Cómo es Virgo en el amor

0 136

Puede que muchas veces no entendamos el comportamiento de ciertas personas o su manera de ser. Una manera de poder interpretar ciertas situaciones o la personalidad de una persona es saber su signo del zodiaco. A través de su signo estaremos informados de ciertas características que nos ayudaran a comprender. En este artículo hablaremos de cómo es Virgo en el amor.

Virgo

Es un signo muy especial, ya que sólo este tiene como símbolo a una mujer. Su elemento es la tierra. En este signo se encuentran las personas nacidas entre el 23 de agosto y el 22 de septiembre.
Tienden a ser perfeccionistas. Pero al mismo tiempo puedes contar con ellos para cualquier favor y no irán presumiendo de ello. Los defectos más notables en este signo son la irresponsabilidad y la tacañería.
Son bastante introvertidos y, en ocasiones, les obsesiona la limpieza. Desde su postura reservada les gusta observar. Esta es un comportamiento en el que están cómodos, ya que tienen mucha paciencia.

Les cuesta dar un paso más en cualquier tipo de relación. Son una buena compañía, pero cuando se trata de avanzar en términos de confianza y sentimientos, les cuesta mucho abrir esa puerta. Esto se debe a que no están seguros de sí mismos.
Es la persona idea a la que confiarle algún secreto sin miedo a que peque de indiscreción. Y, a su vez, tienen una gran capacidad de analizar los problemas ajenos. Dan con solución ideal cuando se trata de otras personas, pero no es lo mismo cuando el problema es suyo. Por otro lado, la amabilidad y la diversión siempre están presentes en su trato.
Cuentan con un poder de análisis destacado y tienen la facilidad de entender dos posturas contrarias entre sí. A veces, esto provoca que se hallen en un estado de indecisión. Pero, eventualmente, salen adelante, ya que son personas realmente intuitivas.

virgo en pareja

En el amor

Los primeros momentos en pareja con Virgo son muy intensos. El sexo no será un problema mientras le llama siga encendida. Por este camino, es posible que se termine enamorando.
Es importante no perder esa química de los primeros encuentros. Pasado un tiempo puede haber una etapa de enfriamiento. Aunque eso es normal en cualquier relación, para mantener a un Virgo activo es vital recuperar parte de esa magia, o intentarlo.

Una vez que la relación esté consolidada, Virgo estará más relajado y tranquilo. Lo que de verdad busca, y dónde se siente cómodo, es en la seguridad. Puede parecer que se ha acomodado y no valora a la otra persona, pero es por un motivo. Le gusta disfrutar de esa tranquilidad y confianza que ha logrado tener en el amor. Son como una bomba que pone patas arriba el mundo de cualquier persona, para más tarde buscar la paz. En los inicios, con Virgo, es muy fácil ser feliz.

Su manera de comportarse puede variar, en función de varios factores. Puede estar entregado al 100% y ser detallista en todo momento. Pero, con la misma facilidad, ser frío como el hielo. Querrá su independencia y espacio. Es en este momento cuando necesitan ser comprendidos y que sean pacientes con ellos. Pasado el momento, sabrá reconocer y valorar la empatía mostrada.
No hay que olvidar que son unas personas que quieren ir a su aire también. Puede resultar un poco contradictorio, pero son las dos caras de una moneda al mismo tiempo.

Posibles problemas

La fidelidad no es un problema con este signo, siempre y cuando se les pague de la misma forma. Si hay algo que no va a dejar pasar son, precisamente, los cuernos. Pese a que es un signo capaz de ponerse en la situación de la otra persona con cierta objetividad, en este caso no lo hará. Le cuesta mucho confiar y, cuando lo hace, espera no ser traicionado. Él puede que se sienta atraído por otra persona en los momentos más flojos de la relación, pero muy difícilmente caerá en la tentación.

Como ya hemos señalado, virgo tiene dos caras. Es increíble la facilidad con la que pasa de la entrega más absoluta a la frialdad cuando la relación termina. Una vez cruza la puerta, no se detiene para mirar atrás, ya que soporta muy bien el dolor. Por este motivo, si pudiesen elegir, se decantarían por que la otra persona termine con ellos. Aunque parezca todo lo contrario, por dentro pueden estar rompiéndose a la hora de despedirse. Mostrar esa frialdad es su forma de protegerse.

Es una persona con la que se puede discutir en buenos términos. Se esforzará en escuchar la otra versión e intentar comprender. Pero no lleva muy bien las amenazas y, si ve que es imposible llegar a un punto de encuentro, opta por terminar dicha discusión.

Compatibilidad

Buenas parejas

Con Capricornio. Tienen cierta compatibilidad. Tienen muchas cosas en común, lo que puede llevar a una relación poco profunda. Con el tiempo pueden ser expresar más sus emociones y entonces la pareja tendrá mucho futuro.
Con Piscis. Lo bueno de estos dos signos es que son totalmente distintos, pero de una forma que se complementan a la perfección. Representan las dos piezas de un rompecabezas que encajan.

Con Aries. En esta relación Aries llevará las riendas, aunque Virgo controlará ciertos impulsos por parte de la otra persona. Puede ser una relación muy enriquecedora, aunque con cierta tensión. Si las dos partes ceden, podrán llegar a formar un muy buen equipo.
Con Tauro. Es una de las mejores combinaciones para Virgo. Encajan a todos los niveles. No sólo conseguirán ser felices, sino también por mucho tiempo. Futuro prometedor.

Con Cáncer. Es una mezcla perfecta. Virgo aportará la tranquilidad a la pareja, mientras que Cáncer traerá la pasión y el cariño al día a día. La convivencia no sería problema en esta relación.
Con Virgo. Con unos pequeños ajustes, son la pareja perfecta. Pese a que son muy parecidos, pueden convivir con éxito.
Con Escorpio. Son dos personalidades muy fieles y leales. En la intimidad habrá muy buen entendimiento. Posible pareja exitosa.

Malas parejas

Con Acuario. A Virgo le gusta criticar. Acuario es una persona que tiene una mente abierta y no le gusta juzgar a nadie. Pide lo mismo para él. Este es el mayor de los problemas. Sólo podrán superarlo con mucho amor. Futuro borroso.
Con Géminis. No tienen mucho en común. Si logran centrarse en lo que están de acuerdo, puede que funcione. Son dos signos analíticos y este puede ser el punto de unión.
Con Leo. Personalidades muy distintas. Leo tiene demasiado ego para Virgo. Han de trabajar mucho para que la relación prospere.
Con Libra. No es una pareja que maride bien. Han de superar muchas diferencias para que realmente funcione. Incompatibilidad de carácter.
Con Sagitario. Poseen dos enfoques totalmente diferentes. Virgo valora los detalles y Sagitario la vista general. Difícil convivencia.

Conquista

En la conquista Virgo es un seductor. Tiene facilidad para enamorar y conseguir que la otra persona se sienta especial. Le gusta jugar continuamente. Pone el caramelo en la boca y cuando parece que nos lo va a dar, lo aleja. Es un tira y afloja del que, a veces, abusa. Les gusta hacer que la otra persona sufra un poco y arda más en deseo de intimar.
Reaccionan de forma muy positiva a los retos. Les motiva y dan todo lo mejor de sí mismos para conseguir lo que se proponen.

Las reacciones dignas de telenovela no están dentro de sus movimientos, así que con este signo no tendremos ese tipo de problemas.
Durante la conquista, Virgo disfruta de la lucha entre ambas partes. La estrategia y el uso de la inteligencia, más la dificultad del objetivo, hacen que se muestren realmente interesados. Su comportamiento a la hora de conquistar es exactamente lo que espera recibir de la otra persona. Tienen una gran capacidad de control.

virgo en el amor

Consejos

A la hora de que surjan problemas en la relación, el comportamiento de Virgo depende enteramente del enfoque dado al conflicto. Si se lo exponemos en forma de reto a resolver, sentirá una especie de motivación para conseguir arreglarlo. Una ventaja de este signo es que sabe escuchar. Cuando está tranquilo, es el momento ideal para tener este tipo de conversaciones. Y de cualquier otro tema.

En los momentos que el considere que necesita espacio e intimidad, es cuando se le debe conceder esas peticiones. Virgo suele entregarse en la relación y espera recibir lo mismo. No es una mala inversión, ya que pasado ese tiempo volverá a la normalidad. Y con más confianza y ganas de estar con la otra persona. A veces, más lejos, significa más cerca. Si en esta etapa de la relación se está muy agobiado, quizás nos interese saber algunas técnicas para reducir el estrés.

Haciendo un balance de la relación con Virgo, el saldo siempre suele ser positivo. Es un compañero que le cuesta arrancar, pero cuando está en la relación, se puede contar con él para mucho tiempo.  Si quieres sorprender a tu pareja puedes hacer un cambio de look.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.