Cómo ligar

0 155

¿Has pensado alguna vez que es realmente difícil encontrar pareja? ¿Te cuesta intentar conocer a alguien que te atrae? Si ese es tu caso, puede que leer este artículo te ayude en tus relaciones y a conquistar a esa persona. Mucha gente suele buscar una táctica o consejos que le garanticen resultados inmediatos en el ámbito de seducir. Lo cierto es que no hay nada infalible y que todos los consejos pueden ser válidos, como no. Si que hay maneras adecuadas para llegar a llamar la atención de esa persona que nos atraer o nos gusta. Por eso, en este artículo hablaremos de cómo ligar. Algunas personas lo hacen sin ningún esfuerzo, ya que les sale de forma natural. No hay que preocuparse demasiado, sino todo lo contrario. Dejar que fluye y cambiar la mentalidad es una forma de reducir el estrés. Factor que no debe dominarnos en estas situaciones.

Seguramente hayamos estado en esas situaciones que nos quedamos en blanco y no se nos viene nada a la cabeza. Son momentos muy incómodos, sobre todo si nos pasa delante de esa persona a la que tenemos intención de conquistar. En nuestra cabeza puede que pensemos que estamos restando puntos o que ya no tenemos posibilidades de darle la vuelta. Todo lo contrario, en el amor, como en vida, cualquier problema que nos suceda podemos convertirlo en una oportunidad. La clave es siempre reaccionar y poder manejar las circunstancias. Ante esta situación de bloqueo, como en cualquier otra, aún se puede salir triunfante. A lo largo de este texto encontrarás varias ideas y actitudes que te pueden venir bien para estos momentos. Hemos de tener en cuenta que somos humanos y, como cualquier humano, metemos la pata o tenemos lagunas mentales. Dar importancia a un error nunca es muy recomendable.

pasos para saber ligar

Ligar

Para saber ligar no hay que tener nada en especial que no podamos ser capaces de conseguir. No es un poder mágico al que una parte de la humanidad no tiene acceso. Es saber comportarse y relacionarse con otra persona de manera que le guste y le conquiste nuestra conducta. A continuación, vamos a dar algunos consejos y pasos a seguir para que ligar no nos parezca tan difícil.

El famoso bloqueo. A todos alguna vez nos han dejado sin palabras, ya sea porque nos gusta mucho esa persona o por un cortocircuito mental. No es una situación grave, sino normal. Podemos creer que no hay una salida buena de esta situación, pero siempre la hay. La verdad es que podemos salir de ella de una manera muy fácil; sincerarnos. Si le decimos que nos gusta tanto que nos ha dejado sin palabras, le conseguiremos arrancar una sonrisa. Y le habremos demostrado ser valientes al reconocer lo que nos pasaba, al mismo tiempo de convertir el supuesto problema en un piropo para la otra persona. No se trata de las cartas que tengamos, sino de cómo las usamos. Una escena que nos habría parecido el fin del mundo, la hemos convertido en una oportunidad para ligar y acercarnos más a esa persona.

Contacto visual. Si hay una manera de transmitir, de conquistar y de impactar en la otra persona, esa es mirar a los ojos. Una mirada puede decir muchas cosas y expresar sentimientos que las palabras no pueden. Además, mirando a los ojos de la otra persona, le estamos demostrando seguridad en nosotros mismos.

Algún piropo. Es revelador lo que una palabra amable puede hacer en determinados momentos. Decir lo guapo o guapa que está a esa persona, le hará sonreír y sentirse bien. Con tan poco, hacemos tanto.

Más opciones

El tira y afloja. A muchas personas les gusta esta fase del tira y afloja. Tanto que, a veces, se quedan ahí por mucho tiempo. Lo cual no es recomendable. Esta fase está bien y es bueno mantenerla, pero también se ha de avanzar y que no toda la relación siempre sea así. Si sabemos dominar esta técnica, tendremos mucho terreno ganado. Se trata de meterse un poco con la otra persona, vacilar, pero a la vez ser graciosos. Es recomendable ir poco a poco en este camino. Si hacemos una pequeña broma y vemos que se ríe y le gusta, está bien. Es posible que nos devuelva una contestación en el mismo tono y hay que saber encajar dicha broma. Siempre hay que tener cuidado con lo que se dice, ya que por muy en broma que lo digamos, hay cosas que no se deben decir bajo ningún concepto.

Internet. Hoy en día, las redes sociales son un fenómeno que no debemos ignorar. Antes no estábamos tan conectados como ahora y la mayor parte del día no teníamos la oportunidad de hablar con esa persona. Gracias a este invento, podemos, en cualquier momento, dejarle un comentario en una foto, un mensaje privado o un ‘like‘. Esto nos acerca increíblemente a las personas y tenemos un terreno muy propicio para ligar.
Una precaución que debemos tomar es no hacer un uso excesivo de esta plataforma. Si bien es positivo poder estar en contacto a cualquier hora, si lo hacemos todo el tiempo podemos agobiar a la otra persona.
Las redes sociales nos permiten comunicarnos sin tener que hablar. A veces no sabemos qué decir, pero un ‘like’ en una foto o en varias, ya es un acto revelador. Le estaremos diciendo que nos gusta, pero sin el riesgo de declararse.

consejos para saber ligar

Consejos

Como hemos dicho anteriormente, estas son sólo ideas que podemos llevar acabo, pero lo importante es nuestra actitud y seguridad. Estar en una relación nos puede hacer feliz, pero también se puede ser feliz sin tener pareja. Por eso, no hay que tomárselo muy en serio, ni obsesionarse. Si lo pensamos bien, ligar es conseguir un nivel de entendimiento tan elevado como para querer intimar más. Y si seguimos desarrollando esa idea, hacer amigos es lo mismo. Al menos, el proceso. Si una persona te cae bien y tú a ella, querrás pasar más tiempo con ella. Esto hace que la confianza surja y la relación se estreche. Hay muchas diferencias entre estos dos casos, pero la forma de conquistar es la misma. Mostrar nuestro mejor lado, ser amables y divertidos. A parte, tiene que haber atracción y si la hay, todo lo demás surgirá de una manera totalmente natural.

Ser originales también es una forma de destacar y conseguir llamar la atención de esa persona. Aunque debemos ser originales siendo nosotros mismos. Ya que, si hacemos lo que otras personas hacen, seguramente se pregunte que le podemos aportar que otros no puedan. Esta es una de las claves para ligar; hacerle sentir a esa persona y ser de una manera que nadie pueda imitar.

Sin engaños. Las mentiras tienen la pata muy corta y toda la distancia que hemos conseguido avanzar gracias a ella la podemos perder. No solamente perder el terreno ganado, sino perder mucho más del que inicialmente tenías. Ser sinceros es una buena manera de ligar, ya que le estamos dando algo que muy poca gente se atreve a dar de verdad. Esa confianza que nos ganaremos será muy importante. Es mejor dar pasos seguros que no zancadas en el aire. Y sino, tiempo al tiempo.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.