Sorprende a tu novio, como darle una sorpresa a tu novio

0 150

Si hay un enemigo en la pareja, ese puede ser la rutina. Por suerte tenemos una gran forma de combatirla. La gran solución es dando, de vez en cuando, alguna sorpresa. En este artículo hablaremos de cómo darle una sorpresa a tu novio. Para dar una sorpresa a tu pareja es importante tener en cuenta una serie de circunstancias. También hay que sopesar la sorpresa y el posible impacto en la otra persona. Dar una sorpresa es algo muy personal, ya que debemos conocer sus gustos, sus deseos y, sobre todo, su rutina. Si conocemos su rutina a la perfección, sabremos el momento exacto para pillar a tu pareja totalmente desprevenida. No tiene por qué ser una sorpresa en la que sólo participes tú, puedes hacer partícipe a más gente del entorno. Eso sí, la gente elegida tiene que ser del agrado de tu novio.

Una sorpresa, dependiendo de su magnitud, puede ser algo delicado y difícil de aceptar. Es importante estar seguros de que a la otra persona le va a agradar nuestro detalle. Si la sorpresa no le gusta, no es de gran importancia. Ya que tu novio sabrá apreciar el detalle. Pero nosotros estaremos un poco tristes por no haber acertado. Lo importante de una sorpresa es planificar bien si es una sorpresa importante. Si es una sorpresa espontánea no debemos darle muchas vueltas, ya que nos sale del corazón. Y eso nunca puede ser un mal plan o una mala decisión.

Sorpresa y opciones

Una parte importante para meditar es qué tipo de sorpresa queremos dar y qué tipo de sorpresa necesita. A continuación, hablaremos de las sorpresas que podemos llevar acabo para romper con la rutina.

Planear una escapada. Es una muy buena opción si notas que la rutina se está apoderando de la pareja. Planear una escapada para ‘desconectar’ y tener otro punto de vista es ideal. En esta ocasión pasaréis más tiempo juntos sin las preocupaciones habituales de la convivencia o del día a día laboral. Es un plan sencillo y asequible para todos los bolsillos. No hace falta que sea una escapada a otro país. Le puedes llevar a la sierra, a un pueblo o cualquier lugar alejado con buenos paisajes.

Fiesta sorpresa. Si es el cumpleaños o alguna ocasión especial puedes organizar una fiesta a sus espaldas. Reuniendo a todos sus amigos y familiares para esperarle en casa. Si sabemos a la hora que suele llegar podemos planearlo con antelación. Cuando no esté en casa es la ocasión perfecta para poner la decoración y todo lo demás a punto. Una vez que le escuches llegar, puedes apagar las luces y esperar a que entre en casa. Es importante llevar todo el proceso de la forma más discreta posible para que ni se lo espere. De esta forma, conseguiremos darle una gran sorpresa que no olvidará.

Sorpresa para tu novio

Sorpresas sencillas

Visita al trabajo. Si sientes que tu pareja últimamente tiene mucho estrés y la razón es el trabajo puedes hacerle una visita. Cuando sea su hora de salida, ir a esperarle para tomar algo y charlar es una grata sorpresa que agradecerá. Esto le permitirá hablar del trabajo en un ambiente relajado y desahogarse. No todas las sorpresas tienen que ser para que disfrutemos los dos. Ya que, lo más importante es que sea de ayuda para la otra persona.

Si tu novio vive en otra ciudad podemos buscar un fin de semana. Ese fin de semana que sepamos que tu novio estará allí, nos presentamos por sorpresa y seguro que le alegramos el día.

Salir a cenar. Si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que saliste con él a cenar, es una ocasión perfecta para remediarlo. Si elegimos una noche en la que al día siguiente no tenga que ir a trabajar, podremos cenar sin preocupaciones. Llevar a tu pareja a cenar a un sitio especial sin que lo sepa es una grata sorpresa. Es una forma de romper con lo habitual. Es normal cenar en casa todos los días y, además, es lo más cómodo. Pero, de vez en cuando, es necesario salir a tomar aire. Vernos en otro sitio que no sea el hogar.

Un regalo. Este es siempre un extraordinario recurso. No por el regalo en sí, sino por el hecho de que le estamos demostrando que pensamos en él. Un regalo sin que haya una fecha determinada de por medio se agradece mucho más. No importa que regalo sea, lo importante es la intención y el detalle. Puede ser desde unas entradas para un concierto, ir a ver una película en el cine o cualquier otro evento.

La gran sorpresa

Sorpresas impactantes

Si llevas el tiempo suficiente con tu pareja para saber que es la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida, entonces puedes darle una gran sorpresa. Para esta sorpresa hay que estar totalmente seguros y pensarlo detenidamente. Una vez hecho esto, podemos empezar a planear cómo dársela. Esta sorpresa se trata de pedirle que viva contigo. Dicen que la magia se va con la convivencia y es algo normal. Pero también es algo que se puede recuperar de mil formas. Compartir tu vida con alguien es, seguramente, lo que deseamos cuando estamos con esa persona especial.

Convivencia. Una buena manera de dar la sorpresa es prepara una cena. La cena puede ser en cualquier sitio, incluso en tu casa. En la cena, cuando llegue el momento de los postres podremos poner la guinda. En una caja pequeña envuelta con papel de regalo meteremos una llave. Esa llave puede ser una copia de tus llaves de casa. O, simplemente, un símbolo para trasmitir el mensaje. La única preocupación de esa noche probablemente será cómo quitar las ojeras.

El sí quiero. Si ya estáis viviendo juntos y sientes que quieres dar un paso más con él, llego el gran día. Puedes pedirle matrimonio. Si lo tenemos muy claro y damos el paso, es un momento que no va a olvidar. Hay muchos ‘clichés’ a la hora de pedir matrimonio. Puedes elegir cualquiera de ellos o un plan en concreto que a ti se te ocurra. Lo importante es el mensaje y el momento. Dado este paso, puede que tengamos todo lo necesario para ser feliz.

Consejos

La clave en dar una buena sorpresa, a parte de lo que hemos hablado, es la ilusión. Si preparamos una sorpresa con todo nuestro cariño e ilusión, no hay nada que pueda salir mal. Si queremos incrementar el ‘efecto sorpresa’ podemos hacer uso de nuestra originalidad e improvisación. Cuánto más trabajada esté una sorpresa, más valor le dará nuestro novio.

A veces dar una buena sorpresa deriva en que el que hace la sorpresa se lleve una mayor. Eso es lo atractivo de las sorpresas, podemos imaginar su reacción, pero seguramente nos sorprenda para bien. Pero para eso debemos conocer bien a la otra persona. Un consejo que damos en este artículo es preguntar a la familia. Localizar a alguien de su familia lo suficientemente discreto como para no decirle nada a tu novio. Si existe alguien en la familia así, le podemos pedir consejo sobre algún tema en concreto. Aunque nosotros le conozcamos bien, siempre otro punto de vista nos ayuda a completar ángulos que no tenemos todavía definidos. Y qué mejor que un familiar para que nos ayude.

Teniendo en cuenta todos estos consejos y situaciones, no hay nada por lo que nos debamos preocupar. Los preparativos nos pueden causar un poco de agobio, por eso hemos de buscar maneras de reducir el estrés.

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.