Cómo ser flaca 

0 426

Ser flaca es el sueño de muchas mujeres que han sufrido sobrepeso durante su vida, pero antes de continuar con el artículo, me gustaría dejar claras algunas cosas: Aquí no vas a encontrar ningún método milagroso para perder peso, las dietas milagro, seguro que habrás intentado más de una, no existen, no tenemos una varita mágica que nos haga los pechos más grandes y elimine nuestra barriga. Ser flaca tiene cierto factor genético, pero hasta los mejores cuerpos se arruinan con una mala alimentación.

Hoy te explico como conseguirás verte más flaca, con tu esfuerzo y sacrificio ya que eres capaz de conseguir todo aquello que te propongas.

Pon en orden tus comidas

Uno de los principales motivos de ser obesos es una mala alimentación, los horarios descontrolados y comer lo primero que pillamos.

Si quieres perder peso y ser flaca para siempre debes establecerte una rutina de comidas, unos horarios fijos y decir adiós a la comida basura.

Horario de comidas

Al contrario de lo que nos han hecho no tenemos que dejar de comer para vernos flacas, con esto no quiero decir que tengas que comer a todas horas, quiero decir que 5 comidas son mejor que 3 comidas al momento de perder peso.

Si haces sólo 3 comidas: desayuno, comida y cena. Pasas demasiadas horas sin comer, esto hace que tu ansiedad se disparé y comas más de la cuenta en la comida y en la cena.

Por el contrario si haces 5 comidas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Tienes dos tentempiés entre las comidas principales que te hace llegar más saciada a la comida principal.

No desayunar también es malo, mucha gente sostiene que el ayuno es la mejor forma para perder peso, que no comer te haga perder peso no lo niego, pero si afirmo que los largos periodos de ayuno favorecen la desnutrición, los déficit vitamínicos y general procesos de ansiedad por la comida. El desayuno es la comida más importante del día, la que nos da energía para afrontar el trabajo y los estudios. No desayunar hace que tengamos más hambre durante todo el día y aumenta las posibilidades de acabar comiendo comida rápida.

Si tienes un trabajo o estudias, es muy importante que establezcas un horario de comidas y lo sigas. Por ejemplo si estudias:

  • Haz un desayuno completo con un lácteo, una pieza de fruta y un cereal integral.
  • A media mañana,que sería la hora del descanso, puedes comer un mini bocadillo de pan integral con un embutido cocino (tipo el jamón york) bajo en sal y grasas
  • Cuando llegues a casa, es el momento de comer, así comerás siempre a la misma hora.
  • Merienda sobre las seis de la tarde, una pieza de fruta.
  • Cena al menos 2 horas antes de acostarte. La cena debe ser pobre en hidratos de carbono. Lo ideal es una ensalada o un plato de verdura hervida no feculenta y una ración de proteína (preferiblemente pescado blanco)

Este horario es adaptable a casi todos los trabajos, por ejemplo si trabajas de noche, la cena es la comida anterior al sueño más largo y el desayuno es la comida que hacemos después del sueño más largo.

Deshazte de todo lo que no puedes comer

La experiencia me ha demostrado que no comes aquello que no compras, al igual que pasa con el tabaco, si quieres dejar de fumar primero debes dejar de comprarlo.

  • Las salsas cómo el ketchup, la mahonesa, la mostaza… sólo son cosas comestibles con un alto contenido en azúcar, grasas y sal. Tira a la basura todo lo que tengas en casa y aprende a preparar vinagretas caseras, elabora lactonesa (mahonesa casera hecha con leche) y disfruta del sabor real de los alimentos.
  • Elimina de tu dieta los productos tipo cóctel: patatas, gusanitos, frutos secos… A pesar de que se puede adelgazar con frutos secos, debes tener cuidado con ellos por su contenido en grasa.
  • Evita las cocciones que aportan más calorías al alimento cómo serían los fritos. Opta por cocciones más sanas como sería: hervido, a la plancha, al vapor…
  • No consumas bollería industrial, si quieres darte un capricho dulce mejor que sea un bizcocho hecho por ti.
  • Si te gusta preparar tus propios purés con la verdura sobrante de hacer caldo, no añadas nata para espesarlo, añade un huevo y tendrá el mismo efecto.

Llena tu despensa de todo aquello que puedes comer

  • Haz la lista de compra siendo consciente de que vas a iniciar el régimen que va hacer que te veas flaca de una vez por todas: compra fruta, verdura, cereales integrales… Puedes escoger la dieta mediterránea como base.
  • Cambia las guarniciones: filete con patatas es sólo una opción pero filete con ensalada, filete con guisantes, filete con judías verdes… Si combinas la proteína con algo que no sea patata las posibilidades de comer cosas diferentes aumentan.
  • Elige los cortes magros y las carnes blancas para tener una fuente de proteína libre de grasas.

Hazte amiga de los tés e infusiones

Dentro del mundo de las infusiones encontramos todo un mundo de colores y sabores que tienen muchos beneficios para tí.

Son diuréticos, saciantes, depurativos.. Llena tu despensa de ellos, puedes usarlo para merendar, para desayunar o para beber entre horas.

Si quieres usar infusiones para ser flaca recuerda no usar ni azúcar ni miel. Endulza con Stevia.

Olvídate de la sal

No es necesaria, todo el sodio que necesitas lo tienes en los alimentos. La sal retiene líquidos y dificulta la pérdida de peso.

Prueba todo tipo de especias, hacen tus comidas más sabrosas y descubrirás todo un mundo de sabores mientras pierdes peso.

Una vez llenes tu comida de especias no querrás volver a probar la sal.

Practica deporte

Además de llevar una dieta sana y equilibrada, el deporte es un factor muy importante a la hora de ser flaca.

Con el deporte quemas más energía, lo que hace que tu metabolismo sea más alto y quemes más grasa.

Ademas la práctica de deporte está relacionada con la regulación de la glucemia en sangre, mantener los niveles de glucosa estables hace que no tengas tanta ansiedad por comer y estés saciada durante más tiempo.

El deporte también ayuda a que tu piel no se destense y no te notes flácida por perder peso, te verás más esbelta y tonificada que nunca. Evitarás la aparición de celulitis y estrías.

Ve dando pequeños pasos

Antes de comenzar a correr, primero debemos saber caminar, no te va a servir de nada darte una paliza en el gimnasio un día y que no puedas moverte durante siete. Cada persona tiene una capacidad y un fondo físico que debe entrenarse.

Vence las agujetas ya que solo aparecen al principio.

Si no tienes nada de forma física te recomiendo que:

  • Comiences por salir a caminar todos los días.
  • Si te apuntas al gimnasio comienza por tres días a la semana
  • Si decides iniciarte en el mundo de las pesas, haz 3 días a la semana circuitos de fullbody de esta forma ganarás fondo físico más rápido.

Si quieres verte más motivada anota tus mejoras, anota como te sientes después de entrenar y cómo se va moldeando tu cuerpo poco a poco.

No te obsesiones

Seamos sinceras, los kilos que no llegaron en una noche no van a desaparecer en un día. Este proyecto es una guerra a largo plazo, por el camino vas a ganar muchas batallas que harán que te motives y te sientas capaz de todo, pero voy a darte unos consejos para no caer en la decepción:

  • No te peses todos los días: nuestro peso oscila gramos arriba y gramos abajo a lo largo del día, y mientras haces dieta, sobretodo los primeros días, están cansada, débil e incluso tienes problemas de ánimo si te pesas y has engordado mandarás la dieta al garete. Acuerda pesarte cada 15 días o cada mes. Si estás haciendo las cosas bien deberías adelgazar entre 3 y 5 al mes.
  • Haz una cheat meal: La comida trampa es una recompensa al trabajo bien hecho. Si el día que te peses has adelgazado, puedes comer a medio día tu comida favorita. ¡Sin pasarte!

Motívate

Abre el armario, seguro que hay algo ahí dentro que te encanta pero que hace años que no te vale, pues bien busca una foto con esa ropa y ponla en la nevera, cuando vayas a caer en la tentación, esa prenda estará allí.

Hazte una lista de los problemas que conlleva el sobrepeso, te ayudo a empezar:

  • Mayor riesgo de infarto
  • Mayor riesgo de enfermedad coronaria
  • Mas riesgo de sufrir diabetes y colesterol
  • …..

Haz otra lista con los beneficios de estar en tu peso ideal:

  • Más agilidad
  • Menos fatiga
  • Mayor resistencia caminando
  • Respirar mejor
  • …..

Cómo ves en ellas no he numerado nada relacionado con la estética y es que si quieres perder peso, debe ser por tu salud y para sentirte bien contigo misma, la belleza y la imagen corporal está por detrás del bienestar físico.

Recuerda que si pones de tu parte, vas a conseguir todo lo que te propongas. Si necesitas ayuda para comenzar a ser flaca, visita un centro dietético donde habrán profesionales encantados de ayudarte.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.