Cómo estimular los pechos

0 129

Todos queremos tener relaciones sexuales plenas y, al mismo tiempo, volver loca a la otra persona. Para lograr ese objetivo es importante empezar por el principio. No conseguiremos tal cosa si no hay una buena estimulación previa. Hay muchas partes del cuerpo que podemos usar para excitar a la otra persona. Por eso, en este artículo hablaremos de cómo estimular los pechos. Es una zona muy sensible, ya que se considera erógena. Saber tocar esta parte del cuerpo nos dará una gran ventaja para avanzar en el coito. Conocer la zona y saber cómo estimular los pechos es un punto de partida ventajoso. No sólo al principio, sino durante las relaciones sexuales.
La sensibilidad en esa zona es muy distinta en diferentes personas. Puede que se muestren indecisas por alguna inseguridad o complejo. Una conversación profunda ayudará a arreglar el problema.

No hay un tiempo limitado en el que debamos estimular continuamente los pechos. Tanto como el cuerpo nos lo pida y, sobre todo, a la otra persona. También es muy importante el momento previo al tocamiento. Mucha gente tiene el problema de que se centra tanto en el sexo que ignora un buen preliminar. Ya sea por demasiadas ganas o por no saber qué hacer exactamente en determinadas zonas. Esto ya no será un problema, porque después de unos consejos sabrás algunas técnicas para activar esas zonas sensibles que hay en el pecho. No importa el tamaño del pecho, ni la forma. Todos tienen algo en común. En esa zona existen muchas terminaciones nerviosas por las que se siente mucho placer.

Un error grave que se suele cometer es tocarlos para propio disfrute. No hay nada malo en ello, pero si es nuestra única preocupación estaremos obviando lo más importante. Excitar a la otra persona.

Cómo estimular los pechos

Estimular los pechos

Hay muchas técnicas para estimular los pechos adecuadamente. Siguiendo unos pocos pasos estaremos más cerca de conseguir saber calentar el ambiente. Algunas de las ideas que podemos tomar prestadas son:

La suavidad. Es muy importante hacerlo con suavidad, ya que es una zona muy sensible. Podemos empezar simplemente pasando suavemente la yema de los dedos o incluso la lengua. Hay una diferencia entre rozar y tocar. Es aconsejable empezar por unos ligeros roces para despertar el placer.

El sentido de los movimientos. Hacer movimientos circulares, ya sea con la lengua o con la mano, provocara un gran placer en la otra persona. Han de realizarse a una velocidad lenta, ya que todavía estamos empezando.

El pezón. Es la parte más importante del pecho que podemos estimular. Empezando por la punta suavemente conseguiremos que se endurezca. Podemos tocarlo con el dedo pulgar e índice, acompañado de la punta de la lengua.

La boca. Es importante tener un control y ser cuidadosos a la hora de usar la boca. Como ya hemos señalado antes, es una zona extremadamente sensible. Por eso es importante tener sumo cuidado, ya que en un descuido o uso de excesiva fuerza podemos causar daños.

  1. Para empezar con la boca, lo ideal es, a escasos centímetros del pezón, soltar un poco de aire caliente al pezón.
  2. La lengua, al igual que el pezón, es también una zona muy sensible. Usamos la punta para, circularmente, pasarla suavemente por el pecho.
  3. Llegados a este punto en que ya hay una cierta excitación por ambas partes, podemos empezar a besar el pecho. Siempre hemos de recordar que debemos de hacerlo con delicadeza. La técnica es como si besaras unos labios.
  4. En algún que otro momento, podemos dar pequeños mordiscos usando sólo los labios.

Innovaciones

No está todo inventado y menos en estos temas. Ser capaces de innovar nos dará una ventaja y un punto de originalidad que potenciará el placer. Es cuestión de probar cosas nuevas y antes hablar con la pareja para tantear el tema. A continuación, daremos unas posibles opciones que podemos experimentar, con el debido consentimiento.

El hielo. El contraste frío-calor puede provocar mucho placer, por lo que los hielos serán de una gran ayuda. No usaremos los hielos para pasarlos directamente por el pecho. En cambio, nos lo pondremos en la boca para que nuestros labios se enfríen. Otra opción es envolver el hielo y pasarlo suavemente por la zona.

La comida. Comer y el sexo son uno de los mejores placeres que hay en la vida. No es una mala idea combinarlos. Colocar comida afrodisíaca en dicha zona estimulará a ambos.

El lubricante. Hay muchos tipos de lubricantes que podemos usar. Tanto de sabores como de efecto calor o frío. Hacer un masaje o incluso besar los pechos utilizando un lubricante puede potenciar mucho más los sentidos.

Posturas

La cucharita: Es una de las posturas más íntimas y reconfortantes. Al estar detrás de esa persona podemos estimular el pecho con nuestras manos a la vez que podemos besar. Es una buena postura, también para seguir haciéndolo durante la penetración.

El perrito: Es una posición muy popular, seguramente la que más. Es más complicado por el tema de distancia estimular los pechos, pero a su vez es una de las más placenteras.

El puente: La ventaja de esta postura es la sencillez. y que tendremos todo su cuerpo a nuestra disposición. Es una posición propicia para estimular los senos y mantener sexo al mismo tiempo. También es posible besarlos.

La silla: Es la más sencilla de todas, ya que nuestra pareja sólo debe sentarse encima. Mientras estemos haciendo el coito, el pecho quedará a la altura de nuestra cara. Podemos besar y acariciar en una postura muy cercana. La otra opción es que se ponga de espaldas. En esta posición podemos solamente estimular el pecho con las manos, pero según los gustos puede ser más placentera esta opción.

Flor de loto: Seguramente sea una de las más cómodas. La cercanía hace que podamos intercambiar miradas a la vez que estimulamos el pecho y mantenemos relaciones sexuales. Es una postura muy intensa e íntima que logrará disparar los niveles de excitación de ambos.

consejos para estimular el pecho

Consejos

Si tiene un piercing en el pezón debemos de ser cuidadosos, más de lo habitual. Probablemente también nos interese cómo hacerse un piercing en el pezón para saber más acerca de cómo proceder.

Como en cualquier tema relacionado con el sexo, debemos hablar antes con nuestra pareja. Preguntarle sus gustos y sus curiosidades para poder actuar en consecuencia. Es fundamental mantener una conversación clara, honesta y en un marco de confianza para acercar posturas. Con sólo el hecho de hablar del tema avanzaremos más que yendo por nuestra cuenta.

Es vital ser delicados y atentos. Hacemos hincapié en ser tener mucha delicadeza mientras estimulamos el pecho. Es lo más importante, ya que si no prestamos la debida atención podemos incomodar a la otra persona. Por otro lado, es importante prestar atención a sus reacciones. Esta es una gran vara de medir para saber si lo estamos haciendo bien o si tenemos que cambiar de estrategia.

Mantenernos tranquilos. Puede que ante la expectativa de tal evento nos pongamos un poco tensos. Es importante saber cómo reducir el estrés. Controlar la situación nos ayudará a dar nuestro mejor rendimiento. Es crucial compartir buenos momentos en la cama. Estar bien con la pareja nos permitirá vivir mejor, por todo lo que eso conlleva.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.