Cómo saber si una mujer esta excitada

0 1.056

Todo hombre alguna vez se ha preguntado cómo saber si una mujer está excitada. Y es que los deseos sexuales tienen una raíz o fuente biológica. Con la finalidad de descargar la tensión acumulada, mediante el orgasmo. Por eso, la excitación sexual es una acción que produce cambios mentales y físicos que preparan al cuerpo para el sexo. La excitación comienza con la estimulación física y psicológica de todos los sentidos. Participando el olfato, la vista, el tacto, el gusto, el pensamiento y las emociones. Es un impulso parecido a una necesidad imperiosa, que pone en acción procesos mentales complejos de nivel consciente e inconsciente. A medida que va alcanzando un mayor grado, se producen una serie de fenómenos biológicos. Cambios físicos, como la tensión muscular en el cuerpo para llegar a la respuesta sexual plena, son muestra de excitación.

El orgasmo es la respuesta sexual del hombre y la mujer al proceso de excitación y placer. Durante el orgasmo se va liberando de forma placentera todas las tensiones y la energía acumulada. La forma de expresar placer durante el orgasmo, difiere en todo caso de cada individuo. Hay casos en los que se producen instantes de pérdida de conciencia o sensaciones de mareo intenso. En algunas personas puede haber una sensaciones de acaloramiento y/o ardor en el área genital. Y en otros, aparece ligera estimulación eléctrica y cosquilleos que se expanden y transmiten al resto de todo el cuerpo.

Pero, lograr la excitación y reconocer cuando estamos excitados, puede no ser tan fácil. En especial para las mujeres, a quienes socialmente el sexo se nos presenta como algo oculto. Todos los cambios que tenemos durante la excitación y el orgasmo, son muchas veces un misterio por develar.

Si una mujer está excitada ocurren cambios fisiológicos

La excitación es similar en los dos sexos, y está caracterizada por fenómenos de vasodilatación. Se puede identificar por el aumento del aporte de sangre a los órganos sexuales. Igualmente, la actividad sexual depende de hormonas como la testosterona, la serotonina y la dopamina, que influyen en la excitación. Pero estas influyen más en nuestra capacidad para excitarnos que en el propio proceso de excitación.

En el caso de la mujer, el signo más representativo de excitación es la lubricación vaginal. Esta es causada por la filtración a través del epitelio vaginal de plasma sanguíneo del plexo sub-epitelial  intensamente dilatado. Asimismo, los estímulos eróticos condicionan una descarga nerviosa en el cerebro que se libera de los circuitos inhibidores. Estos circuitos van a los centros medulares responsables de la intumescencia genital, cuando hay un estímulo emocional activado. Las órdenes nerviosas producen una vasodilatación, cuya consecuencia es la lubricación de la vagina.

Su utilidad es:

  • Facilitar la penetración.
  • Favorecer los movimientos del pene.
  • Neutralizar el pH vaginal ácido para permitir la supervivencia de los espermatozoides.

La excitación sexual puede darse indistintamente de que existan las condiciones para el encuentro íntimo. Más bien, en este caso si una mujer está excitada enviará señales inequívocas que desea sentir atención sexual. Algunos gestos son obvios, otros muy sutiles, pero siempre serán observables o perceptibles por el hombre.

Reacciones corporales presentes en una mujer excitada

El cuerpo humano es capaz de expresarse por sí mismo de manera auténtica. Incluso, cuando estamos dando un mensaje verbal diferente, el cuerpo tiene su propia expresión. Esto quiere decir, que podemos estar excitadas en medio de una reunión de trabajo o sentadas en un automóvil. Aunque la excitación se presenta para facilitar el sexo, no es necesario que estemos en este para estar excitadas. Por eso, muchas veces no sabemos reconocer las señales sútiles de excitación. Igualmente, para los hombres puede ser complicado saber si una mujer está excitada, antes del acto sexual. Pues la lubricación vaginal, pueden percibirla solamente al momento de la penetración o al tacto.

Pero, si estamos atentos al leguaje y signos corporales de la mujer, podremos identificar la excitación, en cuanto aparezca. Si una mujer está excitada, los primeros cambios visibles serán:

  • Dilatación de las pupilas y apertura mayor de los ojos.
  • Apertura de los poros de la piel.
  • Aparición de una ligera humedad sobre la piel.
  • Labios humedecidos, entreabiertos y levemente endurecidos.
  • Mejillas sobresaltadas o enrojecidas.
  • Aceleración de la respiración y el ritmo cardíaco.
  • Erección de los pezones.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Emisión involuntaria de gemidos y sonidos al respirar.
  • Presencia de gestos de sensualidad y coquetería.
  • Cambio en su olor corporal.

Algunas de estas señales son más visibles que otras. Pero, si ambos estamos participando de la estimulación o deseamos el encuentro íntimo, seguro que no las podremos obviar. De hecho, algunos cambios, como el olor, son perceptibles de manera inconsciente por los hombres. Por eso, si una mujer está excitada llamará la atención para recibir el sexo que desea.

Si una mujer esta excitada

Exageración de la gestualidad en una mujer excitada

Como la excitación sexual conduce a impulsos irrefrenables, los gestos propios de esta situación no son controlables. Por eso, cuando una mujer está excitada exagera los gestos de sensualidad para llamar la atención.

En el caso del rostro, no es sólo la visible dilatación y brillo de las pupilas. Además, el mordisqueo de los labios y los movimientos sinuosos de estos aparecen y toman el control. Es posible que como mecanismo de liberación aparezca una sonrisa pícara o gestos sonrientes. Igualmente, la mirada será más fija y tenderá hacia los brazos, pecho y pene del hombre. No es de sorprender que al ver a un hombre realicemos algún sonido o gemido, así como humedezcamos los labios. Igual, la mirada de reojo, el pestañeo frecuente, señalar con los labios de manera seductora indican excitación. Todo esto viene acompañado de los movimientos y posturas que adopta una mujer excitada.

Movimientos que muestran excitación

  • Es importante observar las posiciones que una mujer excitada adopta con su cuerpo. Cuando una mujer está excitada, tiene sensaciones de intranquilidad. Por eso, las manos y piernas estarán en movimiento. Con las manos, comenzará a acariciarse con mayor frecuencia. Jugar con el cabello, arreglar su ropa, es señal de excitación. Estos gestos, por supuesto fuera del momento sexual. Pues durante el sexo, habrá mayores toques y caricias si una mujer está excitada. Otra señal común es acariciar los labios con los dedos, incluso mordisqueárselos eventualmente. Exhibir las muñecas y palmas de la mano al hombre que deseamos. Así como acariciar un objeto cilíndrico, el pie de una copa, indica sin más los preludios de excitación. Estas caricias, también pueden estar dirigidas al hombre, podemos estar frente a una mujer excitada y recibir toques sensuales.
  • Si queremos saber si una mujer está excitada, también es bueno observar sus piernas y pies. Si está sentada con las piernas abiertas, cuando aparece el hombre que desea, las piernas se abren más. Comienza a cruzar y descruzar las piernas lentamente frente al hombre, acariciándose suavemente los muslos. Este gesto es indicativo del deseo de ser tocada. Igualmente, acariciar los zapatos, tiene un efecto fálico al meterse y sacarse el pie del zapato. Por lo general, se puede acariciar un pie con el otro o entrelazar las piernas haciendo fuerza o contrayendo los músculos.

Toda la excitación en el pecho de la mujer

Observar el pecho de una mujer cuando está excitada, es más que mirarle los senos.  Dado el aumento de la presión arterial, la frecuencia y el ritmo cardíacos, el tórax se eleva considerablemente. Unido a la aceleración de la respiración que se hace más superior, veremos mayor movimiento del pecho de la mujer. Incluso, puede dar la sensación de que los senos son más grandes.

No importa del tamaño que sean los senos son muy sensibles a los estímulos sexuales. Por eso, señalan la excitación sexual de cualquier mujer. Así como la erección del pene del hombre es la muestra física más visible, los pezones de la mujer nos indican que está excitada. Los pechos cobran turgencia, se vuelven más oscuros y se hacen más duros. Se levantan ligeramente y sus pezones se vuelcan hacia adelante. Este cambio puede observarse por encima de la ropa. Por eso, si queremos determinar si una mujer está excitada, mirar su pecho es la mejor estrategia.

Estar caliente puede ser algo real

Cuando queremos indicar que estamos excitados, tendemos a decir que estamos calientes. Y esto pudiera ser cierto. Y es que, una de las muestras de excitación es el incremento de la temperatura corporal. La acción de las hormonas como la oxitocina y la testosterona, logran una elevación de la temperatura. Este calor es causado además por el aumento de la irrigación sanguínea. También aumenta la microcirculación de la sangre, haciendo que los vasos superficiales de la piel reciban fluido. Así, el calor se acompaña de un enrojecimiento leve. Así, si estamos en una cita y tocamos a nuestra chica notándola más caliente, en efecto es porque está excitada.

Cómo saber si una mujer esta excitada

Señales genitales de excitación que debe saber una mujer

En algunas oportunidades, las mujeres no sabemos reconocer si estamos excitadas. De esta manera entramos al acto sexual perdidas y no somos capaces de enseñar a nuestra pareja. El auto conocimiento es fundamental en cualquier relación de pareja. Si podemos reconocer nuestras propias características cuando estamos excitadas, podemos guiar el encuentro hacia el máximo de placer. Así mismo, aún hay hombres que pretenden iniciar el coito sin verificar que tanto él como la mujer estén excitados. De esta forma, el sexo se vuelve incluso traumatizante y monótono. Lo mejor es participar del acto sexual plenamente y reconocer las pistas genitales que son emitidas por una mujer excitada:

  • El cosquilleo genital

Es una de las señales más claras si una mujer está excitada. Se produce por la concentración de sangre que se acumula en la vagina. Se puede sentir como un movimiento vaginal que causa el deseo de ser tocada en esa zona.

  • Tumescencia del clítoris

El aumento del tamaño del clítoris es una señal evidente si una mujer está excitada. El clítoris se enrojece, se endurece y aumenta su tamaño, haciéndose más sensible al tacto. Esto se conoce como la erección femenina, pues el clítoris se eleva para buscar un mayor roce con el pene.

  • Lubricación vaginal

La vagina comienza a humedecerse, produciendo un fluido líquido. Este flujo permite que el coito se realice sin molestias o dolor durante la salida y entrada constante del pene.

  • Estrechamiento, alargamiento y dilatación de la vulva

Toda la zona externa de la vagina se prepara para recibir el órgano masculino, tragarlo y mantenerlo aprisionado. Esta cualidad es la que logra el intercambio de placer con el hombre, ejerciendo presión sobre el pene en movimiento.

  • Contracciones vaginales

Aunque puedan ser mayores durante el orgasmo, aparecen desde la excitación. Son movimientos involuntarios de las paredes vaginales que logran ejercer presión sobre el pene. Estas contracciones pueden llegar a ser imperceptibles por la misma mujer. Por eso, es importante que durante el acto sexual estemos atentas a nuestros propios impulsos. De esta manera podemos educar nuestro cuerpo para la obtención de más placer.

 

 

¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 87,50% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.