Cómo fortalecer las uñas

0 287

Las uñas son unas de las partes del cuerpos de las cuales la mayoría de las personas consideran mas importantes. En muchas ocasiones tener unas uñas fortalecidas son símbolos de buena salud al igual que unas uñas arregladas pueden significar que una persona es muy detallista.

Según como sea el organismo puede que las uñas sean muy difíciles de mantener en un buen estado. Es por esta razón que mientras más cosas podamos hacer para fortalecerlas es mucho mejor. Algunas técnicas para mantener las uñas fuertes puede ser muy comunes y otras puedes llegar a salirse de lo usual.

Sin morder, sin comer

Puede que sea uno de los consejos más repetitivos, pero te sorprenderías cuantas personas en el mundo lo hacen. El comerse las uñas muchas veces es un símbolo de estrés y una forma de desahogarse para los que lo hacen. En ocasiones no es para comérselas necesariamente, simplemente se muerden por una necesidad constante de mantenerlas cortas. Lo importante es que esto no suceda.

Nuestra saliva está hecha para ayudar a digerir más fácil los alimentos nuestras uñas no forman parte de nuestra dieta, por lo que llevarlas a nuestra boca implica que nuestra saliva las debilite automáticamente.

De esta forma se pierden todos los nutrientes que puedan ser generados de forma natural por nuestros organismos, lo que hace que tengamos unas uñas blandas y sin capacidad de crecimiento.

Unas uñas comidas o mordidas tampoco serán bien vistas estéticamente hablando. Equivalente a esto debes recordar que al estar en nuestras manos son una fuente interminable de gérmenes, a pesar de que no las lavemos todo el tiempo. Debido a esto, comernos nuestras uñas es un mala costumbre que no nos genera ninguna consecuencia positiva.

Cuidado con los químicos

Si eres una persona cuyas manos tienen que estar repetidamente en contacto con productos químicos de limpieza te decimos que esto no es nada saludable para tus uñas. Las sustancias como los lavaplatos, detergentes o cloro desgastan la piel y sumado a ella nuestras uñas.

La recomendación en este caso es que, si tu vida gira en torno a este tipo de actividades ya sea porque trabajes en tu hogar o desempeñes labores de limpieza en general, utilices guantes para el cuidado de tus manos y sobre todo para tus uñas. Mantenerse lo más lejos posible de estos productos ayudara a conservar en buen estado estas partes de tu organismo.

Un buen trato para tus uñas

Si queremos tener unas uñas fortalecidas es sumamente importante el trato que le demos a las mismas. Esta parte de tu cuerpo también merece que la consientas de vez en cuando, eso independientemente de que seas hombre o mujer. Hay momentos específicos donde deberás prestarles más atención para así poder mantenerlas más saludables y fuertes.

La manicura

Como te decíamos consentirlas es importante, por ello una manicura una vez a la semana no te caería nada mal. Puede que lo hagas de manera profesional, es decir pagando a alguien para que lo haga, como de forma casera. Independientemente lo fundamental es que lo realices periódicamente para mantener la fuerza de tus uñas.

No creas que la manicura es un lujo o un acto de vanidad. Nuestro cuerpo necesita sentirse querido y las uñas no son la excepción. Exfoliarlas, hacerles una buena limpieza y limarlas, todo acompañado con unos buenos masajes ayudaran a que tus uñas se fortalezcan rápidamente.

Recuerda que lo aconsejable es que el tratamiento sea una vez a la semana, tampoco caigas en la exageración de hacerlo más de lo recomendado ya que puede causar daño a las mismas.
Entre más cortas, más saludables

Los accidentes con las uñas largas suelen ser muy frecuentes ya que tendemos a tropezarlas prácticamente con cualquier cosa. Son partes de nuestras manos es por ellos que están expuestas a doblarse o partirse con muchas facilidad, lo que las debilita con el tiempo, además de generar mucho dolor.

Mantener nuestras uñas cortas es unas de las tendencias de la moda más actuales. Equivalente a esto evitaremos los pesados accidentes que suelen ocurrir en la vida diaria lo que mantendrá unas uñas saludables. La idea es que tú mismo te las mantengas cortas con el tratamiento adecuado, evitando comértelas como te lo hemos comentado anteriormente.

Evita el maltrato a los esmaltes

Una de las costumbres más arraigadas de la sociedad actual es mantener nuestras uñas pintadas, sobre todo las mujeres. El problema está cuando los esmaltes comienzan a caerse provocando molestias e incluso que puedan a llegar a verse muy mal en nuestras uñas. La primera reacción de muchos en este caso es rasparlo hasta no dejar nada en la superficie.

Este tipo de prácticas le quita por completo la fortaleza a nuestras uñas. Es muy común realizarlas pero lo mejor que se puede hacer es aplicar los removedores necesarios para quitar el esmalte adecuadamente. Recuerda que estos químicos están diseñados especialmente para nutrir a las uñas después de la limpieza y prepararlas para otra futura mano de pintura.

Repáralas a tiempo

Cuando nuestras uñas han tenido algún tipo de accidente lo mejor es solventarlo lo más rápido posible. Existen muchas técnicas que nos ayudarán a mantener las uñas lo más uniformes posibles en cada uno de nuestros dedos. El limarlas es la primera opción pero suelen quedar distintas al resto, lo que implica que se haga también en las demás uñas.

Otra opción para evitar la desigualdad es colocar un poquito de pegamento especial para uñas en la zona afectada. Luego esperamos que se seque, para finalmente limar las impurezas y aplicar algún esmalte de ser necesario. Esta solución las mantendrá fortalecidas por un largo tiempo.

No son herramientas de trabajo

A pesar de que nuestras uñas pueden llegar a ser sumamente útiles para completar ciertas labores, se debe saber que en realidad no están diseñadas para ellas. Debes recordar que para mantenerlas fortalecidas no puedes utilizarlas como si fueran tijeras, ya que no están hechas para recortar papeles o trozos de comida.

Igualmente no podemos pretender abrir tapas de botellas con ellas o quitar sucio de alguna superficie junto con etiquetas. Para cada tarea existe un artefacto o herramienta que está diseñada especialmente para ello. Evita utilizar tus uñas como un ayudante, ya que solo las estarás debilitando y causando que se rompan con más facilidad.

Los famosos remedios

Los remedios caseros son parte de los tratamientos más populares para las diferentes partes del cuerpo o enfermedades que queramos cuidar o solucionar. Las uñas también tienen su propio recetario natural con sustancias que ayudan a su fortalecimiento inmediato.

Ajo y cebolla

Dos de los tratamientos más conocidos para fortalecer las uñas, son los que implican el uso del ajo y la cebolla. De los favoritos de la lista ya que ayudan a cuidarlas rápidamente. Ambos ingredientes tienen excelentes propiedades antibióticas lo que evita que se enfermen o aparezcan bacterias indeseables.

El ajo puede prepararse muy fácilmente, la forma más común es triturando lo más posible los dientes de ajo para luego introducirlo en algún esmalte transparente. Al aplicarlo se notara la diferencia de inmediato. Con la cebolla se hará algo parecido pero sin el esmalte, aplícala en forma de pasta directamente en la uñas por algunos minutos para fortalecerlas.

Aplica el vinagre de manzana

Se debe de aprovechar a la perfección todas las propiedades que posee el vinagre de manzana. Este producto contiene vitaminas, junto con diferentes minerales y ácidos, lo que lo hacen ideal para el tratamiento natural de las uñas. También ayudan a combatir los hongos y crear una capa protectora en contra de las infecciones.

La composición que tiene el vinagre de manzana también ayuda al fortalecimiento de las uñas por lo que son muchas las razones por la cual utilizarlas. Simplemente con sumergir los dedos en un poco de este líquido, que este a temperatura tibia, ya se estará aprovechando en esta zona parte de sus propiedades adecuadamente.

Aceite de oliva para uñas

El aceite de oliva también es uno de los remedios más usados para el tratamiento de muchas partes de nuestro organismo. Lo mejor de este es que en la mayoría de las cocinas lo hay, por lo que no tendrás que recorrer grandes tiendas para poder cuidar tus uñas apropiadamente. Sirve como un humectante natural y garantiza la fortaleza de tus uñas casi de inmediato.

Para utilizarlo solo debes tomarte unos minutos de tu tiempo diariamente para sumergir tus manos dentro de un poco de aceite de oliva. También te sugerimos que le des un masaje a tus uñas para garantizar la relajación de esta zona del cuerpo, por lo que actuará de forma más rápida.

Otra razón por la cual se recomienda este aceite es porque podemos combinarlos con otros que lo complementan. El limón es uno de ellos ya que ayuda a suavizar y blanquear las uñas además de brindarles la vitamina C que les hace falta. Otro potencial compañero es el vinagre de manzana, del que ya te hemos hablado anteriormente.

Dieta y agua

Para cuidar nuestras uñas y fortalecerla son solo debemos hacerlas desde el exterior, también es importarte prestar atención al interior del organismo ya que por medio de él estas se nutren diariamente. Unas uñas débiles son símbolo de que internamente algo esta malo puede estar ocurriendo, por ello hay que revisar nuestra dieta.

Lo primero en cuanto a la alimentación es comenzar a implantar más proteína en las diferentes comidas del día. Las carnes blancas, algunos huevos y por supuestos los vegetales que tengan hojas verdes serán ideales para esta inclusión. Las nueces y los diferentes lácteos también pueden ayudar a que las uñas se fortalezcan más rápido.

Se debe procurar también aquellos productos alimenticios que sean ricos en vitaminas como la A, E y B, asimismo los que tengan zinc junto con calcio conjuntamente del conocido omega 3. Todos estos nutrientes ayudaran a que haya un verdadero cambio, fortaleciendo tus uñas de manera sumamente notoria.

El mantener la cantidad adecuada de agua en el organismo también es una forma de fortalecer nuestras uñas. En combinación con la dieta, el beber suficiente agua es una forma de hacer que los nutrientes fluyan por el sistema circulatorio por lo que garantizara unas uñas más sanas con el tiempo. A pesar de que el agua es tan positiva internamente, debemos evitar exponer nuestras uñas ante ella en repetidas ocasiones ya que esto las debilita con mucha facilidad.

Fortalecer las uñas es una tarea muy fácil de hacer, tan solo se necesita dedicación, delicadeza, una buena alimentación y tener presente que necesitamos cuidarlas para que se mantengan con una buena salud.
Nuestras uñas son una parte del cuerpo que necesita que se le preste atención, así como la piel y el cabello, por ello tenla presente y busca soluciones para que conserven hermosas, independientemente de las actividades que tengas en tu agenda.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.