Cómo ser divertido

0 112

Ser divertido es lo mejor para una persona puesto que tiene el don de tener muchas amistades o que está rodeado de muchas personas que lo buscan por su conversación amena y a la vez ocurrente para pasar momentos llenos de optimismo y vitalidad.

La persona divertida viene a ser muy atrayente porque irradia un aura de felicidad pura, donde se olvidan todos los problemas existentes y se cambia la posibilidad de mejorar el estado de ánimo de cualquiera que está pasando por una mala experiencia.

¿Quieres ser divertido? No es que te pases de listo, quieras llamar la atención en todo momento o volverte popular de la noche a la mañana, lo que irradia el ser divertido es lo carismático que puedes ser además de lo chistoso que pueden ser las ocurrencias que hagas.

El ser divertido nace con la persona cuya personalidad es jovial y llena de vida que es capaz de contagiar a las demás persona por ser tan atrayente y a la vez llamativo, llamando la atención de todo que que le rodea para querer convertirse en uno más de sus amistades.

Ser original en todo momento

Ser divertido no se trata de ser popular, porque ninguno de los dos conceptos es igual, aunque tengan algo semejante. La persona popular es la que llama siempre la atención en todo momento por ser bella y la divertida es la que atrae la atención por su simpatía y originalidad.

Ser divertido significa sacar ideas ocurrentes que hagan de las delicias de los que están en su entorno, con la facilidad de dar respuestas amenas y joviales a cualquier problema que se presente sin necesidad de tomarse la vida tan en serio como se presenta.

Cómo ser divertido

La vida al lado de una persona divertida puede ser de lo más natural y ocurrente porque cada momento del día están riendo e inventando nuevas estrategias para que todos a su alrededor puedan tener la particularidad de ser feliz en algún momento.

Todo va en mirar la vida de una manera divertida y hacer de los problemas no una preocupación constante sino más bien la diferencia de cómo enfrentarlos sin tener que sentir miedo con esperanza, fe y ganas de lograr lo que se propone siempre.

Nunca tratar de sobresalir, siempre ser natural

Lo importante de la persona divertida es que en ningún momento trata de sobresalir o de perturbar la vida de los demás sino más bien hacerla única, con un poco de felicidad con vivencias diarias imaginativas que logran que los demás cambien sus estados de ánimo.

Quienes tengan amistades divertidas cuentan con personas que ven la vida de un modo distinto con los mismos problemas que tienen todos, pero con la suficiente capacidad de lograr hacerles frente con armonía, diligencia y con otra perspectiva que le da una respuesta viable.

No es tomarse la vida de una manera abierta y desordenada, es saber hacer las cosas de manera afable para que los problemas que son muchos no sean adsorbidos de una manera tal que nos convierta la vida en un infierno y no podamos encontrar la salida al abismo.

Todo es cuestión del cristal como se mire y que la persona sea de un carisma natural para que llame la atención hacia los demás con tal magnitud que les cambie la vida de una manera especial y les llene de alegría aunque sea por breves instantes.

Lo mejor de dar felicidad

Lo mejor de ser divertido es que puedes dar felicidad a otros que estén pasando por un mal momento además de darles oportunidad para evadirse y trasmitirles tu emoción como manera de contagio y así se sientan un poco mejor de la tristeza que los embarga.

Además de ello, para ser divertido debes tener en cuenta:

  • Poseer un carisma especial que llame la atención de los demás hacia ti.
  • No desmayar y siempre tener una actitud positiva ante la vida.
  • Reír siempre y hacer que tu risa se contagie a los demás.
  • Tener ocurrencias disparatadas que hagan sentir bien a la gente.
  • No dejar que los demás estén tristes.
  • Tratar de cambiar el ánimo de las personas siempre.
  • Buscar motivaciones que te hagan siempre estar de buen humor.
  • Trasmitir tu estado de ánimo a los demás.
  • No dejar que la gente negativa te intente cambiar con sus muestras  de energía negativa.
  • Pensar siempre con la felicidad, la paz y la prosperidad por delante en un futuro lleno de nuevos retos.

Cómo ser divertido

El estar rodeado de amistades positivas

La persona que nace con el don de ser divertido siempre va a estar rodeado de gente que piensa de manera positiva y con nuevas ideas para tratar de mejorar la existencia de todo aquel que pertenece a su entorno o al menos dentro de su círculo de amistades.

Siempre anda con una aptitud motivadora lo que lo hace tener un carisma y donde gente atrayente encontrándose rodeado en todo momento de muchas amistades que tratan de tenerlo como amigo especial y lo llegan a invitar a todo tipo de evento que se presenta.

El rodearse de personas divertidas atrae una aura de positivismo enorme que provoca que las personas siempre tengan una actitud energizante y llena de vitalidad ayudando a que el estrés y el correr de las actividades del día a día sean menos monótonas y causantes de malestar.

¿Eres divertido? Comienza hoy a salir a buscar nuevos horizontes y amistades que entren a formar parte de tu círculo lleno de energía provechosa para el buen funcionamiento de tu vida y de aquellas personas que están contigo en todo momento a tu lado y con ganas de surgir.

Lograr que los demás te acepten como eres

Una de las ventajas de ser divertido es que los demás siempre te aceptan tal y como eres porque reflejas sinceridad, emotividad, dices las cosas tal cual son y nadie está por encima ni por debajo de ti, porque a todos tratas por igual sin distinción.

Las personas divertidas suelen ser muy acorde con lo que digan los demás, es decir, no les importa lo que se dice de ellas, porque toman con naturalidad que existen diferentes personas, diferentes caracteres, y además formas de ser que no encajan con su forma de ser.

Por ello, se mantienen a raya y son aceptados por todos tal y cual son de un manera acorde con las etiquetas y las normas de cortesía que existen dentro de algún círculo de amigos, los cuales vienen a ser los principales moderadores de los grupos que se forman en los diferentes ámbitos sociales.

Cómo ser divertido

Por ello, siempre están en cualquier lado que se les busque y rodeado de quienes los aprecian de verdad, ya que constantemente su forma de ser los mantiene como los populares, parte de un vínculo social agradado por quienes participan en él.

Nunca rayar en lo mediocre

La persona divertida no debe ser aquella mediocre que se burle de cualquier cosa, actitud o forma de ser de otra o que use esto como excusa para hacer bullying a los demás con intenciones de hacer sentir mal o que la otra persona tenga una autoestima baja.

Es importante tener claro las diferencias entre una persona divertida y una persona que se burla de los demás, la primera crea situaciones para tener el acceso a amistades sinceras mientas que la segunda raya en la mediocridad haciendo que se vea como idiota sin educación.

Amistad, cooperación, amor, unión son valores que hacen destacar a una persona que realmente tiene el don de la diversión convirtiéndose en esa persona especial con la cual todos quieren estar o mantener una amistad sincera y sin ninguna mentira de por medio.

Ten en claro entonces, que para que seas una persona divertida jamás debes reírte de tus compañeros o usarlos como motivos de tus hazañas burlescas, ya que eso es de cobardes y no de personas que poseen un carácter divertido y especial.

Establecer diferencias entre divertido y abusador

Divertido significa entretener con respuestas, acciones y actividades jocosas y muchas veces ocurrentes que producen felicidad y ganas de seguir escuchando a la persona que demuestra buen sentido del humor y está todo el tiempo con buena cara y una sonrisa en el rostro.

Abusador es esa persona que usa su forma de ser para burlarse de cualquiera sin sentido y con ningún respeto hacia el prójimo haciendo que la otra persona se sienta mal y no quiera ni siquiera salir a la calle en cualquier momento del día.

Existen muchas personas que son abusadoras y que quieren molestar a los demás en cualquier momento mientras que la divertida quiere que todos pasen un rato ameno, con sus ocurrencia y entretenimiento para que se sientan bien con él dentro del grupo y también fuera de él.

Así que piensa en las dos diferentes personas que se te demuestran y hazte un examen introspectivo para ver si en realidad perteneces a un tipo de persona o al otro y así estar más seguro de lo que estás haciendo o de cómo te diriges a tus compañeros de ahora en adelante.

El alma de la fiesta

La persona divertida suele ser el alma de la fiesta en todo evento al cual es invitado, o en cualquier parte donde se encuentre además siempre está feliz y con una gran sonrisa con la cual recibe a todos alrededor fomentando la amistad sincera entre todos.

Es importante resaltar que además de todo al final quienes se sienten agradecidos por todos son las mimas personas que son joviales, puesto que reciben la atención de todos en cada momento y cuando falta se siente un vacío en el grupo al cual pertenece.

La persona divertida tiene más populismo que la que es bella o más popular, gracias a que muchas veces llama la atención a sus acciones llenas de dinamismo y sencillez, pero con un profundo sentimiento de sinceridad perpetua que los hace estar feliz.

Nada dejan al azar, por lo que siempre los verás de muy buen humor, por ello si te consideras dentro de este grupo de personas divertidas estás dentro de los privilegiados que ven la vida con un toque de humor, libertad, felicidad y sobre todo una enorme paz en sus corazones.

Ser buscado por los amigos

Siempre que puedan las personas van en la búsqueda de aquellas divertidas para sentirse bien y encontrar la felicidad, ya que en algún momento se sienten tristes y con ganas de llorar, lo que al escuchar a quien le haga reír puede hacer que cambie su estado de ánimo.

Por ello el privilegio de las personas divertidas es ser buscadas por todos para llenarse de toda la energía positiva, vitalidad y fuerza que irradian hacia el exterior ofreciendo esa forma de ser con sencillez y todo el amor del mundo para dar.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.