Cómo ser una pareja perfecta

0 150

Poder permanecer al lado de otra persona durante mucho tiempo es una de las metas cruciales que planteamos desde el comienzo de la vida, reforzándola durante la edad adulta. Para conseguir este cometido debemos comenzar a trabajar desde que estamos solteros y hasta que encontremos a ese otro ser. Con este esfuerzo estaremos garantizando más adelante ser una pareja perfecta.

El término “pareja perfecta” puede llegar a sonar bastante comprometedor, sobre todo cuando se quiere conseguir sinceramente. Lograr la excelencia en el comportamiento de la vida diaria, como para mantener a nuestro lado a él o ella eternamente, requiere de mucha dedicación.

Sobre todo hay que pensar detalladamente en el hecho de que la perfección puede ser un término muy surrealista, ya que mientras tu afirmes que la estás llevado bien, la otra persona puede que no lo sienta de esa manera. Es por ello que hay que llegar a un punto central donde las condiciones y pensamientos sean lo más parecido entre ambos en cuanto a su relación.

Cómo ser una pareja perfecta

De manera general, hay algunos detalles que puedes cumplir que te harán sentir, y a tu compañero, como una pareja perfecta. Es así como obtendrás una relación estable por mucho tiempo, que ante los ojos del mundo no tiene problemas, pero que entre ustedes conocen que si los hay, aunque igualmente saben la forma ideal de resolverlos y sobre todo de mantenerse realmente unidos.

Existen diferentes etapas

Al iniciar nuestra relación perfecta debemos de estar conscientes de que a través del paso del tiempo la misma irá evolucionando, y nosotros con ella. Ambos miembros de la relación deben estar sumamente atentos ya que no es lo mismo el comienzo, que 10 o 20 años después.

El distinguir etapas los enseñará a ser una pareja perfecta desde el principio. No quiere decir que estemos cambiando del todo, simplemente que cada día es distinto y debe vivirse como tal. Hay que saber que todos vamos creciendo, aunque no literalmente en todos los aspectos, por lo que juntos asimilarán lo que está sucediendo.

Las etapas y lo rápido que ocurran dependerán de cada relación. Lo importante es que ambos se den por enterados y que no dejen que por los cambios se llenen de energía negativa que pueda separarlos. Un secreto para ser una pareja perfecta es asimilar que todo no será siempre igual.

Sean auténticos

Ahora que han asimilado las diferentes etapas el segundo paso y uno de los más importantes es la autenticidad. Si ambos están dispuestos a compartir sus vidas, no puede ser ocultando lo que somos realmente. Hay que ser lo más reales posible ya que de lo contrario, cuando salga la verdadera personalidad con el tiempo, se pueden llevar una desagradable sorpresa.

Ser auténticos los ayuda a amarse de la forma más sincera posible. Es la manera más fiel de garantizar ser una pareja perfecta, ya que las imperfecciones podrán ser cubiertas muy fácilmente, debido a lo que ambos son como seres humanos.

Igualmente cada uno debe agradecer lo que es el otro verdaderamente. Ya que de no ser así podríamos ocultar las diferentes personalidades por miedo a perder a la otra persona. Recibe y, sobre todo, dar amor al ser autentico que tienes frente a ti y que has elegido para tener una relación de pareja perfecta.

Mantener la individualidad

Podemos amar en extremo a una persona, pero no podemos permitir que este amor consuma nuestra autenticidad, ni tampoco lo que somos como individuos. Si él o ella se enamoraron de ti es porque tienes algo en tu esencia que te hace sobresalir del resto del planeta. Si perdemos ese pequeño detalle estaremos consecuentemente perdiendo nuestra relación.

Por este motivo debes mantenerte individual, con tus gustos, tus opiniones, tus deseos y tus metas personales. Todo lo anterior puede ser compartido con tu pareja, pero lo fundamental es que no dejes que la relación entre ambos haga que se transformen en clones, uno del otro. La autoestima es clave para ser uno mismo.

La preocupación entre ambos

Es primordial que ambos miembros logren expresar las preocupaciones que tienen el uno por el otro. Es muy difícil afrontar el sentimiento de que la otra persona no se interesa realmente por lo que sentimos, nos sucede o estamos haciendo.

Por ello para ser una pareja perfecta hay que preocuparse de los detalles, pero sin asfixiar al otro. Debemos permitirnos conocer sus gustos, saber por los problemas que pasa en los que nosotros no estamos involucrados y, más importantes aún, demostrar el significado que tienen en nuestras vidas mediante las inquietudes.

Piensa en sus metas

Dentro de la preocupación entre ambos esta precisamente el conocer sus sueños y metas. Debes de apreciar lo que esa persona consigue a lo largo de su vida, ya que cada uno de sus logros deben sentirse como tuyos así no estés involucrado directamente.

La felicidad que esa persona siente cada vez que consigue pisar un nuevo escalón en su vida, independientemente del campo en que lo logre, es algo que debe ser compartido por ambos. Conoce lo que se propone y ayúdalo a conseguirlo con un verdadero apoyo. De esta forma puedes complementar la existencia de la relación y por supuesto esperaras que él o ella hagan lo mismo en tu caso, para así poder establecer como una pareja perfecta que viven y sueñan juntos.

Sueños juntos y sueños separados

Por preocuparte por sus metas no te queremos decir que te olvides de las tuyas propias. Recuerda que ambos están juntos para cuidarse y que perfectamente puedes luchar por tus sueños individualmente hablando. No todo tiene que ser con él o ella, no todo es para el crecimiento de ambos, también puede ser para tu propio crecimiento y por ello no serás egoísta, ni te harás una mala pareja.

Cómo ser una pareja perfecta

Los terceros sobran

Puede sonar complicado el hecho de que los demás no tienen por qué interferir en tu relación de pareja. Parte de la perfección de una relación está establecida por no dejar que terceros emitan opiniones con respecto a su vínculo.

No importa quién sea esa otra persona, puede ser un familiar o un amigo muy cercano, su deber es mantenerse alejado y tu derecho es el poder reservarte lo que prefieras. Esta debe ser una regla fundamental, el no dejar que otros se entrometan. Si la establecemos de una manera firme estaremos consiguiendo poco a poco ser una pareja perfecta y sobre todo sin la posibilidad de que nadie ajeno la destruya.

Mismas responsabilidades

Desde que comienzas la relación debes establecer algunas responsabilidades que con el tiempo se irán acrecentando, dependiendo de los unidos que estés ambos. Ha quedado en el pasado que los hombres están hechos para algunas cosas y las mujeres para otras muy distintas. Hay que ser conscientes del siglo en el que estamos y que por ellos ambos tenemos los mismos derechos y deberes.

Las responsabilidades pueden establecerse de modo personal, con reglas que ambos sigan por igual. Igualmente pueden estar ligadas  a los deberes del hogar o a las tareas que debe cumplir cada uno. Lo importante es que haya un equilibrio entre todos estos aspectos para poder ser una pareja perfecta.

Comuníquense sinceramente

Uno de los pasos fundamentales para poder ser una pareja perfecta es logar enviar y recibir los mensajes adecuadamente, es decir, alcanzar una buena comunicación. Créenos que sin esta, por más que lo intenten, no lograran llegar a absolutamente nada.

El comunicarse es fundamental para poder alcanzar cada uno de los pasos y caminar juntos en la vida. De lo contrario cada vez que tengan un problema se estancarán en cómo deben resolverlo, debido a que ninguno ha dejado claro sinceramente lo que siente con respecto a lo sucedido.

Con respeto pueden decirse las cosas en los momentos que nosotros sintamos que son los más adecuados. No dejemos nada guardado, no nos quedemos callados por miedo a no ser comprendidos, no omitamos situaciones importantes de la vida. De hacerlo estaremos rompiendo la comunicación y como consecuencia nuestra relación.

No discutan por las redes

Una parte fundamental de la comunicación es la que tiene que ver con las redes sociales. En la actualidad todo gira en torno a los diferentes sistemas de mensajería instantánea y por ello tendemos a ser más sinceros de esta forma en particular, en lugar de hacerlo en persona. Esta situación no podemos dejar que ocurra ya que iremos consumiendo lo que hemos establecido con ese otro ser.

Los problemas o dificultades no pueden ser compartidos por los medios, deben resolverse en persona y sin que todo el mundo esté involucrado. Igualmente si tienes algo que decir dilo frente a él o ella, mirándolo a los ojos, ya que es lo menos que se merece por todo el amor que dicen tenerse.

Reconcíliense antes de dormir

Otro aspecto que no debes olvidar a la hora de formar tu pareja perfecta y sobre al comunicarse es la reconciliación. El bienestar que siente el organismo ante la resolución de los problemas justo antes de dormir es algo increíble. Sobre todo porque al hacerlo habrá una relajación bastante notoria por parte de ambos.

Si esto no se hace como es debido ambos sentirán que guardan rencores que en un futuro pueden llegar a salir y perjudicar la relación desmedidamente. Conversen antes de finalizar el día, ya sea para contarse anécdotas, para amarse por medio de las palabras o para resolver los problemas que los han estado afectando.

Admiren lo positivo

Si solo estás con esa persona para sacarle sus defectos en cara todo el tiempo, no tienen nada que hacer allí ninguno de los dos. Es fundamental que ambos aprecien lo positivo del otro y lo resalten cuando es necesario ya que por esos motivos precisamente es que están juntos.

Cómo ser una pareja perfecta

Pueden ser sus características físicas o emocionales, no importa de qué tipo, lo que interesa es que ambos estén consiente de que tienen algo bueno que aportar y sobre todo de que el otro es capaz de notarlo. La pareja perfecta es aquella que ve los defectos y no les afectan, pero también es la que ayuda a resaltar todo lo positivo que tienen ambos.

Ser feliz sin pareja pero querer compartir todo con la otra persona es un secreto muy importante.

Más que amor, una amistad

Ya después de que ha trascurrido un tiempo te darás cuenta de que esa persona se ha convertido en más que tu pareja, es decir en tu amigo o amiga. Con esa persona debes tener la confianza suficiente como para expresar tus emociones libremente, debes igualmente sentir que hay un apoyo constante y que cada momento será distinto por poder compartir juntos. Eso es para entrelazar el amor con amistad y de esta manera conseguir ser una pareja perfecta.

La idea es que sientas que esa persona es una combinación de todo lo que has buscado en la vida, quizás no lo sea, pero el amor hace que lo creas así. Por ello hay que esforzarse por encontrar lo que ambos están buscando, una pareja perfecta con la cual puedes sentirte plenamente satisfecho y un amigo que estará contigo en cada momento de tu vida fielmente.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.