Cómo caminar con tacones altos

0 96

Dicen las malas lenguas que para presumir hay que sufrir, aunque desde hace un tiempo, este refrán se está quedando anticuado. También se dice que la mujer, figura representante de la belleza, debe vestir con tacones para mejorar su aspecto. Aunque lo cierto es que una mujer no es ni más ni menos bella por llevar tacones, es verdad que este tipo de zapatos encajan muy bien en situaciones donde debemos llevar una apariencia formal.

No obstante, no es fácil andar con tacones. Las chicas que están acostumbradas a ellos pueden no estar de acuerdo con esta afirmación, pero aquellas que no los llevan a diario entenderán que andar con ellos se convierte, muchas veces, en una misión imposible e incluso en un destrozo de pies.

Si te encuentras en este último caso, te recomiendo que sigas leyendo este artículo. Aquí te vamos a dar unos consejos para que puedas lucir unos bonitos tacones sin morir en el intento. Además, te damos unas recomendaciones para que consigas moverte con soltura, aunque sea la primera vez que los usas.

Cómo caminar con tacones altos

Los tacones altos

Los zapatos con tacones altos no pasan de moda. Se llevan desde hace muchos años, y actualmente, siguen llenando las estanterías de las zapaterías.

Es un tipo de calzado destinado al cliente femenino, que busca conseguir con ellos varios efectos; para empezar, los tacones permiten a las mujeres ganar un poco de altura. Además, estilizan las piernas, pues suben los gemelos y esto crea una forma muy bonita. Por último, resultan unos zapatos que aportan una elegancia extra y que combinan muy bien con prendas de vestir elegantes.

Encontramos muchos tipos de tacones; anchos, finos, cortos o largos. Todos ellos se llevan actualmente, y nunca pasan de moda.

Andar con tacones no es fácil, y requiere técnica. Esta técnica mejora con la práctica, así que no es alarmante que la primera vez que los pongas no sepas andar. A continuación vamos a hablar sobre cómo llevar tacones, para que puedas comprobar que es más fácil de lo que parece ser a primera vista.

¿Cómo caminar con tacones?

Lo primero que debemos saber es que se camina mejor con tacones bajos que con tacones altos. Claro que los altos quedan mucho más elegantes que los bajos. Por ello, si tienes un evento formal, con mucha probabilidad querrás ponerte unos tacones altos para ir en consonancia. Dada esta suposición, en este artículo nos referiremos a cómo llevar tacones altos.

Y las recomendaciones son:

Escoge unos zapatos de tu talla

Esto, que puede ser lo más lógico, es uno de los fallos que muchas mujeres cometen a la hora de comprar unos tacones que luego no pueden llevar. La talla es importante, pues si elegimos una que no es, nuestro andar será mucho más difícil.

Tallas pequeñas aprietan mucho el pie y crean rozaduras y heridas. Tallas grandes hacen que el pie no se acople bien, y se salga. Habremos elegido la talla correcta cuando el zapato no aprieta, y no se sale ni se queda estrecho.

Cómo caminar con tacones altos

Usa plantillas blandas

Generalmente, los zapatos con tacones altos suelen ser muy duros. El empeine del pie se aprieta contra la suela, y puede resultar muy molesto y doloroso, sobre todo cuando llevamos un rato con ellos puestos. Esto se puede solucionar aplicando unas sandalias blandas en su interior. Pueden ser de gel, que no se suelen calentar, o de espuma.

Si los zapatos son tipo sandalia, podemos comprar plantillas de gel transparentes. De esta manera, no se verán. No queda elegante llevar tacones con plantillas visibles.

Practica en casa

La mejor manera de conseguir práctica andando con tacones es practicar. Puedes ponertelos mientras estés en casa, a ratitos pequeñitos. Da igual si los combinas con el pijama, lo importante es practicar la técnica donde nadie te vea.

Además, esto permite ablandar los zapatos y hacerlos a la forma del pie que van a calzar. Y esto tiene mucha importancia, pues nos puede prevenir de sufrir heridas por rozaduras y aprisionamientos.

Pon un pie delante del otro

La manera de andar con zapatos de tacón no es la misma que con zapatos planos o zapatillas. Los zapatos de tacón estilizan los pasos. Los andares quedarán mucho más elegantes si, además de usar tacones, ponemos un pie delante del otro al caminar. Para ello, nos podemos imaginar una línea recta que sale del centro de uno de nuestros zapatos, y pisar esa línea a cada paso que damos.

Haciendo esto, meneamos más la cadera. De esta forma, nuestra manera de andar se vuelve más sexy y bonita.

Mantén la confianza y la seguridad

Nuestra forma de ser se transmite con nuestros gestos. La manera de andar es una manera de transmitir nuestro funcionamiento interior. Además, los mensajes que interiorizamos modulan nuestra conducta y nos pueden hacer fallar de una manera muy fácil.

Por ello, pensar que no vamos a ser capaces de andar bien con tacones puede limitarnos nuestros andares. E incluso podrá propiciar que nos caigamos o que suframos otros accidentes, como consecuencia de la poca seguridad que tenemos en nosotras mismas.

Por ello, es importante coger seguridad para andar de una manera segura, rápida y confiada. Para ello, las autoinstrucciones que nos decimos tienen mucha importancia. Pensar que podemos hacerlo nos puede prevenir de sufrir estas caídas o accidentes.

Esta seguridad se puede adquirir practicando en casa.

No pises suelos peligrosos

Caminar con tacones debe ser fácil. Esto cobra importancia cuando una cae en la cuenta de que existen diferentes tipos de suelos, que pueden facilitar o dificultar nuestros andares. Suelos llanos y uniformes son los mejores para andar con tacones, mientras que aquellos suelos de piedras, tierra y rejillas pueden dificultarnos mucho andar con tacones.

Por ello, nuestra recomendación es que evites todos esos suelos peligrosos y que optes por suelos planos. De esta manera, lucirás mucho mejor y evitarás posibles problemas con los tacones.

Da un descanso a tus pies

Los tacones quedan muy bonitos y elegantes, pero también son perjudiciales para la salud, sobre todo a nivel traumatológico. Es importante no usarlos todos los días, y dejar descansar a los pies usando zapatillas cómodas. De esta forma, dejaremos tiempo para que se curen las posibles heridas y durezas provocadas por los zapatos de tacón, al mismo tiempo que mantendremos la curvatura natural de la planta del pie.

Si padeces de durezas en los pies, te invito a leer nuestro artículo «Cómo evitar las durezas en los pies«. También te ofrecemos remedios caseros para las rozaduras de los pies.

Y hasta aquí los consejos para mejorar la técnica de andar con tacones. La práctica es un punto a favor a la hora de conseguir unos andares bonitos y elegantes.

Cómo caminar con tacones altos

A modo de conclusión

Los zapatos de tacón son muy elegantes y vistosos. Quedan muy bien en eventos formales, donde se requiere que las prendas de vestir estén a la par con el nivel de formalidad. Por ello, los zapatos de tacón nunca pasan de moda.

Ahora bien, también necesitamos saber llevarlos pues, unos zapatos bonitos y elegantes dejan de serlo si nuestros andares no se corresponden con estas etiquetas. En este artículo ofrecemos algunos consejos para que nuestra manera de caminar con ellos sea lo más natural y elegante posible. De esta manera, no solo lucirán nuestros zapatos, sino también nosotros mismos.

Llevarlos a cabo puede resultar algo complicado si no estamos acostumbrados, pero con buena práctica lo podremos conseguir.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.