¿Es bueno usar zapato plano a diario?

0 371

¿Llevas tiempo padeciendo dolor en las plantas de los pies por el tipo de calzado que usas? ¿Te estás planteando usar un determinado tipo de zapatos, pero no sabes si es aconsejable? En este artículo hablaremos de si es bueno usar un zapato plano a diario. En algunas ocasiones los dolores que podemos sentir en el tobillo, rodilla, caderas e incluso espaldas puede deberse al tipo de calzado. Antes que nada, hemos de analizar nuestro ritmo de vida y los hábitos que tenemos. En algunas ocasiones y para algunas funciones determinadas no es aconsejable usar un zapato plano. En cambio, para otras situaciones es el calzado ideal. A lo largo de este texto hablaremos de esas situaciones en las que es conveniente usar y daremos algunos consejos al respecto. También hemos de tener en cuenta diversos factores, tales como nuestro preso, forma de pisar o el suelo que pisamos frecuentemente.

Como en todos los aspectos de la salud, los extremos no suelen ser una buena opción. Cada tipo de calzado es distinto y no hace un perjuicio notable si no hacemos un uso excesivo. Es de conocimiento general que los tacones, por ejemplo, pueden dañar a nuestros gemelos y plantas de los pies. Por la forma que adapta nuestro pie al ponernos un tacón, provoca una sobrecarga en los gemelos que nos puede molestar a medio y largo plazo. Sin embargo, en ocasiones, un calzado con una pequeña plataforma equitativamente repartida por la suela nos puede aportar beneficios. Permite a nuestros pies descansar y la pisada es más cómoda. Sobre todo, en el caso de que tengamos alguna lesión en el tobillo.

En lo que al calzado se refiere, pueden varias las razones o los riesgos en cada persona. No todos tenemos la misma pisada o estamos acostumbrados a cierto calzado. Este es un dato a tener en cuenta.

zapato plano

El uso del zapato plano

Seguramente hayamos oído hablar de la fascitis plantar. Es una dolencia bastante grave y dolorosa, que puede darse por el uso continuo de un zapato plano. Cuando el tendón, que mantiene conectado la parte anterior de nuestro pie con el talón, está dañado aparece la fascitis plantar. Una de las posibles causas puede ser, efectivamente, el uso de este tipo de calzado a diario. Se debe a que este zapato no respecta nuestra forma de arco del pie, que es el que más sufre.a

Tal y como hemos señalado anteriormente, es imprescindible prestar atención a este tipo de dolencias. Los pies son los principales ayudantes para nuestro equilibrio, pero no los únicos. Si tenemos los pies mal, los músculos que le preceden también se resienten al aumentar su esfuerzo para compensar ese mal estado de los pies. No solamente lo notaremos en nuestros gemelos, la parte anterior del muslo, sino que también en la cadera, espalda, etc.

Cuando hay un fallo o dolor, de manera totalmente inconsciente cambiamos nuestra forma de pisar. Este «fallo» suele ser común cuando tenemos una pierna lesionada, ya que todo el esfuerzo pasa a la otra y se puede resentir. Por eso, en una rehabilitación se trabajan las dos piernas, para compensar esa desigualdad y corregir. Esto mismo pasa con nuestra forma de caminar, ya que se puede ver alterada por las dolencias anteriormente descritas.

Lejos de decantarnos de una manera extrema por un tipo de calzado, hemos de repetir que nuestro mejor opción es el termino medio. Por ello, podemos afirmar con toda tranquilidad que el uso excesivo y diario de un zapato plano no es recomendable. Se ha de recalcar lo de excesivo, ya que podemos hacer un uso diario, pero por un corto período de tiempo.

zapato plano

Consejos

En este apartado hablaremos de los factores y usos que podemos darle a varios tipos de calzados, para que podamos tomar una decisión acertada. Si, por ejemplo, vamos a dar un largo paseo por un camino de piedras grandes, el zapato plano no es el ideal. Si vamos a hacer ejercicio, elegiremos el calzado adecuado especializado para dicho deporte.

Esto no quiere decir que no podamos usar nunca zapatos planos, ni ponernos una noche tacones. La clave es la cantidad de tiempo durante la que hacemos el uso. Puede que nos interese saber cómo caminar con tacones altos o como saber si un zapato Manolo Blahnik es original.

Por último, podemos dar algunos consejos sobre cómo cuidar los pies. Después de un día duro de trabajo en el que hemos tenido que estar mucho de pie, una solución podría ser poner nuestros pies durante un cuarto de hora en agua y sal. Esto hará que el cansancio en los mismos se reduzca y conseguiremos cierta relajación. ¿Y qué mejor manera de acabar el día que tu pareja de haga un pequeño masaje? Sin duda, nos ayudará a lidiar con dichas molestias.

Ante todo y si sufrimos cualquier dolor que nos indique que algo va mal, hemos de visitar a nuestro especialista. Ella nos dirá el tipo de calzado recomendable, así como un tratamiento adecuado.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.