Cómo vomitar

Cómo vomitar
por | 305

Vomitar es una acción que muchas veces hemos realizado por desgracia, ya que es algo que forma parte de la vida cotidiana en incontables ocasiones. Vomitar consiste en expulsar de una manera normalmente algo violenta los jugos gástricos del estómago, incluyendo la comida que estos contienen.

Lo que ocurre con esto, es que normalmente es una acción desagradable que a nadie le gusta hacer. Sin embargo, como todas las acciones que pasan en nuestro cuerpo, vomitar tiene su razón y si lo hacemos es por algo sin duda alguna.

El cuerpo vomita normalmente para aligerar la digestión si por alguna razón tenemos demasiada comida o bebida dentro del mismo estómago. También es capaz de vomitar cuando se produce un corte de digestión, algo que ocurre al realizar mucho ejercicio, demasiado ejercicio diría yo.

Sin embargo, lo que pasa es que muchas veces queremos vomitar pero nos resulta un tanto imposible, ya que digamos que estamos al borde de hacerlo, pero no hemos llegado todavía a ello. El problema con esto es que sin duda nos resultará doloroso, ya que tenemos el estómago totalmente colapsado y queremos vomitar, pero no hemos podido.

Sin embargo, esta no es la única razón por la cual vamos a querer vomitar, ya que hay muchísimas más razones para hacerlo. Muchas veces hemos bebido demasiado alcohol y vomitar puede evitar males mayores, como por ejemplo un coma etílico entre otras cosas.

Si eres una persona que ha querido vomitar alguna vez y no ha podido, no te preocupes nunca más, ya que vamos a ver cómo podemos vomitar fácilmente y de varias maneras, algo que te servirá sin duda para las próximas veces en las cuales tengas ganas de vomitar y por la razón que seas no puedas hacerlo.

Meterse los dedos

La primera forma que vamos a explicarte para vomitar, es una muy clásica forma de hacerlo, clásica además de sencilla. Esta forma de hacerlo es meterse los dedos, es decir, meterse los dedos en la garganta y empujar hacia adentro. De esta forma digamos que vamos a estimular una especie de membrana que tiene el cuerpo para forzar el vómito y vomitarás.

Eso si, no es nada fácil. Lo primero es que nos costará un poco meternos nuestros propios dedos ahí, ya que es algo asqueroso hablando en plata. En segundo lugar, cuando hacemos esto vamos a notar cómo el cuerpo no vomita de inicio, sino que primero tendrás unas arcadas y eructos para expulsar los gases. Lo que nosotros tenemos que hacer es continuar con la tarea hasta que consigamos llegar a vomitar, algo que no es tan complicado como parece.

También en otras ocasiones tendremos que meter los dedos a otra persona, algo desagradable, pero necesario cuando la persona está borracha. Esto lo debes hacer de una sola vez y una vez que le de una arcada, quitar la mano y dejarle suficiente espacio para que vomite todo y no te lo eche encima por supuesto.

Beber líquidos

El segundo paso que vamos a explicar a la hora de forzar el vómito es la de beber líquidos. Cuando metemos líquidos en exceso en el estómago, lo que vamos a lograr es que se estimule el vómito, ya que vamos a tener el estómago colapsado y nos va a permitir echarlo todo de una vez.

Coge una botella de agua y bebe todo el agua que puedas, llenando el estómago lo máximo posible. También trata de beber muy rápido, ya que cuanto más rápido logres beber, más posibilidades habrá de vomitar todo después.Una vez lo hayas hecho, sólo deberás esperar un poco hasta echarlo todo de golpe y así poder vomitar.

Te darás cuenta que lo primero que echarás es el agua, sin embargo, este agua será sólo el principio, ya que después de eso vendrá la vomitona de verdad con todo lo del estómago. Una vez que hayas estimulado el vómito, ya el cuerpo lo echará todo y te quedarás completamente a gusto, echando todo el vómito que tengas que echar.

Tomar café con sal

Seguro que alguna vez habías escuchado algo sobre el café con sal, ya que se lleva usando como remedio casero para vomitar en las borracheras desde hace muchísimo tiempo. Lo que ocurre con el café con sal es que no es un mito, sino que es totalmente cierto y además respaldado con la ciencia.

Cuando metemos algo muy ácido y además de mal sabor al cuerpo, automáticamente se va a producir una reacción, una reacción que lo que va a hacer es que vomitemos de forma violenta con dar un par de tragos al café.

Este café te lo sirven en cualquier bar si explicas la situación. En el bar te pondrán el café normal y después de eso te darán un salero, para que eches sal encima del mismo. Echa mucha sal, para que se produzcan arcadas y vomites, ya que esa es la idea. Después de eso, bebe el café rápidamente, ya que así las posibilidades de vomitar van a ser mucho mayores que si lo bebes de una forma lenta y controlada.

Como ocurre con el agua, una vez que estimules el vómito de una forma, va a ser relativamente fácil echarlo todo de una sola vez, así que no dudes en que el café con sal es uno de los mejores remedios que existen a la hora de provocar un vómito.

Dar vueltas sobre sí mismo

Al igual que ocurre con el tema de meterse los dedos dentro de la garganta, muchas veces los remedios más sencillos son los más efectivos. En este caso, otro remedio sencillo y poderoso es el de girar alrededor de uno mismo para provocar el vómito, sin duda una idea genial que además de ser sencilla, es efectiva.

Cuando damos muchas vueltas, lo que vamos a hacer es marearnos,ya que el líquido de los oídos que controla el tema del mareo va a seguir girando, algo que permitirá que nos sintamos mal y vomitemos. Trata de dar las vueltas lo más rápido posible, como si fueras un niño y rápidamente empezaremos a vomitar.

Se que quizás hacer esto pueda ser un poco duro, sin embargo, tienes que saber que muchas veces hacer algo que no nos gusta es necesario y que nos proporcionará un bien mucho mayor. En este caso, dar vueltas sobre uno mismo es desagradable, pero una vez que vomitemos, la situación en tu cuerpo va a ser mucho más agradable.

Hacer ejercicio en exceso

Muchas veces hay que hacer las cosas que no están recomendadas en el tema de estómago para vomitar, ya que si lo que queremos es vomitar, quizás lo que tenemos que hacer es forzar un poco más la máquina. Es de lógica pensar que si no llegamos a vomitar, es que aún no hemos forzado demasiado el vómito y es hora de hacerlo.

Aunque te sientas pesado, trata de hacer mucho ejercicio, como si te fuera la vida en ello. La reacción del cuerpo va a ser vomitar casi de forma inmediata, algo lógico, ya que lo que ocurre en este caso es que se ha cortado la digestión.

Al haber un corte de digestión, normalmente se produce la reacción al vomitar, así que provocarlo aunque normalmente no esté recomendado, en este caso es un buen remedio, siendo mejor en este caso la enfermedad el propio remedio de la enfermedad irónicamente.

Beber refrescos

Vamos a continuar un poco con las ironías. En este caso, vamos a hablar de cómo beber refrescos puede forzar el vómito. Una de las principales razones por las cuales la gente vomita es porque ha acidificado el estómago en exceso. Esto lo que produce es que el estómago es tan ácido que debe expulsar el ácido jugo gástrico para equilibrar el PH.

Si tomamos refrescos, las burbujas y el azúcar en grandes cantidades van a provocar una adicificación masiva del estómago, algo que hará que echemos todo lo que llevamos dentro porque vamos a aumentar tanto la acidez, que el cuerpo lo tendrá que echar todo para mantener una salud normal.

Además tenemos que tener en cuenta otra cosa. Si hemos mirado bien el remedio de beber muchos líquidos, nos daremos cuenta que los refrescos son líquidos. Por este motivo, beber refresco en grandes cantidades sin duda nos va a ayudar a echarlo todo, ya que no sólo vamos a acidificar el estómago, sino que vamos a sobresaturarlo de líquidos.

También hay otros remedios para provocar el vómito, como tomar algún producto que nos provoque el vómito o incluso comer más comida. Sin embargo, con los remedios que te he puesto arriba seguramente te resulten más que suficientes para poder empezar con esto, provocar el vómito y eliminar todo lo malo que hay en tu estómago, algo que sin duda es necesario para que puedas tener otra vez una buena salud.

También te recomiendo el artículo de cómo ayudar a vomitar, un artículo similar a este, pero con un matiz diferente, orientado más a ayudar a otra persona que a vomitar uno mismo.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *