5 razones para beber agua tibia en lugar de fría

0 123

El agua es la bebida más sana que existe y gracias a ello, es la más recomendable. Es más, necesitamos beberla para mantener un buen estado de hidratación corporal. Por ello, es muy importante que nuestra ingesta de este líquido sea de aproximadamente dos litros diarios. Una buena manera de cuidar nuestra salud es beber esta bebida en las comidas principales del día. Esto, que no resulta nada nuevo, tiene otro debate asociado: ¿Agua fría o agua tibia?. Aunque los gustos de cada persona puede preferir un tipo u otro. No obstante, las últimas informaciones aparecidas nos indican que, si el agua está a una cierta temperatura media, puede tener más beneficios sobre nuestro organismo. El agua fría, por su parte, presenta más problemas en el organismo. Sin ir más lejos, beber agua tibia es mucho mejor que beber agua fría.

Si, es cierto que en verano apetece agua fresca. ¿Que nevera no tiene una botella de agua en su interior?. Pero quizás nuestra afirmación te haya sorprendido. En este caso, has llegado al sitio correcto. Si te interesa este tema y quieres saber por qué, te invito a que sigas leyendo este artículo. En él vamos a comentar las 5 razones más importantes por las que deberías sacar el agua de la nevera para beberla tibia, en vez de fría. ¡Toma nota!

¿Por qué es tan beneficiosa el agua para nuestra salud?

El agua es una sustancia necesaria para nuestra supervivencia. Nuestro organismo no podría sobrevivir si no recibiéramos este nutriente. Se trata de un nutriente esencial para nuestro cuerpo. Nuestro organismo está compuesto de agua en un 70%. Esta proporción debe mantenerse para que nuestro cuerpo pueda realizar sus funciones básicas, y de la mejor manera posible.

Gracias a ella, nuestro volumen sanguíneo es estable. Esto hace que todos los órganos y músculos reciban la cantidad necesaria de sangre para funcionar de buenas maneras. Gracias a ella, también, se regula nuestra temperatura corporal. Y, por si esto fuera poco, el líquido favorece la eliminación de toxinas y otros productos de nuestro organismo. Si no bebieramos suficiente agua, estos desechos se acumularían en nuestro cuerpo, pudiendo ser tóxicos para nuestra salud. Por ello, el consumo de agua reduce la probabilidad de sufrir enfermedades cardiacas y ciertos tumores en algunos órganos de nuestro cuerpo.

Si quieres saber más sobre sus beneficios, te invito a leer nuestro artículo «Cuales son los beneficios de beber agua«

Una vez clara la razón por la que el agua es tan beneficiosa, surge el siguiente debate: ¿Beberla tibia o beberla fría?

5 razones para beber agua tibia en lugar de fría

¿La bebo fría o la saco de la nevera?

Existen investigadores que se han formulado también esta pregunta, y para poder resolverla adecuadamente, la han hecho motivo de estudio. Las conclusiones han sido tajantes, y apuntan a que el agua tibia es mucho más beneficiosa que la fría, pues su temperatura se asemeja más a la temperatura corporal. Esto hace que el cuerpo la asimile mejor, pues no se produce un cambio de temperatura fuerte y, por tanto, no concibe la sustancia como extraña.

A continuación vamos a explicarte por qué estos estudios han dado estas conclusiones. Y para ello, vamos a revelar 5 razones que nos dicen el por qué de que el agua tibia sea más beneficiosa que la fría. Estas razones son:

1.El agua tibia favorece a una buena digestión

Seguro que a todos nos ha pasado alguna vez: Comemos más de la cuenta y la digestión se hace muy pesada. Sobre todo si hemos bebido refrescos o bebidas alcohólicas. El agua, como ya sabemos, es muy fácil de digerir. Además, ayuda a que nuestro estómago funcione de manera más efectiva, y realice la digestión mucho más fácilmente. Además, si la bebida que hemos bebido ha sido tibia, todavía la favorece más. El agua fría solidifica los alimentos que se encuentran en nuestro estómago, quien tiene que hacer más esfuerzo para procesarlos. Por ello, es la bebida indicada si lo que quieres es comer sano y balanceado.

Por ello, beber mucha agua fría de golpe tras pasar un momento de mucha calor o en medio de una digestión pesada, puede cortar el proceso digestivo y darnos un mal momento. Este momento puede provocar mareo, vómitos e incluso fiebre. Esto no ocurre cuando cogemos la botella de agua natural.

De la misma manera, con agua fría el aparato excretor debe trabajar más para desechar lo que no sirve, por lo que puede crear estreñimiento. El agua tibia, por contra, permite que trabaje sin tanto esfuerzo. Por ello, no se producen estos problemas.

2.El agua tibia favorece el trabajo de nuestro sistema inmune

El sistema inmune es aquel que evita que enfermemos. Nos lo podemos imaginar como una barrera que impide que infecciones y otros cuerpos nocivos entren en nuestro organismo.

El agua fría debilita este sistema, por lo que se vuelve más permeable y los agentes externos puedan entrar con más facilidad. Esto se traduce en un riesgo más alto de enfermar. Además, las enfermedades son más graves si nuestro sistema inmune no funciona correctamente. Por el contrario, la tibia permite eliminar las toxinas de nuestro organismo más facilmente.

5 razones para beber agua tibia en lugar de fría

3.El agua tibia favorece una buena circulación sanguínea

Cuando bebemos una bebida fría, el cuerpo debe gestionar el cambio de temperatura. Los vasos sanguíneos que recorren todo nuestro cuerpo se estrechan. Esto crea una dificultad de circulación de la sangre, que puede ocasionar problemas cardiacos. En cambio, si bebemos agua tibia o incluso caliente, ocurre el efecto contrario: Los vasos se agrandan, haciendo que la sangre pueda circular más libremente y con menos presión. Esto favorecerá la llegada de sangre y oxígeno a todos los rincones del organismo, haciendo que los músculos y los órganos trabajen mucho mejor.

Te recomendamos que leas nuestro artículo «Cómo mejorar la mala circulación de la sangre»

4.El agua tibia favorece el buen trabajo del sistema respiratorio

Por todos es sabido que las bebidas frías pueden producir dolor de garganta y mucosidad. Y es que las bajas temperaturas irritan el sistema respiratorio. En cambio, las bebidas tibias no producen estos problemas. Es más, suavizan el sistema respiratorio y hace que trabaje mucho mejor.

5.El agua tibia favorece nuestro sistema nervioso

Seguro que nos ha pasado: Bebemos agua fría, o tomamos un alimento muy frío, y notamos un cierto dolor de cabeza. Dura algunos segundos, y además es bastante molesto. Aunque esto es lo que ocurre en el mejor de los casos. Si no tenemos la suerte de que desaparezca rápidamente, tendremos el dolor durante un tiempo prolongado. E incluso puede que una bebida fría desate una migraña.

Por contra, beber agua tibia o caliente puede mejorar estos dolores. Incluso la temida e incapacitante migraña.

Estas son las 5 razones por las que es preferible optar por beber agua tibia en vez de fría. Por ello, los expertos dicen que es muy recomendable empezar el día tomando un vaso de agua caliente. A medida que va pasando el día, cambiar el agua fría por agua natural puede ser un acierto. Como hemos visto, el agua tibia beneficia el buen funcionamiento del cuerpo.

Si estás buscando mejorar tu salud, quizás después de leer este artículo cambies tus hábitos de vida en lo que a la bebida se refiere. Desde Salud Respuestas te animamos a ello.

5 razones para beber agua tibia en lugar de fría

A modo de conclusión

Nuestro cuerpo está formado, principalmente, de agua. El agua es fundamental para nuestra supervivencia. Como hemos visto, sin esta sustancia, nuestros órganos no podrían realizar su trabajo correctamente y los continuos fallos provocarían nuestro fallecimiento. Una vez sabido esto, resulta lógico pensar que la bebida más beneficiosa para nuestro organismo y nuestra salud es, precisamente, el agua.

Es normal que en épocas de calor apetezca agua fría, pero debemos saber que el agua más beneficiosa para nuestra salud es el agua tibia. Esto se debe a que la temperatura del agua tibia se asemeja más a nuestra temperatura corporal, y nuestro cuerpo no sufra la descompensación de temperatura que sufre cuando el agua que bebemos está fría. Además, existen otras razones por las que es recomendable sacar el agua de la nevera un rato antes de comer. Entre ellas, encontramos una mejora del trabajo del sistema nervioso, circulatorio, inmune, respiratorio y sanguíneo. Todas estas razones harán funcionar mejor nuestro organismo, lo que a su vez favorecerá una buena salud y la prevención de enfermedades de diferente gravedad.

Además, el agua fría puede crear cortes de digestión y vómitos. Por ello no es recomendable beberla tras comer demasiado o soportar altas temperaturas. Es importante hacer caso a estas informaciones para evitar encontrarnos indispuestos.

Por ello, desde Salud Respuestas recomendamos cambiar los hábitos de vida en cuanto a la ingesta de líquidos; beber abundante agua y que esta sea tibia, para conseguir los beneficios descritos y evitar los problemas que nos pueden ocasionar el agua fría. De esta manera, nuestro cuerpo no deberá gestionar un cambio de temperatura grande. Esto será mucho más beneficioso para tener una salud óptima que garantice nuestro bienestar físico y psicológico.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.