Cómo hacer el amor

0 159

Es un tema que a todos los que tenemos pareja o nos gusta alguien, nos preocupa poder hacerlo algo mal. Hablamos de las relaciones sexuales, que tantas preocupaciones y tanto tiempo nos han quitado pensando en la manera de hacerlo. Es importante tener unas relaciones satisfactorias con nuestra pareja, ya que eso nos ayuda a ser feliz. Es un tema que hemos de afrontar con tranquilidad y con el ánimo adecuado, ya que esto es cosas de dos. La importancia del sexo en nuestra vida es muy buena para nuestro ánimo, autoestima y salud. También nos ayuda a curar la ansiedad.
Cualquier esfuerzo que hagamos que sirva para mejorar nuestra vida en este aspecto, será bienvenido para nuestra salud. El sexo tiene beneficios mágicos que nos pueden alargar la vida y mejorar la calidad de la misma. Por eso, en este artículo hablaremos, para todos, de cómo hacer el amor

A lo largo de este texto encontraremos varias ideas y consejos para que nuestras relaciones íntimas sean lo suficientemente satisfactorias. Hemos de saber que algunos factores o circunstancias influyen en la calidad del sexo. Una cosa que nos debe preocupar es la rutina, ya que mata la pasión y el deseo. Invertir tiempo y es fuerzo para mejorar esta parte de la relación es clave y contagiaremos a nuestra pareja para que se tome el mismo compromiso.
Es posible que el trabajo o los problemas del día a día consigan minar nuestro entusiasmo y lleguemos a casa estresados. Esto hace que no estemos de humor para consumar. Es importante recordar las prioridades y los momentos buenos que hemos pasado para que nos motive a tomar dichas acciones. Si no cuidamos el sexo, puede que la pareja se resienta, ya que este es el termómetro de toda relación. Es muy revelador.

pasos para hacer el amor

Hacer el amor

Saber hacer el amor no se trata de desarrollar cierta habilidad en las artes amatorias, este no es el objetivo. Puedes tener esta facilidad en las relaciones sexuales, pero se necesita algo más a nivel de conexión con la persona. Si fuera sólo sexo, esto sí que sería muy importante para tener unas relaciones placenteras. Pero para hacer el amor, hace falta tener sentimientos con la otra persona y llegar a cierto punto de entendimiento. Aunque claro, si además de estos sentimientos y cercanías, tenemos estas habilidades o experiencia en el sexo, mucho mejor.
Lo que más relevancia tiene es la actitud y las ganas que le pongamos para pasar un buen momento y elevar la calidad de dichas relaciones. Se puede hacer el amor y ser feliz sin tener pareja, no hace falta estar comprometido para sentir. A veces, las relaciones no son blanco o negro, pueden ser grises.

Como hemos dicho anteriormente, para hacer el amor no hace falta seguir una única libreta de consejos o ideas. Hay que dejar sitio a la improvisación, ya que cuando hay sentimientos fluye más fácil. Aun así, a continuación, vamos a dar unos puntos de vista que nos ayuden a tener más claro este tema y que nuestras relaciones sean plenas.

Cuidar la relación. Por muy bueno que pueda ser el sexo, si en la relación hay algo que falla, terminará afectando a nuestras relaciones íntimas. Por eso lo más importante es cuidar la pareja, solucionar los problemas y tener una buena actitud. De esta forma, en el momento de hacer el amor nos sentiremos más unidos y más cómodos. La única manera de hacer el amor, es que haya amor. Y esta circunstancia no se dará si no prestamos atención a los problemas que puedan existir fuera de la cama.

Más soluciones

Ser originales. Hacer siempre lo mismo, por mucho que nos guste, puede resultar rutinario y llega un punto que aburre. Salir de esta dinámica y aportar nuevas ideas es totalmente sano en la pareja. Experimentar nunca es un error, incluso si lo que hemos intentado no ha tenido éxito. Esto por lo menos hará más entretenido el sexo. Además, es importante seguir experimentando hasta dar en el clavo, por lo que se ha de ser constante. Traer nuevas ideas a la cama siempre será positivo, por lo que no debemos tener miedo a probar cosas nuevas, aunque no estemos seguros.

Ser generosos. Un error que podemos llegar a cometer es buscar sólo disfrutar nosotros en el acto sexual. Esto nos hace ir mucho a nuestro aire y es de muy mal gusto. Hay que involucrar a la otra persona, preocuparse de que disfrute tanto o más que nosotros, si no el sexo nunca será tan bueno. Que mejor manera de hacer el amor que dar placer a esa persona especial con la que compartes estos momentos. Por eso hemos de estar atentos a sus reacciones, para saber si está disfrutando o no. Si lo que hacemos le gusta podemos seguir.

La preparación. Una buena idea para hacer que el encuentro sea especial es preparar el ambiente. Una música propicia, unas velas y alguna otra decoración que se nos ocurra es lo ideal para crear un espacio íntimo. Con sólo este preparativo, ya tenemos mucho terreno ganado para hacer el amor y que sea una experiencia grata para los dos. A veces, por falta de tiempo lo hacemos de cualquier manera y casi con prisas. Tomarnos nuestro tiempo y dedicarnos en cuerpo y alma a ello es una buena manera de empezar. Es importante que recordemos; las prisas son malas consejeras.

consejos para hacer el amor

Consejos

Es aconsejable que el bosque nos deje ver los árboles. Esto quiere decir que no nos podemos obcecar en el sexo en sí. Tan importante, o más, es nuestro comportamiento antes y después de hacer el amor. Si al terminar nos ponemos a dormir, a ver la tele o hacer otra cosa, no estaremos eligiendo la mejor opción. Después de tener relaciones sexuales, es probable que la otra persona quiera hablar o un poco de cariño. Ya que nada más terminar, si nos ponemos a hacer otra cosa puede acabar resultando una experiencia muy fría y vacía. Por eso, tenemos que preocuparnos de compartir un rato con esta persona, aunque no hablemos. Simplemente seguir dándonos cariño, ya que si hay amor, es lo que se espera.

La comunicación. Tener conversaciones sinceras y honestas con tu pareja sobre este tema hace que se avance mucho en la relación. Poder decir libremente, sin remordimientos, qué nos gusta y qué nos gusta menos puede subir el nivel y la calidad del sexo. Es la mejor manera de saber lo que la otra persona necesita para hacer el amor y sentir placer. Al principio puede ser un poco difícil e incómodo, pero si damos el paso nos sentiremos mucho más cerca de esa persona. De eso se trata hacer el amor también, de que tu pareja tenga la confianza suficiente para dar su opinión. No debemos olvidar que los dos queremos lo mismo; tener unas relaciones satisfactorias. Y para ello es necesario saber lo que la otra persona piensa.

Esforzarse. Tengas mucha experiencia en el sexo o no, lo importante es que haya amor. Si seguimos estos consejos redactados en el artículo, todo mejorará. Puede que haya baches, pero es lo normal. Tener constancia y ponerle interés hará que todo fluya de forma adecuada.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.