Cómo usar un delineador de labios

0 191

Una vez que aprendamos a usar un delineador de labios estaremos preparadas para hacernos un maquillaje muy especial. Tanto porque la boca es de particular atención en nuestra cara. Así como es símbolo por naturaleza de nuestra sensualidad. Por lo que un perfecto delineado en nuestros labios marca la belleza natural y la femineidad de nuestro rostro.

Usar un delineador de labios es uno de los procedimientos más sencillos cuando nos maquillamos. Además, es una estupenda manera de resaltarnos y/o cambiarnos de estilo en pocos minutos. Por lo que aplicarnos delineador en los labios puede hacerse de varias formas. Por ejemplo, aplicándonos color como manchas sencillas. O bien, como combinaciones de delineador de labios con barras labiales y brillos.

Elegir un tono adecuado de delineador de labios lo vamos a lograr tomando en cuenta nuestras propias características. Es decir, debemos considerar nuestro color de piel. Porque así, el delineado será un complemento que resalte la belleza natural de nuestros labios. Para lo que en la actualidad tenemos infinidad de delineadores en el mercado. No obstante, los delineadores de labios definen nuestra boca. Contribuyendo al mantenimiento de la barra que usemos en nuestro maquillaje. Por lo que ayudará a que este sea más duradero.

Preparación perfecta antes de usar un delineador de labios

El punto cardinal de un maquillaje ideal son unos labios bien delineados y con color. Independientemente de que preservemos su apariencia natural. Si queremos lograr un maquillaje suave. O bien, si usamos un tono de gran intensidad. Ya sea, de color en tonalidades mate o brillante.  Lo cierto, es que unos labios bien delineados son de un atractivo insuperable. Más aún en nuestros tiempos donde el mercado cosmético ofrece gran cantidad de productos de calidad. Por eso, las siguientes consideraciones nos serán de mucha utilidad a la hora de usar un delineador de labios.

usar un delineador de labios

  1. Si elegimos barras de labio que tengan consistencia blanda

Luciremos unos labios con una apariencia brillante y sedosa. Estos, además son adecuados para todo tipo de labios. Pero, son todavía más indicados para aquellos que tienden a la resequedad.

  1. El maquillaje labial mate es más duradero

Sin embargo, puede acentuarnos las arruguillas en nuestros labios. Así, que cuidado cuando los elijamos.

  1. Barras de brillo perlado

Si de querer enmascarar arrugas se trata. Estas son las ideales a seleccionar.

  1. Los gloss o brillos para labios

Realmente son fenomenales. Porque le otorgan a nuestros labios un aspecto voluminoso y sensual. Debido a que los hacen ver mucho más tersos y grandes. Solo que tienen la desventaja de que duran menos tiempo que otras presentaciones labiales.

  1. Usar un delineador de labios perfecto

Es aquel que armonice con el color del labial que hemos elegido. Ya que, es el que nos permitirá perfilar y corregir el contorno de nuestros labios. Al mismo tiempo que podemos aplicarlo en superficies amplias delos mismos. Por ejemplo, si queremos hacer nuestro maquillaje más duradero. Entonces, debemos pintar a totalidad nuestros labios con el delineador. En tal caso, lo que debemos tomar en cuenta es que no es muy apropiado si tenemos los labios resecos.

  1. Apliquemos un brillo transparente sobre los labios

Una vez que hemos terminado. Y ya hemos aplicado la barra de color en los labios. Porque así lograremos tonalidades mucho más intensas. Haciendo que nuestros labios tengan una apariencia muchísimo más llena.

Cómo lucir unos labios fenomenales

Cuando estamos eligiendo el tono que usaremos en los labios debemos considerar varios aspectos. Si nuestra piel es muy clara, tenemos muchas pecas o nuestro cabello es muy rubio. Lo mejor es que usemos un tono rojo brillante. Porque nos favorecerá mucho. Debido a que es muy llamativo. Claro está, que debemos delinear la forma de nuestros labios de forma bien equilibrada. Lo que quiere decir que no nos quede muy estrecha. Pero, tampoco exorbitante. Asimismo, en este caso podemos optar por utilizar un tono claro de color coral. Pues, el resultado de seguro será muy elegante.

Si nuestra piel es clara y nuestro cabello de algún tono rubio medio o ceniza. Entonces, los colores de tonalidad rosa nos vienen muy bien. Por ejemplo, el fucsia de tonos claros, el beis natural o un albaricoque. Pero, si nuestra piel es de tono oliváceo. O bien, nuestro cabello es de algún tono oscuro. Lo mejor es que utilicemos labiales de colores violetas. Por ejemplo, colores ciruelas o rojitos cálidos. Porque necesitamos crear armonía con nuestra tez.

usar un delineador de labios

Usar un delineador de labios paso a paso

1er paso

Sobre nuestros labios bien limpios vamos a aplicar una ligera cantidad de base. De esa manera, el color de la barra labial quedará y se mantendrá mejor fijada.

2do paso

Cuando las comisuras de nuestros labios tienen tendencia a curvarse hacia abajo. Lo mejor es aclararlas aplicando un iluminador. O bien, un corrector de tono más claro que el color de nuestra piel. También, podemos utilizar una base de maquillaje clara. Ya que, la transición que hagamos debe ser suave. Porque el objetivo es lograr que nuestra expresión se torne un poco más positiva. Debido a que las comisuras tienden a alzarse o levantarse.

3er paso

Usar un delineador de labios para corregirlos. Así, obtendremos un contorno labial más equilibrado. Por lo que precisaremos trazar líneas auxiliares. Para ello, consideremos que el punto ideal de partida es el arco de cupido. Para lograr una adecuada y equilibrada corrección. Por eso, cuando comencemos la corrección debemos comprobarla forma de nuestro arco. Es decir, detallar si es más anguloso o redondeado.

4to paso

Cuando nuestro arco de cupido es de apariencia muy ancha. Lo ideal es que corrijamos un poco. Trazando el delineado por dentro del contorno de nuestros labios.

Si nuestro arco de cupido es de apariencia muy estrecha. Entonces, debemos usar un delineador de labios para corregir un poco por fuera del contorno.

En caso de que no tengamos arco de cupido. El objetivo de usar un delineador de labios va a ser para moldearlo. Añadiendo 1 o 2 mm solamente. De esa manera, lograremos un cambio verdaderamente decisivo.

5to paso

Perfilemos de arriba hacia abajo unas líneas auxiliares pequeñas en la comisura de nuestros labios. Para ello, debemos mantener la boca bien abierta. Evitando pintar por fuera de la comisura. Ya que, quedaría muy ancho el contorno de nuestros labios.

Ahora, debemos trazar las líneas auxiliares finales. Lo que debemos hacer con la boca cerrada. Delineando el labio inferior en el centro de su borde. Lo importante, es que sea relativamente corta. De modo que podamos hacer las correcciones de las líneas laterales posteriormente. Luego, vamos enlazando entre sí cada una de las líneas auxiliares. Lo que hará que corrijamos simultáneamente la forma de nuestros labios. Si su apariencia es muy picuda, debemos redondear un poco todo el contorno de nuestros labios. Teniendo en consideración que no debemos trabajar saliéndonos más allá de la línea superior del contorno. Ya que, no es correcto que se vea nada de piel entre el maquillaje que hemos aplicado con la barra y el contorno previamente dibujado.

Si nuestro labio inferior es demasiado ancho. Debemos trazar la línea por dentro del contorno. Ya que, en este caso debemos hacer que el labio logre una apariencia más delgada. Igualmente, esta estrategia nos sirve para hacer que un labio inferior anguloso, gane un aspecto más redondeado

Un truco para que podamos conseguir un efecto cargado de mucha naturalidad. Definitivamente, lo mejor es armonizar el color de nuestro delineador con el de la barra labial. Luego, vamos sombreando un poco con un bastoncillo o hisopo de algodón.

6to paso

Cuando nuestro labio superior es mucho más estrecho que nuestro labio inferior. Lo mejor es aplicar barra de labios un poco más clara y brillante en el labio superior. Mientras que, en el arco de cupido vamos a aplicar poco de iluminador.

Pero, si nuestro labio superior es demasiado ancho con respecto al labio inferior. Entonces, debemos usar un delineador de labios más oscuro y de tono mate. Sin iluminar el área de arco de cupido.

7mo paso

Cuando queremos darle a nuestros labios una apariencia llena y carnosa. De esas que proporcionan un aspecto muy sensual. Entonces, debemos usar un delineador de labios para cada contorno. Es decir, trabajemos con dos tonalidades diferentes de delineador. Por un lado, un color de delineador debe corresponderse con el color de la barra de labios. Mientras, el otro color del delineador debe ser levemente más oscuro. Entonces, vamos dibujando el contorno de la comisura de nuestra boca con ese delineador de tono más oscuro. Posteriormente, vamos a sombrearlo de sombra ligera. Después, vamos a usar un delineador de labios más claro para pintar el resto del contorno. También, vamos a aplicar un delicado sombreado.

Ahora vamos a aplicar el color por medio de un pincel. Ya que, cuando las comisuras de nuestros labios están sombreadas de un tono un poco más oscuro. Entonces, nuestra boca tendrá una apariencia mucho más llena y voluminosa.

8vo paso

Finalmente, con un pañuelo de celulosa de uso cosmético vamos a aplicar el polvo transparente. Este puede ser suelto o compacto. Lo importante es que vamos a aplicarlo sobre nuestros labios. De esa forma, haremos que nuestro maquillaje sea aún más resistente. Sobre todo si luego vamos a dar una segunda capa de barra de pintura labial.

Algunos consejos para que nuestro delineador labial dure mucho más

Cuando vamos a usar un delineador de labios, la idea es dar con el maquillaje perfecto. Por eso, es importante que identifiquemos nuestro mejor color básico para nuestros labios. Esto debemos hacerlo sin maquillaje. Para ello, debemos saber que los tonos neutros ideales son de color piel, ros beige, rosa chocolate, marrón rosáceo, morado y caoba. Lo importante, es que de ellos elijamos el tono que más se acerque al color original de nuestros labios. Porque ese color neutro es el que le va bien a nuestro rostro sin maquillaje. Por ende, es el más apropiado para uso cotidiano. Por lo tanto, no debe tener aspecto ceniciento, anaranjado o rosado. Sino que debe mejorar el tono natural de nuestros labios. Obviamente, hay mujeres que necesitaremos más color que otras. O bien, nos queda mejor un determinado tono con respecto a otro.

Lo cierto es que podemos identificar nuestro delineador y nuestro labial ideal. Seleccionando aquel que realza la apariencia natural de nuestra piel. Al mismo tiempo, que reafirma nuestros atributos. A partir de ellos podemos jugar con los colores que nos satisfagan. Haciendo el maquillaje más elegante y dramático. Ya que, en los diversos matices encontraremos el look perfecto para cada ocasión.

  • De los productos labiales unos son más duraderos que otros. Aunque algunos delineadores son más secos que otros. Por lo que es indispensable una buena técnica de maquillaje que le dé vida a nuestros labios.
  • Elijamos usar un delineador de labios que tenga el mismo tono que el color de nuestros labios. Si de delineado y relleno completo se trata. Porque de esa manera estaremos haciendo una base que contribuye a fijar en los labios el color que vamos a aplicar. Por eso, encima debemos añadir la barra de labios. Esto creara una barrera cerosa.
¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.