Respuestas Específicas a preguntas sobre la Salud. Encuentra la respuesta a tu pregunta sobre la temática Salud de la mano de Expertos

Cómo curar la gingivitis

0 22

La gingivitis es una enfermedad que afecta a las encías, y que muchas más personas de lo que creemos llega a sufrirla. La salud bucodental también es muy importante, por tanto, es conveniente que acudas a tu dentista para realizarte al menos una revisión al año, y no acudir a él sólo cuando te duela algo.

Es conveniente que prestes atención a los síntomas que puedan indicarte que estás padeciendo alguna enfermedad bucodental, como es el caso de la gingivitis. Muchas de ellas hay que curarlas cuanto antes para evitar que se conviertan en un problema mucho peor. Como en una periodontitis o incluso, hasta perder alguna pieza dental.

Si deseas saber cómo detectar la gingivitis y cómo curar la gingivitis, presta atención a este artículo de saludrespuestas.com donde vamos a enseñarte todo lo que necesitas saber sobre la enfermedad y qué puedes hacer para curarla.

Qué es la gingivitis

La gingivitis es una enfermedad bucodental que afecta a las encías inflamándolas. Esto se debe a la presencia de bacterias en la boca y que llegan a introducirse en las encías y en los dientes.

Qué causa la gingivitis

La gingivitis se produce debido a una acumulación de depósitos de placa en los dientes. Si estas placas no se limpian ni se eliminan se van volviendo cada vez más grandes, profundas y duras, llegando a convertirse en sarro y quedándose atrapado en los dientes.

Tanto las placas de depósitos como el sarro producen irritación en las encías e incluso llegan a inflamarse debido a las toxinas y a las bacterias que estos depósitos producen.

Aunque la causa principal de la gingivitis es la acumulación de depósitos de placa debido mayormente a una mala higiene dental, lo cierto es que también existen otras causas que pueden aumentar el riesgo de que se produzca una gingivitis: el uso de algunos medicamentos, como las píldoras anticonceptivas, la fenitoína, y el bismuto; tener los dientes mal alineados,  los bordes ásperos de las obturaciones,  o la aparatología oral mal puesta o sucia (como las prótesis, los puentes o los correctores dentales); el embarazo; tener diabetes no controlad; y algunas enfermedades o infecciones en todo el cuerpo (conocidas como sistémicas).

Qué síntomas presenta la gingivitis

Fuente foto: http://www.vmdental.com

Debemos estar atentos ante algunos de estos síntomas, ya que aunque también pueden ser síntomas de otras enfermedades bucodentales, también son los síntomas más llamativos de la gingivitis: presentar un sangrado de las encías (incluso aunque pases el cepillo de forma muy suave), encías sensibles únicamente al tacto, tener unas encías de color rojo brillante o de un color rojo púrpura, tener las encías inflamadas, tener algunas úlceras bucales, o que tus encías tengan un aspecto brillante.

Qué hacer si tengo gingivitis

Lo primero que debes hacer si crees que puedes tener gingivitis o algún otro tipo de enfermedad bucodental, es acudir a tu odontólogo ya que será él el que mejor pueda identificar tu problema, diagnosticarlo correctamente y recomendarte el mejor tratamiento para tu problema.

Tu dentista examinará tu boca y dientes y busca de signos de gingivitis, como tener una encía blanda, inflamada o de color rojo brillante o rojo púrpura. A continuación se fijará si tienes depósitos de placas o sarro en la base de los dientes.

Es muy importante acudir al odontólogo, ya que con la ayuda de un explorador podrá saber si solo tienes un caso de gingivitis o en cambio presentas una periodontitis, la cual es una infección grave de las encías.

En casos graves pueden realizarse, además de la exploración, algún tipo de examen adicional, como una radiografía de los dientes, gracias a la cual se puede confirmar o no que la inflamación ha llegado a las estructuras que soportan a los dientes.

Cómo curar la gingivitis

Para tratar la gingivitis es muy importante disminuir la inflamación.

En este caso, el odontólogo o el higienista dental procederán a realizar una limpieza profesional de la boca y de las encías, eliminando toda la suciedad acumulada y los depósitos duros de sarro. Además este puede enseñarte cómo se debe cepillar los dientes correctamente, además de cómo usar el hilo dental correctamente.

Por otro lado, el odontólogo puede hacer otras recomendaciones, como por ejemplo: comenzar a reparar los dientes desalineados, reemplazar ciertos aparatos dentales u ortodóncicos, realizarse una limpieza dental profesional una, dos o más veces al año, y usar enjuagues bucales de tipo antibacteriano. En caso de gingivitis que se repiten continuamente el odontólogo puede considerar que tengas algún otro tipo de enfermedad o trastorno que estén relacionados con la gingivitis.

En casos muy graves de infección e inflamación, es posible que el odontólogo recomiende y recete algún tipo de medicamento antibiótico para tratarla.

Después de la limpieza dental profesional, la higiene bucodental en casa será muy importante, no solo para curar la gingivitis, sino también para poder prevenir otras enfermedades bucodentales y eliminar correctamente la placa. Para ello pon en práctica los consejos y recomendaciones que te ha dado tu odontólogo para lavarte los dientes, recuerda que la técnica es muy importante para retirar toda la suciedad posible. Siempre debes cepillar tus dientes después de cada comida. Además, a parte del cepillado deberás pasarte el hilo dental entre los dientes para terminar de sacar toda la suciedad que el cepillo no ha podido eliminar en estas zonas, y así evitar una posible acumulación de bacterias y por tanto que en el futuro se produzca alguna enfermedad. Recuerda que una buena higiene bucodental debe ser para siempre, y no solo mientras sufras las molestias de una gingivitis.

Es posible que durante este momento, mientras tengas las encías sensibles desees usar una pasta de dientes especial para encías sensibles. Además, usa un cepillo de dientes con cerdas suaves, de este modo, al usarlo en la encía no te hará demasiada presión ni daño cuando muevas el cepillo. También es importante que tu cepillo de dientes también esté en buen estado (y no con todos los pelos abiertos) para que pueda retirar todo lo que pueda.

Siempre usa un enjuague bucal antibacteriano para eliminar las posibles bacterias, además de mantener un mejor aliento y también reducir la hinchazón de las encías. Usa el enjuague bucal entre una y dos veces al día como mínimo. Algunos enjuagues ofrecen protección antibacteriana con mayor duración, además de contener flúor, lo que elimina la placa y consigue evitar la acumulación de sarro.

Si tienes las encías demasiado inflamadas y no lo aguantas podrías usar durante uno o dos días algún medicamento antiinflamatorio, como el ibuprofeno.

Métodos caseros para tratar la gingivitis

Prueba a hacerte enjuagues con agua con sal, esto ayudará a reducir la inflamación y a combatir una posible infección. Deberás hacerte estos enjuagues como mínimo tres veces al día y siempre después de hacerte un buen cepillado de dientes.

Otro remedio casero consiste en mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua oxigenada. Debes usar este líquido después de cada cepillado para hacer gárgaras, y así bajar la inflamación de las encías.

Después de toda esta información sobre cómo curar la gingivitis recuerda que lo más importante de todo es mantener una buena higiene bucodental, tanto si tienes gingivitis como si no, ya que así puedes prevenirla.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.