Cómo follar

0 220

Ha llegado el momento, todo está preparado para vivir la que será una de las mejores prácticas de tu vida, pero no sabes cómo debes hacerlo inicialmente. Puede que ya anteriormente hayas tenido un poco de conocimiento, pero aprender a follar como es debido requiere más que solo dejarte llevar.

Es sorprenderte la cantidad de personas, tanto hombre como mujeres, que están a punto de tener relaciones sexuales pero que raramente han leído algo productivo al respecto. Existe la pornografía como una forma bastante gráfica de aprender sobre el momento, pero casi siempre lo que se nos muestra en gran parte es ficción. Teniendo como consecuencia que no sirva de absolutamente nada para instruirse sobre el verdadero acto.

De hecho el follar no depende exclusivamente de la atracción o los sentimientos que tengas hacia esa otra persona. Realmente depende de que tan dedicado puedas llegar a ser al respecto y sobre todo de la personalidad que logres expresar durante el suceso.

Cómo follar

Por ello el sexo es considerado un arte que no todos pueden llegar a dominar y mucho menos a apreciar de manera correcta. Es el encuentro de dos seres y la conexión que se marca desde el inicio hasta el final determinará como fue percibido este hecho por ambos. Aprende realmente como follar para que puedas repetir la experiencia más placenteramente.

Antes de llegar a follar lee un poco

El leer o informarte con respecto a las actividades sexuales son la mejor herramienta que existe en esta era. Poco a poco se han ido rompiendo los tabús que habían entorno a esta actividad, por lo que ya se pueden conseguir datos más fácilmente para lograr mejorar.

La idea es que aprendas cosas realmente relevantes sobre cómo debe hacerse este acto. Conjuntamente puede servirte para determinar lo que te gusta y te gustaría hacerle a esa persona con la que vas a compartir la jornada.

No estamos diciendo que leas un libro sobre sexo cuando ya estés acompañado de esa persona. Ten una curiosidad abierta al respecto y no esperes a que la situación se te presente para leer sobre cómo debes hacerlo.

Elige muy bien el material ya que no todo lo que consigas te servirá con esa persona. Recuerda que cada pareja para follar es distinta y que por ende percibieras nuevas situaciones con cada una. La diferencia está en cómo las afrontas y como haces sentir bien al otro, de tal manera que dejes una huella.

Recuerda tener cuidado con las enfermedades de transmisión sexual como el papiloma humano o el SIDA.

No le tengas miedo al dolor

Hemos leído y escuchado en innumerables ocasiones que follar duele, sobre todo la primera vez. Más que todo en el caso de las mujeres se ha crecido con esta idea incierta de que esta actividad generará más dolor que placer, cosa que es completamente falsa.

Para que el dolor sea mayor al resto de las sensaciones positivas, se tiene que estar sumamente tenso al respecto y no conocer, ninguno de los dos, absolutamente nada del tema. Por ello debes estar tranquilo y dejarte llevar por lo que está ocurriendo, puede que sientas un poco de dolor pero nada muy relevante si no te concentras en ello.

Respeta los límites

Algo fundamental a la hora de comenzar a follar es el respeto de los límites de los participantes. Si tu o tu pareja se ven incómodos con algunas de las situaciones planteadas es mejor detenerse por el bien de ambos. La situaciones indeseables pueden evitarse de esta manera muy fácilmente.

Cómo follar

Equivalentemente le estaremos demostrando a la otra persona que tenemos la suficiente madurez para controlar nuestro cuerpo, a pesar de las ganas que tenemos de hacerlo. No dejes que tu mente se ciegue por el deseo y observa muy bien todo tu entorno, para que en caso de que sea necesario detenerse sepas exactamente el momento.

Igualmente respeta aquellas cosas que la otra persona no quiera hacer. No insistas en detalles que pueden ser obviados, ya que conseguirás que se arruine todo lo que has alcanzado hasta el momento. Es difícil tener que enfrentarse a alguien que nos atrae, sobre todo cuando no entiende la negativa en alguna respuesta.

Protégete

Folla con protección para poder disfrutar mejor el momento. Existen muchos mitos de que para ambos sexos es incómodo protegerse. Lo cierto es que es una forma de que la mente pueda volar sin miedo a consecuencias posteriores en el organismo. Protégete cada vez que llegues al acto sexual, hay muchas formas de hacerlo, investiga la que mejor se adapte a ti y a tu relación.

Las palabras primero

Ahora que ha comenzado la acción debes tener presente que no puedes irte al acto directamente. Por más que quieras comerte al otro, debido a que se han quedado solos, no puedes hacer ver el hambre que tienes tan rápido. Si conversas primero, le agregas coqueteo y añades algunas sonrisas, obtendrás mejores resultados que si vas directamente al campo de acción.

Pero ten cuidado con las palabras que dices, la idea es abrir el camino. Recuerda que si conversas de algo inadecuado puedes perder todo por lo que has trabajado desde el principio. Mide tus palabras y señas para que lleguen a follar satisfactoriamente.

Prepara el terreno

Ya te hemos dicho que una de las formas de preparar el camino directo a follar es través de las palabras. Pero también hay ciertos gestos específicos que te ayudarán a conseguir más rápido tu cometido y además servirán para prender notoriamente a esa persona.

Los besos

Una persona buena dando besos casi siempre es buena teniendo relaciones. Por esta razón es importante que prepares el terreno aplicando unos buenos besos a la otra persona. No tienen que ser necesariamente en la boca, también puedes incluir el cuello y otras partes del cuerpo. Mide las reacciones del otro y concentrarte donde observes cambios realmente positivos en su organismo.

Recuerda que los besos son la principal fuente de excitación por lo que no puedes olvidar hacerlo antes de comenzar a follar. Poco a poco se irán abriendo los candados en el cuerpo de ambos y la lujuria los ira sumergiendo en la pasión con mucha velocidad.

Las caricias claves

Con las caricias pasa lo mismo que con los besos, son claves en el arte de follar. Concéntrate en recorrer cada centímetro del cuerpo del otro con tus manos y con el resto de tu piel. Has un camino desde las zonas más conocidas hasta a las que están ocultas detrás de la ropa interior.

Desvístanse

A pesar de que para algunos es un fetiche tener relaciones sexuales acompañados por la ropa y en algunas ocasiones es la manera más rápida de hacerlo, no es del todo cómodo. Por ello hay que ir desvistiendo poco a poco al otro, si se tiene el tiempo suficiente.

Observa su rostro cada vez que quites una prenda y luego pasa alguna parte de tu cuerpo por esa área. De esta forma se dará cuenta que te encanta lo que vez y lo que sientes. Aplica la misma técnica pero con tu cuerpo, invítalo a desvestirte y a hacer descubrimientos que los exciten a ambos.

Cada prenda es importante y la sensualidad con la que inicies tu cortejo marcará la diferencia. Deja de lado lo trivial que puede llegar a ser desvestirse, sino se hace con esmero y disfrutando cada parte del cuerpo de la otra persona.

Prepárate para lo mejor

Luego de que todo está preparado es el momento crucial del acto de follar. Estando sin ropa y con la excitación a todo lo que da comenzarán a sentirse más el uno al otro. Este es el momento preciso para dejarse llevar por completo y el instante donde los límites serán prácticamente desconocidos.

Deja tu mente en blanco y concéntrate en la penetración (si la hay), en sus labios, sus caricias y los sonidos que emiten al darse placer el uno al otro. Este es el período en donde follar se hace completamente asombroso, sin depender de que hayan o no sentimientos de por medio.

Juega con el otro y hazle saber lo que te gusta, aprieta su cuerpo contra el tuyo y concentrarte en que perciba lo bien que la estás pasando. Lo intenso de follar dependerá de ambos y esta es precisamente la ocasión para demostrar lo que tienes para ofrecer, procura no arruinarlo.

Olvídate del egoísmo

El egoísmo no habría de estar permitido a la hora de follar. Es una regla implícita que debe ser procurada por los miembros de la relación. Incluso en el caso de que estén juntos simplemente por un deseo sexual, hay que procurar evitar este tipo de situaciones.

Cómo follar

Preocúpate por lo que siente la otra persona, demuéstrale que te gusta lo que sientes pero que te gusta más hacerlo sentir cosas como nadie más lo ha hecho antes. Con esta simple manera de sobre llevar el acto sexual te estarás garantizando que haya una segunda ronda en un futuro.

No intentes hacer imposibles

Cada ser humano tiene sus límites y por más que estés emocionado por follar no puedes sobrepasarlos. Nuevamente le echamos la culpa a la pornografía de que las personas quieran inventar posiciones o gestos que no son posibles naturalmente. Por lo mismo es fundamental que aprendas a reconocer lo que puedes hacer o no hacer y ha obviarlo ante cualquier situación.

Aprender a distinguir los orgasmos

Después de que se completa la escena lo mejor es el orgasmo. Una idea infundada es la de que ambos lleguen exactamente en el mismo momento al límite del placer. No te preocupes si esto no ocurre, ya que todos sentimos diferente y por ello llevamos tiempos distintos en nuestro interior.

Lo que no puedes permitirte es que si tú has llegado primero al orgasmo la otra persona se quede esperando o, peor aún, nunca consiga el de él o ella. Tómate unos segundos de respiro y continua la acción, para que puedan sentir mutuamente la satisfacción por completo.

La experiencia es de ambos

Después de que has follado y que tanto tu mente como tu cuerpo están extasiados de placer no vas a correr a contárselo a todo el mundo, ni siquiera a tus seres más cercanos. El follar es una experiencia intima que debe ser conservada entre los que la han vivido.

Evita a toda costa expresarte con respecto a esa relación con otras personas, que no sea con la que viviste la situación en particular. Es muy desagradable darte cuenta que están divulgando tus intimidades y sobre todo que otras personas conocen como es tu vida con respecto a este tema. En este tipo de casos lo mejor es el silencio por mas complacido y feliz que estés por haber follado.

Ya puedes follar

Después de todo lo relatado anteriormente ya puedes comenzar a follar. Recuerda que lo más importante es que ambos disfruten y sobre todo que se reconozcan los límites dentro de esa relación en particular.

Además, el sexo y el sentirte querido aumentará tu autoestima, así que atrévete a lanzarte a la piscina.

Cuidado también con el riesgo de sufrir un embarazo no deseado si no se toman las precauciones debidas.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.