Cómo adelgazar piernas

0 171

Solo con mirar por encima a la gente cuando vamos por una calle concurrida, nos daremos cuenta de que existen muchos tipos de personas, cada una con un físico. En este sentido podemos distinguir entre personas con peso normal, personas que nos llaman la atención por su bajo peso y personas que, al contrario que estas últimas, les sobran más o menos kilos, pero algunos les sobran. Quizás no hace falta fijarnos en los demás porque somos nosotros quien tenemos esa carga de más. Y en este caso, seguro que estamos deseando saber que podemos hacer para bajar de peso.

El primer paso sería conocer nuestro cuerpo y ver en que zona se acumula más grasa, y que zona queremos adelgazar.

Las piernas suelen ser unas de las zonas que más se engordan, por lo que también es una de las zonas que habitualmente se pretende adelgazar.

En este artículo vamos a dar unas pautas que funcionan para saber cómo adelgazar piernas. Realizarlas será muy beneficioso, no solo para bajar esos kilos, subir la autoestima y verse mejor, sino también para mejorar la salud de nuestro organismo y sentirse muy bien.

Cómo adelgazar piernas

Para elaborar un plan de acción que nos permita adelgazar las piernas, empezaremos por saber por qué causa no están delgadas.

¿Por qué no están delgadas?

El conocimiento de nosotros mismos es esencial para buscar la solución adecuada a todo aquello que queramos solucionar o cambiar. Si tenemos las piernas gruesas y queremos adelgazarlas, el primer paso sería conocer por qué las tenemos así.  En este sentido, podemos tener las piernas gruesas por diferentes motivos, como

Tener grasa acumulada bajo la piel

Generalmente, la gordura en las piernas se debe a la acumulación de grasa. La razón por la que la grasa tenga tendencia a acumularse en la parte baja del cuerpo es gracias a los estrógenos, que la atraen. Por ello, las personas que habitualmente las tienen gruesas son mujeres. No es grasa peligrosa, pero tampoco es benigna, por lo que lo ideal es que rebajemos esa grasa que sobra. La podemos eliminar mediante alimentación sana y ejercicio.

Retención de líquidos

Esta posibilidad no suele producirse, pero es cierto que algunos medicamentos y enfermedades generan retención, que pueden aumentar el volumen de nuestras piernas. Es fácilmente reconocible porque tanto las piernas como los tobillos y pies se hinchan. Para eliminar el volumen habría que eliminar la hinchazón. Para eliminar la hinchazón habría que conocer el motivo por el que retienen líquidos, y buscar la solución en la consulta del médico.

Exceso de músculo

Suele pasar en personas deportistas que trabajan mucho su cuerpo y generan músculo con el entrenamiento. Rara vez la gordura de las piernas es por músculo si no se realiza deporte de manera profesional. En estos casos, es muy fácil no saber distinguir entre grasa y músculo. Si realmente es músculo, la solución sería ganar musculatura en otras zonas corporales para conseguir una proporción.

La razón que tomaremos es la del exceso de grasa bajo la piel, pues es la más común: cerca de un 90% de personas que tienen las piernas gruesas es por esta razón.

La solución a este problema es bajar de peso para eliminar el exceso de grasa de las piernas.

Cómo adelgazar piernas

Diseñar un plan de adelgazamiento

El segundo paso trata de diseñar un plan de adelgazamiento.

El plan de adelgazamiento ideal se compone de dos elementos:

Comida sana + ejercicio.

Combinando la comida sana y el ejercicio, podemos conseguir reducir la grasa mucho más rápido que sin uno de estos dos elementos. Si realizamos uno de estos dos elementos en solitario, no podremos conseguir nuestro objetivo. No, al menos, como nosotros queramos:

  • Solo con comida sana podemos bajar de peso, pero las piernas podrán quedarse flácidas, y esto no es lo que queremos.
  • Solo con ejercicio no podemos rebajar esas kilocalorías de más si la alimentación es una fuente que las repone.
  • Por ello, alimentación y deporte es la fórmula ideal.

Mejorar la alimentación

Como dice el refrán, «somos lo que comemos», y solo hace falta recordar que existen alimentos para curar todo tipo de enfermedades para darse cuenta de que es verdad.

Existen alimentos permitidos a diario y permitidos con moderación.

Alimentos permitidos a diario:

  • Frutas y verduras frescas y crudas (si no pueden comerse crudas, las mejores maneras de comerlas son asadas, a la plancha o al vapor).
  • Legumbres y cereales según lo que marca la pirámide alimentaria.
  • Carne blanca y pescado a diario.
  • Alimentación casera, hecha en casa.

Alimentos permitidos con moderación:

  • Chocolate, dulces
  • Grasas saturadas
  • Cocina a base de fritos y salsas
  • Alcohol
  • Bebidas azucaradas
  • Zumos industriales azucarados
  • Pasta, arroz, patata (no tomar a diario)
  • Carnes rojas
  • Alimentación comprada en tiendas de comida preparada.
  • Bolsas de congelados. Comida basura.

Además:

  • Es muy recomendable realizar 5 comidas diarias
  • La comida más hipercalórica debe realizarse en el desayuno. A medida que pasan las horas, debe reducirse las calorías por comida.
  • No es recomendable acostarse antes de haber pasado 2 horas de la última comida.

Si no somos capaces de elaborar un menú, podemos acudir a la consulta de un dietista para que nos realice un estudio corporal y nos diseñe una dieta exclusiva para nosotros.

Realizar ejercicio físico

Para ello no se necesita apuntarse a un gimnasio, ni realizar actividad intensa todos los días.

Cada persona, en función de su condición física, puede realizar diferentes tipos de actividad física y obtener buenos resultados.

Antes de diseñar el plan de ejercicios, deberemos acudir al médico para asegurarnos de que no tenemos ningún problema de corazón o salud, pues el ejercicio físico que se debe realizar se basa en el ejercicio cardiovascular.

Las personas mayores o aquellas que no pueden realizar actividad intensa, pueden andar cada día 30 minutos. Esto se considera deporte.

Las personas jóvenes, acostumbradas a moverse más sigilosamente, pueden realizar otro tipo de deporte. Bicicleta, natación o running son ejemplos. Realizarlos tres veces a la semana durante 1 hora u 1hora y media hará pronto su efecto.

Al querer adelgazar las piernas, deberemos escoger ejercicios que trabajen esta zona. Correr, andar o ir en bicicleta son deportes en los que las piernas realizan todo el ejercicio. Sentadillas o peso muerto son dos ejercicios muy útiles que podemos añadir a nuestro plan de ejercicio. Los ejercicios deben de realizarse a un nivel en el que nuestras pulsaciones se aceleren sin causar demasiada fatiga. De esta manera, estaremos haciendo deporte cardiovascular, el deporte que pretende adelgazar.

Tras el ejercicio, no olvides realizar estiramientos para evitar las dolorosas agujetas. Podrá ser realmente útil que leas el artículo Cómo estirarse.

Deberemos tener mucho cuidado con no excedernos con el deporte. Si realizamos muchas repeticiones de un deporte, podemos generar músculo. El músculo es muy sano, pero no veremos adelgazar nuestras piernas. Por ello, se recomienda hacer deporte en las piernas, pero realizando descansos cada poco tiempo.

Si necesitamos un plan de ejercicio más personalizado, podremos acudir a un entrenador personal. Este, una vez sabido nuestro objetivo, nos creará un circuito de ejercicios para poder conseguir bajar el volumen de nuestras piernas.

cómo adelgazar piernas con dieta y deporte

Tonificar las piernas

Quizás, después de adelgazar las piernas, hayas visto que se han quedado un poco flácidas o con celulitis. Esto se debe a que la grasa ha desaparecido, pero la piel no ha vuelto a su lugar. Esto lo podemos solucionar con cosméticos; cremas anticelulíticas y rejuvenecedoras puede hacer que no tengamos tanto complejo.

También podemos usar fajas reductoras que van a permitir que las piernas se queden tonificadas después de la pérdida de peso.

En este sentido, creemos que puede ser útil que leas el artículo «Cómo reducir la celulitis«.

A modo de conclusión

El sobrepeso afecta a muchas personas. Solo hace falta mirar por la ventana y fijarse en cuanta gente tiene kilos de más. Si analizamos un poco más, las piernas es una de las zonas donde más grasa se acumula, sobre todo en las mujeres. Incluso existen personas que solo tienen las piernas gruesas; todo lo demás parece estar en su peso ideal.

Las piernas gruesas es uno de los problemas que suelen tener las mujeres. Los estrógenos ayudan a que la grasa se pegue en esta zona, y esto explicaría las diferencias de género en cuanto a zonas gruesas.

Muchas personas buscan adelgazar sus piernas, aunque este exceso de grasa no suponga peligro ninguno, por no estar en contacto de los órganos vitales.

Antes de ponernos a la acción, necesitamos descubrir por qué tenemos así las piernas. ¿Exceso de grasa? ¿Retención de líquidos? o ¿masa muscular?. Descubrir la verdadera razón es fundamental para poder saber la causa y trabajar sobre ella.

El 90% de las personas con piernas gruesas es debido a un exceso de grasa que se acumula en las capas de piel internas.

El plan combina alimentación sana y deporte. Esta es la fórmula perfecta. Si algún elemento no se encuentra, la delgadez tardará más en llegar y no será perfecta.

Respecto a la alimentación, se deberá hacer uso de los alimentos según la pirámide alimentaria, dando prioridad a los alimentos frescos que no estén fritos.

Respecto al ejercicio, cada persona debe realizar el ejercicio que pueda. Para eliminar la grasa, se recomienda que sea un ejercicio cardiovascular y de muchos ejercicios, pero pocas repeticiones de cada ejercicio.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.