Ideas para regalar a un hombre en San Valentín

0 122

Si hay alguna fecha especial para una pareja, ese es el 14 de febrero, ya que es un día especial. Es una ocasión perfecta para pasar tiempo con nuestra pareja y dejar aflorar los sentimientos mutuos. Un problema que vuela sobre nuestra cabeza ante esta gran cita es qué plan o qué regalo hacer. Tenemos muchas posibilidades si lo pensamos bien, por lo que no debemos preocuparnos demasiado. Por eso, en este artículo hablaremos de algunas ideas para regalar a un hombre en San Valentín. Pese a que esté extendida el pensamiento de que acertar qué regalar a un hombre es fácil, esto depende de la persona. No todos tienen los mismos gustos ni pasan por las mismas circunstancias. Analizar detenidamente y estar atentos a las posibles señales que podemos detectar sobre sus deseos nos pondrá en una situación ventajosa. Y esto hará que podamos reducir el estrés causado anteriormente.

Seguramente en Internet encontremos muchas ideas que nos puedan ayudar a decidir el regalo, pero lo mejor es hacer memoria. Es muy probable que, en alguna conversación, aparentemente irrelevante, haya expresado algún deseo sobre lo que necesita o quisiera tener. Si somos una persona atenta, a la que le gusta escuchar y tenemos memoria, únicamente tendremos que tratar de recordar. También pensarlo con tiempo suficiente nos dará cierta tranquilidad, ya que si lo dejamos a última puede no salir bien. Las prisas suelen ser muy malas consejeras. Un regalo requiere su dedicación y preparación por si surge algún imprevisto. De esta manera tendremos margen de maniobra si tuviéramos que cambiar el plan. Hablando de planes, es aconsejable también tener un as en la manga por si nuestra primera opción no fuera viable. La ventaja de hacerlo con tiempo es que, si sale mal nuestra primera opción, iremos por la segunda.

regalo de San Valentín

San Valentín y los regalos

Para hacer un regalo en base a alguna idea es importante conocer los gustos de la otra persona a la que le vamos a regalar. También sería bueno intentar descubrir que necesita en ese momento. No tienes por qué ser un regalo material, ya que hay muchas formas de regalar en San Valentín. A continuación, daremos unas cuantas ideas que nos puedan ayudar a decidirnos.

– La ropa. Este regalo es un clásico en San Valentín. Si el hombre al que queremos hacer un regalo tiene de todo, podremos regalarle ropa. Seguramente sabremos su estilo y su talla, por lo que no habría ningún problema. En tal caso, aun así, podría cambiar el producto en la tienda sin ningún tipo de contratiempo.

– Un reloj. Este accesorio es un seguro de vida en lo que a regalos de San Valentín se refiere. Aunque ya tengo uno, si le regalamos el que realmente le gusta, le hará mucha ilusión. Habremos acertado totalmente con esta opción.

Entradas para un espectáculo. Este es un regalo original y emocionante. Aunque no sea algo material, puede ser muy especial para la persona que lo recibe. Si el hombre al que le queremos hacer un regalo en San Valentín le gusta el fútbol o algún grupo musical en concreto, tendremos el regalo perfecto.

– Un viaje. Si estamos en una relación por la que queremos apostar y es una relación duradera, podremos atrevernos a regalar por San Valentín un viaje. La fecha de los billetes no importa, ya que lo especial es entregarle ese plan el día de los enamorados. Es un regalo que le va a gustar, ya que irá a un sitio que le gusta con la persona que se lo ha regalado. No hace falta que sea un viaje largo, puede ser un fin de semana.

Más ideas

– Un plan especial. Es otro regalo que no es material, pero no significa que no sea bueno. Incluso muchas veces les gusta más esta opción por San Valentín que un regalo cualquiera. Si pensamos un plan original en el que podamos compartir momentos íntimos de calidad con nuestra pareja, podemos regalárselo. Hacer de una noche normal, una noche inolvidable es un regalo difícil de superar. El plan ha de ser algo que en una semana normal no se pueda hacer. No hace falta que sea tampoco original, con que sea especial y significativo para los dos, es suficiente. En estos planes, cuidar todo al mínimo detalle marca la diferencia entre hacer un buen plan o hacer el mejor plan de su vida.

– Un anillo con inscripción. Este regalo es mucho más por su significado que por el regalo en sí. Un anillo es símbolo de compromiso y fidelidad. No hace falta casarnos para que le podamos regalar un anillo en San Valentín, simplemente es una forma de decir que nos tomamos en serio la relación. Y qué mejor día que un 14 de febrero para dar este gran paso. Si queremos bordar el regalo, podemos poner una inscripción en el anillo con una frase que tenga significado para los dos. Esto añadirá un toque personal que combinará a la perfección.

– El poder de la sencillez. A veces la mejor solución está simplemente delante de nuestras narices. Una cena en casa con una buena comida, una buena copa y una charla es todo lo que necesitamos para hacer una velada especial. En esta velada podemos compartir nuestros sentimientos más profundos y sincerarnos del todo. Es un gesto muy romántico abrir tu corazón a la otra persona y es un regalo que sabrá apreciar. Es todo lo que necesitamos para ser feliz.

ideas para San Valentín

Consejos

Si no tenemos pareja en San Valentín, no debemos agobiarnos. Es totalmente posible ser feliz sin tener pareja. Cualquier día, aunque no sea el 14 de febrero, es el ideal para encontrar el amor. Estas cosas llegan simplemente cuando llegan. Tampoco debemos obsesionarnos con el regalo, ya que lo que importa siempre es la intención para con la otra persona. Por eso es aconsejable tomarse su tiempo y pensarlo tranquilamente.

El peligro de posponer es que cada día estamos más cerca de la fecha señalada y nos vamos confiando. Cuando nos queremos dar cuenta, ya es demasiado tarde y no tenemos margen de maniobra. Para evitar esto, es mejor estar organizados y empezar a pensar el regalo tiempo atrás.

La sutileza al preguntar. Podemos hacer un pequeño sondeo para ver qué le gusta o qué necesita en ese momento. O qué le haría especialmente ilusión. Para no ser descubiertos y hacer el interrogatorio en las fechas previas a San Valentín, podemos empezar a preguntar meses antes. De esta forma no va a pensar que es porque estamos pensando en el 14 de febrero, ya que todavía quedarían muchos días e igual él ni se lo ha planteado. Por eso ser sutil es muy importante para evitar posibles sospechas y dar la sorpresa en el día señalado.

No todo tiene que ser perfecto. A veces queremos que todo salga como en las películas y no es siempre posible. Hay que valorar y saber apreciar lo cotidiano de la vida. San Valentín es un día muy especial, si nos obsesionamos en que todo salga perfecto, puede que se nos olvide disfrutar del día. Para ello debemos relajarnos y enfocarnos en nuestra pareja. Mirarle a los ojos y dejar que todo fluya. Es el escenario perfecto para que esto ocurra. Dejar que fluya.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.