Cómo maquillarse de noche

0 650

Saber cómo maquillarse de noche es una herramienta fundamental que toda mujer debe conocer. Ya que, no es lo mismo estar ante una ocasión especial, que como tal necesita la particular dedicación, que el maquillaje que se lleva tradicionalmente de diario, o sin el esplendor que requiere verse fantástica para un evento nocturno.

Además, muchas veces el hecho de maquillarse de noche pasa por saber hacer el cambio inmediato del look del día. De ese modo, lograr una renovación de estilo y vernos frescas a pesar de lo atareado que pudo haber estado nuestro día. Así, que debemos tomar en cuenta la diferencia de iluminación y el entorno al cual toca ajustarse durante la noche.

Nuestra piel es un órgano, el más extenso de nuestro cuerpo y expresa nuestro estado de salud general. De igual manera, exige el uso de productos de maquillaje que se adecuen a ella. Por ejemplo, la piel del rostro tiende a secarse más durante el invierno y eso influye sobre la elección de los productos adecuados para maquillarse de noche.

Cómo maquillarse de noche haciendo una transición de estilos desde el día

Maquillarse de noche

Lograrlo fácilmente en 8 pasos

  1. Cubrir con base

Se cubren las imperfecciones, de manera uniforme que se integre delicadamente a la tonalidad natural de la piel. Un consejito de utilidad, es que la crema facial de día, por lo general, contiene protector solar y puede usarse como base para cualquier maquillaje. Ya que, sobre ella se pueden aplicar mejor tanto las bases como los correctores. Y lo ideal es que se ajuste al tipo de piel.

Aquellas bases que contienen partículas brillantes, son específicas para las pieles sin imperfecciones. O bien, para ser utilizadas como iluminadores en el maquillaje.

  1. Apliquemos corrector

Iniciar con maquillaje corrector del contorno de ojos, es indispensable para preparar el fondo de un excelente trabajo del look. Previamente, es necesario que la piel se encuentre bien limpia. De este modo, se pueden evitar feos efectos como los tonos grises o sucios, que arruinarían todo el aspecto del maquillaje.

En el caso de aquellos correctores cuya consistencia es muy espesa o donde la piel tiende a ser muy seca. Es recomendable que lo mezclemos con un toque de crema de contorno de ojos. Por esa misma razón, relacionada con la consistencia, no debe aplicarse el corrector en los párpados superiores. Sino una base para las sombras de ojos.

  1. Colocar polvos sueltos, compactos o transparentes

Al igual que las bases, cualquier tipo de polvos deben guardar armonía con el color natural de la piel. Además, es necesario aplicar solo la cantidad exacta, necesaria de polvos, porque su exceso puede dar apariencia de máscara carnavalesca.

  • Aplicar polvos sueltos, es una opción fantástica para que podamos fijar el maquillaje de una manera sencilla y poco perceptible.
  • También, los polvos compactos son muy útiles por su fácil aplicación. Y porque su presentación es cómoda para el retocado en cualquier lugar.
  • Por último, los polvos traslúcidos o transparentes, tienen siempre una tonalidad clara. Razón por la cual, son ideales para aquellas pieles muy claras o con tendencia al color rosado. No así, para las pieles de tonos oscuros porque tienden a tornarse gris o color calizo, afeándose de forma notoria.
  1. Realizar una elegante combinación de sombras

El hecho de que sea resaltante y hasta algo dramática, da ese toque interesante al maquillarse de noche. Así, que aplicar un maquillaje ahumado en ojos es fenomenal en estos horarios. Ya que, junto con un poco de blanco hacia el área del hueso de la ceja aporta sensualidad al estilo que se ha elegido.

  1. Ahora un poco de colorete

Es importante que tengamos muy claro que el colorete que debemos llevar en la noche, debe ser siempre más claro y delicado con respecto al del día. Además, la intensidad que apliquemos para el colorete, va a depender del color que seleccionamos para los labios. A su vez, de la ropa que elegimos, debido a que este ayuda a que se intensifique y se resalte el maquillaje general.

Cuando hemos aplicado mucho colorete, podemos suavizarlo aplicando toquecitos con una borla con polvos.

  1. Apliquemos el labial

Por lo general, se aplica la barra de labios más oscura que la que se lleva durante el día. Para eso, los colores borgoña y rojo son excelentes elecciones para maquillarse de noche. Además, es importante que recordemos que si los labios son los resaltantes en nuestro maquillaje, los ojos deben ser simples. Y viceversa, si los ojos son los que llevan el efecto más llamativo, entonces, los labios deben llevarse de forma sencilla.

Un truco bien interesante del maquillaje es aplicar brillo incoloro sobre la barra en los labios. Para que así, la tonalidad sea más sensual e intensa, dando un aspecto más lleno, grueso y provocativo.

Por otra parte, unos labios de aspecto natural podemos conseguirlos, armonizando la barra labial y el color del lápiz perfilador. Y para darle el toque final, sombreamos con un bastoncillo de algodón los bordes suavemente.

  1. Agregar brillo en los labios, mejillas u ojos

Esta estrategia, le da un toque sofisticado y elegante al maquillaje nocturno. Lo que sí es importante tomar en consideración, es no utilizar el brillo en las tres áreas simultáneamente. Ya que sobrecarga excesivamente y puede tornarse grotesco. Recordemos siempre, que todo debe conjugarse de acuerdo a las combinaciones que hemos elegido. Por ejemplo, los labios rojos pueden ir muy bien con sombras muy sencillas en los ojos y una delicada tonalidad rosa en las mejillas. Asimismo, unos labios color cobrizo, combinan muy bien con unos ojos ahumados y tono broce para las mejillas. En cambio, si hemos seleccionado colores más alegres para los labios, como el naranja o el rosado; debemos llevar los ojos maquillados con suavidad y colocar alguna pestaña postiza  le dará un toque muy especial.

  1. En la zona del cuello y el escote

Aprovechando la noche, en toda esta área, también puede llevarse algo de polvos bronceadores o fantasía. Eso sí, es importante que se adapten a la situación, a la vestimenta y no sean aplicados con exageración.

Maquillarse de noche para una ocasión muy especial

De por sí, maquillarse de noche, ya representa una ocasión especial. Lo fundamental, es que el maquillaje quede bien aplicado, que resalte la belleza, mejore las imperfecciones, ajustándose a la personalidad de quien lo lleva. Es indispensable:

  • Reafirmar la propia autoestima, ganando seguridad en sí misma.
  • Lograr una tonalidad armónicamente uniforme en la piel del rostro.
  • Que la mirada exprese el resplandor y la belleza natural con el maquillaje de los ojos.
  • El toque atractivo y sensual de los labios.

Para ello, usar colores fríos como, blanco, gris, platino y plomo, puede resultarnos muy bien. Además, pueden combinarse perfectamente con pestañas postiza y un delineado de color negro.

¿Cómo maquillarse de noche los ojos con efecto ahumado?

Los ojos ahumados son uno de los maquillajes más clásicos y pueden ser una herramienta fantástica para la noche. Dado, que es un estilo más dramático para las últimas horas de un día, cargado de sensualidad y belleza. Sus intensidades y combinaciones cromáticas pueden realizarse de forma variable. Además, todas encuentran características comunes en que las transiciones de los colores deben ser suaves siempre. Entonces, la tonalidad más oscura se debe ir distribuyendo a lo largo de las raíces de las pestañas. Tanto del párpado superior, como del inferior.

Es recomendable aplicar el maquillaje para hacer el efecto de los ojos ahumados antes de la aplicación de la base. De esta forma se podrán limpiar de forma fácil  las posibles manchas de sombra de ojos y la base quedará perfecta.

Manos a la obra

Maquillarse de noche

1 Paso

Se extiende una base delgada encima de los párpados y se aplica unos polvos transparentes.

2 Paso

Aplicamos una sombra de ojos con tono claro sobre el arco de la ceja. Por ejemplo, de color beis y se debe ir intensificando hasta llegar al pliegue del ojo.

3 Paso

Se debe hacer una línea, con un lápiz de kajal oscuro y suave, de color negro. Debe trazarse sobre las raíces inferiores y superiores de las pestañas. Luego, se  difumina el kajal de forma leve, con un bastoncillo de algodón. Tomando en consideración, que el color más oscuro debe ser puesto en las líneas de pestañas.

4 Paso

Aplicar sobre el kajal, una sombra de color oscuro, como el gris o el marrón. De modo que sobrepase las líneas inferior y superior de las pestañas levemente.

5 Paso 

Ahora, toca aplicar una sombra más clara en los párpados. También, puede ser un gris, en todo el párpado superior  hasta alcanzar el pliegue. Entonces, deben unirse los colores, el gris claro con el oscuro que se eligió de abajo y el color beis claro aplicado en el arco de las cejas.

Asimismo, el tono claro de gris se va aplicar también por debajo de la línea inferior de las pestañas.  Esto se hace junto al gris oscuro, uniendo los dos colores con una brocha pequeña y suave o un bastoncillo de algodón. Y finalmente, las transiciones queden muy suaves o poco perceptibles.

6 Paso

Ya para ir terminando, el color más claro se debe aplicar en la línea inferior de las pestañas. Y se debe difuminar con el color gris claro.

7 Paso

Por último, se debe aplicar una capa generosa de la máscara para pestañas, arriba y abajo. De éste modo, obtendremos como resultado un bello maquillaje de ojos ahumados. Combinable perfectamente con un delicado y suave tono en labios y mejillas.

Pero, podemos hacer otras combinaciones de colores que permitirán también, obtener un estilo muy llamativo e intenso. Sustituyendo, el color gris oscuro, por ejemplo, por marrón, violeta o azul índigo. Utilizados para sombrear el área más inferior del párpado superior. Luego, en el pliegue del párpado, se coloca el gris claro y por encima de él un tono blanco. Cuyo efecto, si lo deseamos, podemos reforzarlo con lápiz kajal en la llamada línea de agua. Es importante, durante toda la elaboración del look ahumado en los ojos, estar pendientes de ir viendo el efecto. Ya que, progresivamente vayamos generando un resultado que nos deje satisfechas.

Ojos ahumados y el color de labios perfecto

  • Simplemente, el color perfecto para los labios combinable con los ojos ahumados, es ajustable a nuestro gusto particular. Entonces, para maquillarse en la noche, puede resultar igualmente ideal:
  • Los ojos ahumados con una tonalidad pálida en los labios.
  • O un tono de color medio en los labios con unos hermosos ojos ahumados.
  • Pero, si se prefiere, también queda muy bien el estilo ahumado en los ojos con una sensual barra de color oscuro en los labios.

Otro consejo

Nunca realices delineados permanentes en tus ojos. Resultan como un tatuaje de mala calidad, de mal gusto o muy poco estilo. A parte, de que no tiene para nada un aspecto fresco ni natural, se va decolorando paulatinamente con el tiempo. Su color se va haciendo gris ceniza o azulado.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.