Qué es el amor propio

0 538

Quererse a sí mismo es el amor propio. Son unas palabras muy cortas que encierran muchas veces un significado que para muchas personas no tiene sentido, pero para otras lo ven con una forma incierta de no atender al llamado de tener el autoestima elevado acorde con su condición social.

Valorarse a sí mismo es la manera de comenzar una historia que tienen el inicio cuando se entra de lleno en la etapa de la adolescencia que va a ser crucial para la realización de toda nuestra personalidad y que va a influir en el ser interior y en el valor que pongamos a lo que hacemos.

No obstante, siempre ocurre cualquier obstáculo o incidente con el cual nos detenemos a pensar que no somos importantes o que nada de lo que hacemos es necesario, cayendo en el error de no tener una personalidad propia puesto que no tenemos amor propio.

Pero en esas palabras tan cortas, se encierra una verdad que debemos tener presente a la hora de ser como somos y es la de querernos tal y como somos, puesto que hemos llegado al mundo con un propósito que si no lo hemos cumplido aún, en cualquier momento puede llegar sin que nos demos cuenta a nuestras vidas.

Quererse tal y como se es

El quererse tal y como somos tiene que ver con las emociones, las cuales están presentes en cada cosas que hacemos, valorar cada paso y meta que logramos en todo momento con la frente y la fe siempre de la mano, a través de ellas podemos llegar a ser lo que queramos ser.

Perece que no tuviera sentido esas palabras, pero en realidad en todo lo que hacemos se encuentra inmersa nuestra personalidad y si no tenemos amor propio, no nos queremos tal y como somos en la realidad, jamás lograremos querer a otra persona.

No se pide ser un egocentrista, lo importante es que cada paso que se dé lleve consigo todo el positivismo y las oportunidades directo al cambio y a la forma de ser sin mirar si no servimos para ello, es decir, tener la plena convicción que se pueden lograr las metas propuestas.

Nada debe ser diferente a lo que somos, ya que pertenecemos a un mundo totalmente igualitario con las mismas oportunidades para todos y con la plena convicción de ser alguien en la vida, con las mismas ilusiones y los mismos deseos de superación.

Lo físico contra los sentimientos

Lo físico no debe importar para nadie; lo importante son los sentimientos y lo que ello encierra, no somos diferentes ni portamos una vara mágica que entre de lleno a en la oportunidad de darnos la belleza física de una vez, solo somos seres imperfectos.

Muchas veces pasamos por la pregunta de si nos quieren por lo que somos o por cómo nos vemos, pero no debe ser tu filosofía si tienes amor propio y te quieres a ti misma, puesto que solo con un poquito de amor interior eres capaz de hacer lo que te propones.

En la vida se presentan muchos obstáculos y no es un camino de rosas, pero con el tiempo y recibiendo los valores personales de los cuales podemos aferrarnos, conseguiremos mucho más de lo que pensamos, ya que las oportunidades se presenten siempre a pesar de las vicisitudes.

En la actualidad la belleza física prevalece, pero no debe importar ya que muchas veces una persona hermosa, tiene los sentimientos más impuros, sucios y negros que lo lleva a verse feo delante de la sociedad, aunque ésta la halague y le rinda honores.

Por ello, ámate a ti mismo sin importar la belleza física, ya que ésta no es la que te va a dar amigos, un círculo social amplio, un buen hogar. Una pareja estable y solo responde esta pregunta si las estrellas de cine son hermosas, ¿por qué no duran sus matrimonios?

El amor propio como estimulante a la vida

La autoestima y el quererse a sí mismos ofrecen el néctar necesario para lograr todo lo que nos proponemos sin necesidad de esperar que alguien venga a nuestras vidas y trate de hacernos un camino hacia el éxito con las mejores oportunidades delante de nosotros.

Si eres una persona emprendedora, tú mismo tienes la facultad de hacer el cambio en cuanto a tu vida, sin tener que esperar que los demás vengan a ti y esa oportunidades te abren muchas puertas y te ayudan a valorarte a ti mismo por lo que sabes y demuestras a diario.

Tienes que ser muy humilde siempre, para aceptar los errores y equivocaciones además de aprender de ellos y salir adelante en lo que te propones, no esperar que la oportunidad toque a tu a puerta, tú mismo salir en búsqueda de ella y lograr alcanzar el éxito.

Nada llega por sí solo. Todo tiene un propósito en la vida y cada quien es dueño de su destino, que puede impulsar gracias al potencial que tiene en su interior, y si en todo el conjunto logra quererse y valorarse a sí mismo obteniendo valor personal llega muy lejos.

Conocerse a sí mismo

La valoración personal y el amor propio llega del autoconocimiento que tenemos de nosotros mismos ¿Te conoces tú mismo? Puede ser que aún no y así no vas a lograr nunca las metas que te propones, ya que debes saber cuánto puedes aguantar y cómo puedes lograr el propósito.

Al conocer tu interior, te valoras tú mismo y obtienes las herramientas necesarias para actuar de manera eficiente en cualquier empresa, trabajo, estudio o cualquier otra actividad en la que te has propuesto surgir sin necesidad de ayuda externa.

Cada persona sabe de lo que es capaz a través de las potencialidades y de lo que es capaz de dar para lograr las metas deseadas. Nadie nace con un libro bajo el brazo ni con tofo el conocimiento, ya que el sabio depende del potencial que despierta en su interior.

Si tú mismo crees en las palabras de Yo puedo y quiero hacerlo, no hay poder humano que te detenga, aunque tienes a tu alrededor un poder divino que te está diciendo que debes alcanzar tus metas gracias a todo lo que te pone en tu camino y que es favorable a tu persona.

Nunca se debe desmayar en el camino a la cima; el amor propio es el que nos impulsa en el camino hacia ella, y las oportunidades debemos aprovecharlas cada vez que llegan sin necesidad de estar pendientes de lo que venga, solo ir hacia adelante sin mirar atrás.

Una nueva vida que conlleve en la felicidad

Cada quien es libre de hacer su vida de la mejor manera según sus convicciones, pero para ello debe estar de por medio una fuente inquebrantable e inagotable de amor personal y propio que brote desde su interior para lograr todo lo que se propone.

Es indispensable que cada quien tenga un poco de amor propio para demostrar la suficiente capacidad de amar y así encontrar de algún modo la felicidad, la cual mueve los hilos del mundo entero, ya que sin ella no podemos tener la paz interior que nos impulsa a lograr el éxito.

Nada es más importante que el amor, la paz, la sinceridad, el respeto, la solidaridad entre muchos otros valores que nos van a dar un motivo para encontrar el propio yo interior con la fortaleza y la capacidad de alcanzar las metas porque está bien definido en su camino.

Todo está dispuesto para vencer los obstáculos, falta es que cada persona tenga la suficiente fuerza de voluntad de proponerse las metas que van a hacer que todo el mundo gire en torno a ellas, porque al tener amor propio tiene todas las herramientas para salir adelante.

La autoestima y el valor personal

La autoestima es algo que se adquiere desde el mismo momento que un adolescente comienza a ver cambios en su aspecto físico y que va a depender de cómo se verá, que es una escala hipócrita viene a ser si es feo o dueño de una hermosura inigualable.

Eso es una perspectiva poco aceptable, puesto que nada depende de lo físico. Todo tiene que ver con los sentimientos y la manera en que ha sido criado desde que se es niño y se conoce las cosas que pertenecen al mundo exterior y que rodea al infante.

Nadie es superior a otro tanto en talento, inteligencia o belleza. A la vista de Dios todos somos iguales, lo único que cambia son las potencialidades y herramientas con las que contamos para lograr lo que deseamos en la vida, que es el instinto de superación.

Cada persona tiene una fuerza interior y debe saber sacarla a la luz, sin tener que abstenerse de hacer lo que se propone, siempre y cuando se encuentre dentro de las reglas necesarias de la sociedad, porque para todo debe haber unas normas por las cuales regirse.

Lo positivo de tener amor propio

Si te quieres, eres capaz de hacer lo que quieres a pesar de las circunstancias y los problemas que se te presentan a diario. Por ello no debes tomar en cuenta que te digan qué eres capaz de hacer o realizar, ya que los mecanismos, herramientas y potencialidades las conoces tú.

Nada debe parecer por azar, ya que las personas suelen estar pendientes de qué ropa ponerse o qué zapatos lucen mejor con el bolso, envolviendo su vida en una torbellino de vanidades que no pertenecen a su destino, dejando de la lado las verdaderas necesidades y aptitudes para el éxito.

Se debe estar consciente que la mejor manera de defender lo que vales y lo que estás dispuesto a realizar, es dando el 100% en cada paso y meta que te va a llevar a mantener tu vida sin ningún tipo de vanidad, además estando seguro de toda la fuerza interior que posees.

El camino al éxito lo pones tú y los obstáculos que se cruzan, muchas veces los colocas tú mismo para no terminar un trabajo que se puede realizar de una manera más rápida y obteniendo una pronta solución a los problemas de una realidad que está cada vez más lejos de lo positivo.

La forma de ser de una persona con amor propio

Qué es el amor propio

Una persona con amor propio es aquella que valora cada paso que da sin temor, enfrentando miles de contratiempos y con la suficiente capacidad de hacer el cambio por su propia personalidad, voluntad individual y personal que es la que conlleva en lograr los objetivos.

La persona con amor propio conoce su valor positivo y lo demuestra a través de hechos que nos ineludibles y que van a hacer la construcción de un futuro donde se van a generar los grandes cambios en una sociedad donde los valores se están perdiendo cada vez más.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.