Cómo hacer el pene más grande

0 219

Una de las grandes preocupaciones en ambos sexos es el tamaño. Es famosa la frase de «el tamaño no importa» pero no es aplicable para todas las personas. Aunque verdaderamente, dentro de unos valores normales, no es un factor determinante que nos impida disfrutar del sexo. En este artículo hablaremos de cómo hacer el pene más grande por medio de algunos ejercicios rutinarios. Puede que pensemos «si consigo un tamaño adecuado puede que me ayude a mejorar mi autoestima», ya que podría mejorar las relaciones sexuales.

Pene: Ejercicios Kegel

Estos ejercicios que hacemos con nuestro músculo PC nos ayudan a incrementar el largo y ancho de nuestro miembro. También sirve para tener un control más completo de la eyaculación en el momento de mantener relaciones sexuales. Pero, ahora hablaremos de los beneficios que aportan al tamaño del pene en sí.
Lo primero que debemos saber es dónde está el músculo a trabajar. Cuando queremos mover el pene, en estado de erección o no, el músculo que utilizamos es el llamado PC. Se encuentra en mitad de la distancia del pene y el ano.

Contraer y relajar:
Al hacer este ejercicio buscamos aumentar el flujo sanguíneo en nuestro miembro en el momento de la erección. La ventaja de realizar este ejercicio es que podemos ponernos manos a la obra en cualquier sitio. No necesitamos nada más que contraer y relajar el músculo. El número recomendable de series son cinco, con 24 repeticiones de contraer y relajar cada serie. Después de cada serie deberemos descansar cinco segundos. Si notamos que las repeticiones son demasiadas, podemos bajar el número hasta un total de quince. Podremos ir subiendo a medida que vayamos notando mejoría.

Respiración y contracción:
Es parecido al ejercicio de contraer y relajar con una diferencia. En este ejercicio añadiremos la respiración. Es muy importante estar relajado y tener una respiración tranquila. Empezamos el ejercicio con una contracción del músculo PC. Esta debe de hacerse gradualmente hasta que notemos que ya no es posible contraerlo más. Una vez así, trataremos de aguantar la respiración unos 20 segundos. Una vez pasado ese tiempo, ya podremos relajar nuestro músculo PC. Nuestro reto es conseguir estar unos 40 segundos manteniendo la respiración. Esto puede variar, ya que depende de nuestra capacidad pulmonar.

El tamaño del pene no importa

Ejercicios de estiramiento

Otra forma de conseguir un mayor tamaño consiste en hacer masajes y estiramientos. Esta técnica es utilizada por mucho tiempo. Más de dos siglos atrás ya contaban con estos ejercicios. Para hacer los masajes y estiramientos correctamente usaremos la mano con una determinada forma. Juntaremos el dedo pulgar con el índice para ejercitar nuestro pene. Para notar los avances es aconsejable ejercitas nuestro miembro tres días por semana. Con estas técnicas incrementamos la capacidad de nuestro pene para recibir sangre. Esto provoca que sus tejidos aumenten de volumen. Para ganar tamaño en largo y ancho tendremos que ejercitar el pene de diferentes maneras:

Ejercicios Jelquing
Este tipo de ejercicio es el más efectivo. Incluso mejor que otros medios menos naturales como pueden ser operaciones, bombas, tomar pastillas o usar extensores. Haremos esta tarea uno de cada dos días, ya que es también un músculo que necesita descanso. La clave de este ejercicio es que la sangre va a cada zona de nuestro miembro. Esto aumentara el flujo de la sangre en estado de mitad de erección, aumentando el tamaño de los tejidos.
Lo primero que debemos lograr es un estado de semi-erección. Para esto pondremos el pene en una toalla mojada en agua caliente. Al sujetar esta toalla rodeando nuestro pene por dos minutos experimentará una media erección.

Una vez en este estado y con la mano en la posición que hemos mencionado anteriormente comenzaremos. Con dichos dedos apretaremos nuestro miembro desde abajo hasta arriba. Es parecido al movimiento de ordeñar sólo que en este utilizaremos dos dedos. De este ejercicio podremos hacer cien repeticiones en 120 segundos.
Apenas pasados unos días notarás un cambio en el tamaño. La ventaja de este ejercicio es que los centímetros que consigamos hacer crecer a nuestro pene no los perderemos.

Ejercicio Jelqing seco

En este ejercicio es importante que nos movamos en un margen del 50 al 70% en el grado de la erección. Si vemos que tenemos el pene erecto en su totalidad, debemos parar hasta conseguir de vuelta ese margen del que hablamos. Es importante no conseguir una erección total, ya que nos podría causar lesiones. El pene durante los ejercicios debe tener algo de flexibilidad. No podemos eyacular antes de terminar el ejercicio.
Con las yemas del dedo índice y pulgar juntas sujetaremos el pene por la base. Con nuestra mano derecha estiramos el pene. Una vez estirado, con los dedos de la mano izquierda iremos desde la base hasta el otro extremo.

Debemos poner atención al calentamiento y estiramiento de nuestro pene. Los tiempos que debemos emplear para cada fase son:
Calentar: Durante seis minutos. Esta fase consiste en mojar con agua caliente una toalla. No muy caliente, ya que nos puede causar daños en la piel. La temperatura debe ser caliente, pero dentro sin que nos moleste. Con la toalla cubrimos el pene en los siguientes dos minutos. Repetir el ejercicio dos veces más.
Estirar: Otros cinco minutos. Para estirar nuestro miembro tenemos varias formas de hacerlo. Se trata de mover el pene desde la base en varias direcciones. Cómo si estuviéramos sacudiéndolo.
Jelqing: El tiempo del ejercicio será de diez minutos.
Enfriar: Para terminar, esta fase nos ocupará cinco minutos.

Preocupación por el tamaño del pene

Consejos

No debemos obsesionarnos con el tamaño de nuestro pene. Si es un tema que nos tiene muy preocupados, es aconsejable consultar la media de centímetros en nuestro país. Esto nos dará un mejor enfoque y datos para comparar. Una vez hecho esto, si seguimos queriendo conseguir un tamaño mayor, podremos hacer estos ejercicios. Si estamos muy por debajo de esa media, podremos ir a un especialista en busca de una opinión profesional. De esta manera sabremos qué opciones tenemos y podemos meditar acerca de cuál es la mejor para decidir. En el caso de tener un tamaño determinado no debe influir con el hecho de ser feliz. Si nos sentimos agobiados, puede que nos venga bien practicar 10 Técnicas para reducir el estrés.

Cuando hagamos estos ejercicios es importante respetar el día de descanso. No por hacer más nos crece antes o conseguiremos un mayor resultado. Como todo músculo, para crecer necesita descanso. El reposo es tan importante como el ejercicio en sí, por mucho que no lo creamos. Un músculo que no descansa no puede desarrollarse. Por eso es importante que respetemos el descanso y la cantidad de cada ejercicio. Así como el tiempo dedicado a cada uno de ellos.

Rutina

Una clave en estos ejercicios es la rutina. Para conseguir los resultados deseados necesitaremos paciencia y constancia. La ventaja de estos ejercicios es que podemos hacerlo a cualquier hora que estemos en casa. Tampoco nos tomará mucho tiempo cada sesión. Para llevar un control de los avances es importante que nos tomemos las medidas antes de empezar a hacer los ejercicios. Una vez medido el pene antes del primer día de ejercicio, nos lo mediremos cada 6 días. De esta manera sabremos cuántos centímetros habremos ganado con los ejercicios.

Es normal que la mejoría no sean grandes números, pero la clave es no abandonar. Si queremos saber si la cifra es buena, podemos sacar el porcentaje aumentado. Esa cifra es la que nos revelará el progreso de una manera objetiva. Ya que si nos quedamos con la medida en centímetros puede que no sea lo esperado. Pero un aumento del pene considerable en poco tiempo no es lo natural, ni tampoco lo más saludable.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.