidos gracias a la sangre conservando pocas cantidades de éste en el hígado y en la flora intestinal, los cuales hay que mantener siempre con la debida dieta balanceada.

Funciones del ácido fólico

  • Ayuda a formar los suficientes glóbulos rojos para prevenir la anemia.
  • Contribuye a la formación exacta del ADN.
  • Evita las malformaciones y defectos en los fetos.
  • Se une a la vitamina B12 y a la vitamina C para instaurar nuevas proteínas que fortalezcan el organismo.

Alimentos cuyo componente esencial es el ácido fólico

En la naturaleza, siempre se consiguen nutrientes y vitaminas esenciales para el organismo que pueden ser consumidos de manera común y corriente por lo que el ácido fólico lo podemos encontrar en:

  • Frutas como el melón y la naranja.
  • Espinacas, coles, lechuga, brócoli.
  • Hígado y riñones.
  • Cereales como el trigo y el centeno.
  • Leche y los huevos.
  • Almendras y pistacho.

Ácido fólico antes, durante y después del embarazo

Si una mujer está tratando de quedar embarazada la recomendación del especialista es siempre comenzar a tomar ácido fólico por lo menos dos meses antes de ello para acumular suficiente en el organismo y así comenzar a evitar las malformaciones y defectos en el embrión.

De la misma manera cuando ya se confirme el embarazo, la mujer debe tomar ácido fólico desde el momento para evitar todo tipo de deformidad tales como las ya mencionadas así como el labio leporino, problemas del corazón e incluso estudios aseguran que reduce el riesgo del preeclampsia.

Incluso es esencial para el funcionamiento y correcto desempeño del ADN base de todo el proceso de la formación del futuro bebé, aparte que también participa en el crecimiento de la placenta que salvaguarda al feto durante los nueve meses y su futuro desarrollo en ella sin ningún problema.

También se debe tomar ácido fólico durante el parto, ya que así se asegura que el bebé y la madre mantengan los niveles de éste en el organismo para evitar cualquier inconveniente en el momento del alumbramiento así como la eclampsia.

Y además de todo ello es conveniente que la madre pueda seguir tomando ácido fólico para que le transmita todos los nutrientes al bebé y así prevenir muchos síntomas que pueden presentarse en los primeros días después del nacimiento así como el primer mes.

Síntomas que se presentan por falta de ácido fólico

Muchos y diversos son los síntomas que puede presentar una persona que carece o tiene niveles bajos de ácido fólico en su organismo, ya que es un nutriente esencial en todo el cuerpo. Entre ellos se mencionan:

  • Anemia, que se presenta por la disminución de glóbulos rojos en la sangre.
  • Falta de apetito trayendo como consecuencia el no alimentarse bien y por consiguiente debilidad y reducción de peso corporal.
  • Mal humor acompañado de episodios de depresión y abatimiento.
  • Aparición de canas y arrugas antes de tiempo.
  • Acné, eccemas, erupciones en la piel.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Dificultad de respirar o disnea.

¿Quiénes deben tomar ácido fólico?

Primero quienes encabezan la lista de las personas que deben tomar ácido fólico se encuentran las futuras madres que desean tener un embarazo, así como las que ya están en la dulce espera para que el feto pueda lograr un desarrollo correcto y unos meses de gestación felices.

Otras personas que deben tomar una dosis de ácido fólico son las que mantienen una dieta con alimentos poco nutritivos o procesados y que requieren una dosis mayor de nutrientes y vitaminas esenciales para su organismo.


Personas con enfermedad celíaca que les impide adsorber ácido fólico naturalmente de los alimentos además de individuos que tienen problemas con el alcoholismo ya que deben tomarlo para las fallas por insuficiencia hepática que no dejan funcionar el hígado de forma correcta.

Pacientes que están recibiendo diálisis debido a la pérdida de ácido fólico por la orina y sobre todo los adultos mayores que sufren en esta etapa de su vida de pérdida de nutrientes a diario y deben recuperarlo de alguna forma, asimismo los sujetos que sufren de anemia.

Propiedades del ácido fólico

De entre las múltiples propiedades que presenta el ácido fólico, podemos mencionar:

  • Crecimiento y correcto renacimiento de piel, uñas y cabello.
  • Uñas, piel y cabellos fortalecidos y sanos.
  • Protege el corazón y previene afecciones de éste.
  • Previene enfermedades cardiovasculares.
  • Previene malformaciones y defectos en el feto.
  • Previene la anemia.
  • Ayuda y previene algunos tipos de cáncer.

Efectos secundarios del ácido fólico

El ácido fólico no presenta ningún efecto secundario aunque se han visto casos de reacciones alérgicas a algún componente, así como:

  • Distensión del abdomen, náuseas y gases.
  • Cansancio o en su defecto falta de sueño e insomnio.
  • Salpullidos en la piel.
  • Mal humor.
  • Falta de apetito o desgana.
  • Depresión y abatimiento.
  • Falta de plena concentración en cualquier actividad.
  • Coordinación de ideas.
  • Tensión arterial elevada.

Consejos para estar más sanos

  1. Aprender a cocinar los alimentos que contienen ácido fólico, puesto que una mala cocción o una predisposición la preparación de los mismos pueden contribuir a una pérdida de este componente además de las propiedades, en cualquiera de ellos.
  2. Es importante saber la dosis recomendada para no excederla, puesto que a pesar de no presentar ningún efecto secundario puede tener otros padecimientos que son perjudiciales o molestos para el cuerpo humano además de causar incomodidades.
  3. Si desea implementar dosis de ácido fólico sin tener que tomar fármacos puedes incorporar alimentos que lo contengan en tu dieta diaria tales como un plátano como fruta o la lechuga y el brócoli en ensaladas, pero sabiendo darle la cocción especifica.
  4. Son muchos los beneficios que aporta el ácido fólico al organismo, pero no debe tomarse indiscriminadamente ya que primero se debe visitar al especialista y que sea éste quien determine la dosis recomendada para cada persona.
  5. Al tener la dosis prescrita por el facultativo, no debes olvidar tomarlo de manera seguida para lograr obtener sus beneficios sin que lo detengas, puesto que el olvido de una toma puede traer un corte drástico y tengas que comenzar de nuevo el tratamiento.
  6. Si sientes algún padecimiento de los que se te ha hablado en este artículo debes acudir de inmediato al médico y seas diagnosticado por el especialista si tienes déficit de este componente en tu organismo por lo que tendrás que comenzar a tomarlo.
  7. Aumentar la ingesta de jugos o zumos que contengan naranja, papaya, fresas entre muchas otras frutas que contienen este folato para así prevenir su disminución y la aparición de cualquiera de los síntomas que presenta su falta.

Ya sabes, que no falte el ácido fólico en tu dieta a partir de ahora porque es importante para tu salud.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.