¿Cómo aumentar nuestras defensas de manera natural?

0 273

Las defensas de nuestro organismo tienen un importante papel en nuestra salud. El objetivo de nuestro sistema inmune es crear una barrera frente a virus y/u otros procesos, con el fin de mantener lo más sano posible a nuestro organismo y evitar que se enferme. No obstante, para ello deberemos cuidar nuestras defensas de una manera favorable. Descubre cómo puedes hacerlo a través de las sencillas tareas que aquí te contamos.

Nuestro sistema inmune y las defensas

A todos nos ha ocurrido alguna vez; durante un determinado periodo de tiempo hemos ido encadenando resfriados y otros problemas que han debilitado nuestra salud. Generalmente, esto se deba a una bajada de defensas. Las defensas son necesarias para impedir que muchos de los virus con los que convivimos todos los días accedan a nuestro cuerpo. No obstante, para que este sistema funcione necesitamos tener un buen nivel de defensas, y no siempre lo tenemos de esta forma.

Por suerte, las defensas se pueden aumentar de manera natural, haciendo algunos cambios en nuestros hábitos de vida y añadiendo ciertos alimentos a nuestros platos. A continuación te ofrecemos las claves para conseguir aumentar tu nivel de defensas y crear un sistema inmune lo suficientemente potente como para impedir pasar una enfermedad.

¿Cómo aumentar nuestras defensas de manera natural?

¿Cómo aumentar las defensas de manera natural?

Con los consejos que te damos a continuación, podrás aumentar tus defensas de manera natural. Se trata de cambios en el estilo de vida que aportarán sus primeras ventajas significativas al poco tiempo de empezar a llevarlos a cabo. Síguelos para maravillarte de sus resultados:

La alimentación: Aspecto clave para mejorar nuestras defensas

Somos lo que comemos, dice el dicho, y se trata de una gran verdad. Los alimentos que tenemos a nuestro alcance tienen unos efectos en el organismo que lo ingiere. En este sentido, existen alimentos favorables, así como desfavorables. Los favorables son aquellos que aportan nutrientes a nuestra sangre, y que permiten aumentar nuestras defensas. Se trata de las frutas, verduras y vegetales. Si observamos la pirámide alimenticia, la ingesta de este grupo de alimentos debe darse todos los días. Acompañando todos nuestros platos con una buena ración de estos elementos, conseguiremos ingerir las vitaminas y minerales necesarios para aumentar nuestras defensas y mejorar nuestro sistema inmune.

Una manera muy efectiva de aumentar nuestras defensas consta de comer aquellos alimentos que consiguen mejorar nuestro sistema inmune. Estos son el brócoli, la naranja, la miel, el limón y el ajo, entre otros.

Comer lo suficiente

La dieta equilibrada no solo se constituye de la calidad de nuestros platos; también de la cantidad. Una de las mayores causas de un sistema inmune debilitado es no comer lo suficiente. Esto, muy frecuente en una sociedad en la que la delgadez parece estar de moda, deja a nuestro organismo sin energía ni defensas, por lo que enferma mucho más rápido de lo normal.

Las calorías generan anticuerpos, por lo que, en cantidades moderadas, deben introducirse en nuestro organismo.

Beber 10 vasos de agua

Nuestro cuerpo está compuesto por una alta proporción de agua. Durante nuestro día a día, el nivel de actividad que llevamos puede debilitar este porcentaje. Es por ello que será necesario compensar este gasto con una buena dosis de agua cada día. Lo ideal es beber unos 10-12 vasos diarios. De esta manera, eliminaremos toxinas de nuestro organismo, limpiándolo y dejándolo a punto para poder frenar cualquier infección y/o virus que quiera acceder a él.

Ejercicio moderado

Realizar ejercicio moderado es la mejor manera de aumentar nuestras defensas. No necesariamente debemos sudar en el gimnasio; realizar largos paseos todos los días y/o evitar coger el transporte privado pueden ser buenas maneras de conseguir adaptar el deporte a nuestro día a día.

¿Cómo aumentar nuestras defensas de manera natural?

Con todos estos consejos, aumentar nuestras defensas será pan comido. Ponlos a prueba y maravíllate de sus resultados. ¡Tu organismo te lo agradecerá!

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.