Remedios caseros para la tos

Remedios caseros para la tos

¿Qué es la tos?

La tos es una de las afecciones respiratorias más comunes que padecen los seres humanos. Se trata de un acto reflejo que se produce para lograr, de manera natural, que la garganta y las vías respiratorias se mantengan despejadas. De este modo el organismo se asegura de recibir la cantidad de aire necesaria para funcionar adecuadamente.

Es habitual que muchas personas noten más su presencia durante la noche, momento en el que la temperatura de los hogares disminuye.

Tipos de tos

La tos puede clasificarse de diversas maneras según su tipo. Veamos los más importantes.

Según su composición

  • En caso de tratarse de una tos en la que solo se expulsa aire por la boca estaremos hablando de tos seca.
  • Sin embargo, si cuando se tose este acto reflejo va acompañado de expectoración, estamos ante una tos productiva.
  • Cuando la tos llega a producir vómitos en el individuo, la tos es

Según su duración

  • Estaremos ante una tos aguda si su duración no sobrepasa las tres semanas.
  • En caso de alargarse hasta las ocho semanas nos encontraremos ante una tos subaguda.
  • Hablaremos de tos crónica cuando dure más de ocho semanas.

¿Qué motiva la tos?

Existen diferentes condicionantes que provocan la aparición de la tos. Los más comunes sin duda son los siguientes.

  • Episodios provocados por la alergia.
  • Padecer asma y EPOC
  • Padecer un resfriado o gripe común
  • Padecer sinusitis
  • Padecer algún tipo de infección pulmonar. Los ejemplos más comunes son la bronquitis o la neumonía
  • Consumir asiduamente tabaco o padecer de tabaquismo pasivo
  • Padecer algún tipo de enfermedad pulmonarqué es la tos

Algunos remedios caseros para la tos

En caso de padecer algún tipo de enfermedad pulmonar crónica que la causante de los episodios de tos, será necesario tomar la medicación que el médico le haya recetado para su tratamiento.

Si lo que padece es una tos seca provocada, entre otros motivos por el frío los siguientes remedios caseros para la tos le servirán para aliviar los síntomas.

Zumo de miel y limón

La miel y el limón son dos alimentos que suelen encontrarse de manera habitual en cualquier hogar. La combinación de estos productos es una manera excelente de luchar contra la tos seca y la tos nocturna. Esto es así gracias a sus propiedades. La mezcla de ambos alimentos ofrece al organismo una combinación de propiedades antisépticas, cicatrizantes e inmunizantes frente a las infecciones.

Si padece tos nocturna lo más conveniente es que consuma este zumo entre treinta minutos y una hora antes de acostarse. En caso de tener ataques de tos a lo largo del día, tome tanto zumo de miel y limo como precise.

Siga estas instrucciones para preparar la medida exacta para una toma.

  • Utilice el zumo de medio limón
  • 1 cucharada de postre de miel
  • 1 vaso de agua

Hierva el contenido del vaso en el microondas o bien a fuego alto en una cazuela o hervidor de agua. Una vez hecho, agregue el zumo y mezcle con la miel. Remueva el contenido con ayuda de una cuchara y tómelo caliente y a pequeños sorbos. Cuidado, no debe de quemarse mientras lo tome. En caso de hacerlo su garganta podría resentirse.

Aunque la miel es un producto excelente gracias a sus vitaminas y propiedades no hay que abusar de su consumo si no se desea engordar. La toma máxima durante procesos gripales es de 3 cucharadas soperas al día. La toma recomendada es de 3 cucharadas de postre combinadas o sueltas.

Vahos con eucaliptus y limón o con vick vaporub

Siempre la tos que se padezca sea seca y no provocada por algún tipo de infección, los vapores o las duchas muy calientes son perfectas para aliviar esta dolencia. Este tipo de tratamientos ayuda a humidificar el ambiente y a aliviar la garganta cuando padece de tos seca. El vapor por sí solo sirve de alternativa, pero si se combina con otros elementos se conseguirá, además, respirar mucho mejor y cierto efecto expectorante.

Siga estas instrucciones para preparar la medida exacta para una toma.

  • 1 litro de agua
  • El zumo de un limón
  • Hojas de eucaliptus

Ponga a hervir estos productos en una cazuela. Una vez que rompa a hervir, retírelo del fuego. A continuación, coloque la cazuela sobre un salvamanteles en una mesa en la que esté cómodo. Siéntese frente a la cazuela y ponga la cabeza sobre la misma. A una distancia prudente para no quemarse con el vapor. Cubra su cabeza con una toalla de algodón y respires los vapores con calma. Pronto notará cómo sus vías respiratorias se calman y la tos desaparece.

Puede realizar esta misma receta sustituyendo el zumo de limón y las hojas de eucaliptus por vick vaporub. En el prospecto de este producto, que podrá encontrar en farmacias, le indicarán la cantidad exacta que ha de añadir al agua. Puede pedir consejo también al farmacéutico.

Beba mucho líquido

Mantener la garganta hidrata evitará que forme moco en la garganta y facilitará la expectoración de manera natural. Es conveniente tomar líquidos templados o relativamente calientes para que la garganta no se vea afectada por las temperaturas y de nuevo se provoque la tos. Puede hacer un jarabe casero que le ayude a expectorar y a suavizar la garganta.

Una fórmula que no falla es tomar infusiones. Hoy en día en los supermercados de todo el mundo existen mezclas de hierbas especiales para respirar mejor. En los supermercados Mercadona, por ejemplo, estas infusiones se venden bajo el nombre de Respir. Puede preparar agua hirviendo e ir mezclándola con distintos sabores para que le resulte más fácil tomarla. Si agrega a la mezcla un poco de miel conseguirá suavizar todavía más la garganta y evitar la tos seca.

Prepare jarabe casero con limón, jengibre y miel pura

Siga estas instrucciones para preparar la medida exacta para una toma.

  • 1 limón
  • Miel, cuanto más pura, mejor
  • Jengibre natural
  • Agua

En una cazuela vierta un litro de agua y póngalo a hervir. Mientras el agua se calienta, lave un limón y córtelo en finas rodajas. Una vez lo tenga, agréguelo al agua. A continuación parta un poco de jengibre en rodajas y añádalo también a la mezcla. Para terminar mezcle el contenido con un par de cucharadas de postre de miel. Tape la cazuela con una tapa y espere a que hierva. Una vez rompa a hervir, retire la cazuela del fuego y meta el contenido en tarros de cristal. Ciérrelos herméticamente y déjelos enfriar en el frigorífico. Pasadas unas horas la mezcla adquirirá un aspecto gelatinoso. En ese momento ya estará lista.prepare jarabe casero

Consuma raíz de regaliz u orozuz

El orozuz, comúnmente conocido como raíz de regaliz, ha sido utilizado desde tiempos inmemoriales para hacer frente a la tos. Es un calmante natural perfecto para ayudar a hacer frente a la tos seca o a las gargantas irritadas. Puede consumir directamente el palo de regaliz chupándolo cuando tenga algo de tos o hacer infusiones con él. Una forma sencilla es dejar que hierva en una cazuela con un litro de agua. Para que la mezcla sea todavía más calmante puede añadir el zumo de un limón y una cucharada de postre de miel al conjunto.

Tómelo solamente cuando el líquido esté templado para no dañar la garganta.

Si lo prefiere, también puede encontrar regaliz en pastillas en cualquier farmacia. Se trata de las conocidas juanolas. Pregunte al farmacéutico si no las ve a primera vista, aunque suelen encontrarse en la línea de caja.

Si quiere conocer más remedios caseros contra la tos seca no deje de visitar el siguiente enlace.

Un pensamiento en “Remedios caseros para la tos

  1. Pingback: Remedios caseros para la gripe - Salud Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *