Cómo curar la resaca

0 503

De todos es sabido que el alcohol es dañino para la salud. Hace tiempo que se llegó a esta conclusión, y, por si se nos olvida, muchas investigaciones posteriores nos lo recuerdan a diario. Esto no quiere decir que beber una copa de vino en un momento determinado, o disfrutar de un cubata en alguna ocasión especial vaya a tener consecuencias negativas para el organismo. Como ocurre con muchas otras cosas, es el abuso de estas sustancias lo que resulta perjudicial.

Ahora bien, a la mayoría nos ha pasado que, en un momento dado, se nos olvida controlar el alcohol que bebemos y cuando nos damos cuenta ya es tarde para remediarlo. Nos emborrachamos, pasamos un buen rato en otra realidad, y cuando el concentrado de alcohol en sangre empieza a bajar, empezamos a sentir los síntomas de la resaca. Estos síntomas pueden ser tan horribles que puede hacer a la persona prometer que no sucederá más, y cumplir su promesa a lo largo de los años. Otras personas, símplemente, buscan como aliviar los síntomas y, una vez aprendido, utilizan este aprendizaje para borracheras futuras.

Sea como sea, y sabiendo los peligros que el alcohol trae al organismo, cada persona es libre de decidir cómo quiere hacer uso de él. Lo que está claro es que la resaca debe aliviarse fácilmente, para que los síntomas desaparezcan en la medida de lo posible y puedan permitir que sigamos con nuestras obligaciones sin necesidad de tener que quedarnos en casa como si estuviéramos enfermos.

Si lo que estás buscando es exactamente cómo mejorar los síntomas de la resaca, te animo a seguir leyendo. Además de ello, descubrirás otras informaciones muy valiosas sobre este proceso.

Cómo curar la resaca

Que es la resaca

La resaca es un cuadro de malestar que sufre la persona que ha bebido una cantidad considerable de alcohol momentos antes de empezar con los síntomas más frecuentes.

El alcohol ingerido ha sido suficiente como para producir un estado de intoxicación determinado en el organismo, que, con el tiempo, el nivel de alcohol en sangre empieza a bajar, dejando al cuerpo una sensación de malestar que varía según algunos factores personales y de la calidad del producto ingerido. La resaca es producida por la deshidratación que ha causado en nuestro cuerpo los componentes principales del alcohol, como el etanol. Esta deshidratación se produce porque estas sustancias activan las ganas de orinar. La consecuencia es una pérdida de líquido a través de la orina que no se restituye con el líquido ingerido.

Las mujeres son más propensas a padecer resaca que los hombres, debido a diferencias en el hígado respecto al sexo contrario. El hígado del hombre procesa el alcohol de manera más eficiente, por lo que los síntomas serían menores que los de las mujeres, cuyos hígados no son tan eficientes procesando este tipo de sustancias.

Además, la resaca puede verse influida por el nivel de tolerancia que la persona haya experimentado con el alcohol. Una persona con nivel de tolerancia alto tendrá menos resaca con igual consumo que otra persona con menos tolerancia. De esta manera, los efectos de la borrachera también serán diferentes.

Las bebidas que producen más resaca se clasifican en el siguiente orden:

  1. Coñac
  2. Vinos tintos
  3. Ron
  4. Whisky
  5. Vino Blanco
  6. Ginebra
  7. Vodka

La resaca será más incapacitante cuanto más alcohol consumamos. Al contrario de lo que se dice, parece no estar demostrado que la mezcla de bebidas alcohólicas pueda aumentar la borrachera y, en consecuencia, la resaca.

Síntomas de la resaca

Durante la resaca se pueden experimentar unos síntomas como:

  • Vómitos (muy frecuentemente) y diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Sensibilidad a la luz y el ruido
  • Disminución del azúcar en sangre, lo que puede traducirse en mareos
  • Dolor muscular
  • Mucha sed, con el objetivo de paliar la deshidratación que ha causado la intoxicación de alcohol
  • Fallos de memoria
  • Flatulencias
  • Latidos cardíacos rápidos

Cómo curar la resaca

La mejor manera de evitar una resaca, y librarse por tanto de sus síntomas, es no abusar del alcohol.

Ahora bien, si ya hemos llegado tarde para tomar esa decisión y queremos curar la resaca, deberemos tener en cuenta una serie de consejos. Estos consejos tienen como objetivo aliviar los síntomas de resaca.

Estos consejos son:

No abusar del alcohol

El consejo más básico y sano es que, si no queremos pasar por el proceso de resaca debido a las consecuencias que comporta, no abusemos del alcohol.

No abusar no significa no beber; una sola copa de vino de vez en cuando, o incluso un cubata aislado, no produce resaca. La resaca se da a partir del abuso del alcohol. Abusar del alcohol es nocivo para el cuerpo; no se conoce ni una sola ventaja de emborracharse

No abusar del alcohol para no tener que curar una resaca es, con total seguridad, el remedio más fiable que encontrarás en todos los artículos que puedas leer por la red (incluyendo este).

Mantener una buena hidratación

Entre todas las consecuencias que produce el alcohol, encontramos un aumento de las ganas de orinar. Mediante la orina se pierde líquido. Si orinamos pero no bebemos lo suficiente, el balance del líquido del cuerpo se desequilibra y puede causar deshidratación.

Justo esto es lo que ocurre en una borrachera. Parte de los síntomas de la resaca se dan por esta deshidratación. Un remedio para evitarlas es mantenerse hidratado, bebiendo mucha agua. Lo ideal es ir bebiendo a lo largo del día, aunque nuestro cuerpo no nos lo pida. Llevar siempre con nosotros una botella de agua puede sernos de gran ayuda.

No sirve cualquier bebida. La más recomendable, por supuesto, es el agua. Las bebidas que contienen cafeína causan deshidratación, por lo que no es bueno consumirlas cuando lo que queremos es, justamente, conseguir el caso contrario.

Comer

Comer es el mejor método para aliviar las náuseas en la resaca. Pero no comas lo primero que encuentres, porque existen alimentos que conseguirán que la deshidratación sea mayor. Los alimentos más recomendados son:

  • Tomates: El tomate es rico en azúcares, que prevenien la deshidratación.
  • Plátanos: Este alimento combate los ácidos gástricos del estómago, que son los que producen muchos de los síntomas de la resaca.
  • Alcachofas: Alivian las náuseas- Si dudas del poder de las alcachofas, te recomiendo que leas este artículo: «Cuales son las propiedades de la alcachofa«
  • Huevo: Es un alimento que contiene cisteína, un elemento que hace que los síntomas sean más cortos.
  • Bebidas isotónicas: Restauran las sales minerales que se han perdido, lo cual favorece la hidratación del cuerpo.
  • Arroz, avena y trigo, debido al aporte de vitamina B.
  • Frutas, como las manzanas asadas.

Evita los alimentos:

  • Demasiado grasosos
  • Gaseosos, estimulantes y/o alcohólicos
  • Bebidas con cafeína

Cómo curar la resaca

Fármacos

En el mercado encontramos un gran número de fármacos para ello. No obstante, no todos los fármacos que se usan para los síntomas son buenos para la resaca.

Por ejemplo; el paracetamol puede causar problemas hepáticos al aumentar la deshidratación que tiene el organismo que se encuentra en periodo de resaca. La aspirina y el ibuprofeno pueden ser útiles para aminorar síntomas.

Toma infusiones

Las infusiones que pueden sernos de gran utilidad son:

  • Infusión de plátanos: Sumergir medio plátano maduro en una taza de agua hirviendo y dejar reposar 10 minutos. Beber.
  • Infusión de menta: Sumergir las hojas de menta en una taza de agua hirviendo, dejar reposar 15 minutos. Beber.
  • Infusión  de jengibre: El jengibre es un analgésico que puede aliviar el dolor de cabeza. Para prepararlo, basta rallar la raíz del jengibre y mezclarlo en una taza de agua hirviendo.

Dormir

Dormir ayuda a recuperarse tras una borrachera. Además, activa el sistema inmunitario del organismo y nos ayuda a descansar y recuperar fuerzas. Solo con una mente descansada podemos analizar la situación y comprender que te ha llevado hasta ese punto.

Quizás te interese leer el artículo de «Cómo dormir bien«, para reestablecer el sueño reparador.

Ducharse

Darse duchas tibias a lo largo del día de resaca puede ser muy acertado pues la deshidratación puede producirse por los poros. Por ello, con las duchas y baños de agua tibia reponemos ese líquido que nos hace estar deshidratados.

A modo de conclusión

Aunque la mejor prevención contra la resaca es no abusar del alcohol, existen ocasiones en que ocurre sin darnos cuenta. Estas situaciones van seguidas de unas horas de resaca, en las que la persona lo pasa realmente mal por los síntomas que trae (mucha sed, fallos de memoria, flatulencias, sensibilidad a la luz y al ruido, dolores de cabeza…).

Por ello, saber cómo podemos curar la resaca es importante pues, con ello, podremos solucionar estos síntomas.

Para ello tan solo hace falta echar un vistazo a los consejos que pueden y no pueden realizarse a día de hoy cuando alguien está en resaca.

En este caso, es importante no tomar paracetamol, pero aspirina e ibuprofeno si que se puede tomar para no mezclar dosis. Además, es recomendable realizar lavados nasales, hacer infusiones de plátano, jengibre.

Aunque la mejor forma de no experimentar la resaca es no bebiendo, cada persona es libre de decidir cuando decir basta.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.