Los 8 beneficios que te aporta un diente de ajo diario

0 234

¿Quieres cambiar de hábitos y llevar finalmente una vida sana? ¿Siempre has cuidado tu alimentación y quieres saber más alimentos que serían beneficiosos para tu salud? Si entre tus prioridades está la de tener una dieta sana y equilibrada, hoy escribiremos de un alimento que pasará a ser un gran amigo. En este artículo hablaremos de los ocho beneficios que te aporta un diente de ajo diario. A algunas personas no les gusta el ajo. Pero hay muchas posibilidades y combinaciones con las que comer ajo no nos costará.

Es un condimento perfecto para dar ese punto de sabor y mejorar las recetas. La cantidad justa de este alimenta dará vida a nuestra comida y nos reportará increíbles beneficios. Si también estamos interesados en adelgazar, nos serán muy útiles algunas dietas para bajar de peso . Tener grasa corporal en su justa medida será bueno para tener buena salud.

El ajo es un gran aliado en la cocina, ya que contamos con un saborizante natural. Debido a su aroma y el sabor que le caracteriza es usado en la mayoría de las recetas de los platos. Incluso los brotes que están tiernos tienen presencia en algunos platos. Una salsa con una cantidad adecuada de ajo, y dependiendo de los otros ingredientes, eleva el nivel de sabor e intensidad.

Tanto uso le damos en nuestra cocina que puede que no nos guste comerlo de una manera directa, pero en salsas o previamente mezclado sí es de nuestro agrado. Hasta este nivel de aceptación tenemos por este gran alimento. En el siguiente apartado hablaremos de los beneficios importantes que nos aporta un consumo moderado y diario. Al margen de su efectividad en la cocina, también se usa como remedio natural. Es un alimento que, básicamente, lo tiene todo para que consumamos.

ajo

Beneficios del diente de ajo

La prueba de que el ajo es un remedio medicinal de gran calidad es que es usado desde hace muchos años. No importa la cultura o el país del que hablemos, la mayoría de las culturas conoce los beneficios de este alimento. En épocas anteriores, se le conocía por su capacidad de «espantar» enfermedades, gracias a los compuestos sulfúricos y la cantidad de fitonutrientes que tiene. Es por esta razón que se extendió la creencia de que podía ahuyentar a los vampiros o cualquier otra epidemia o peligro.

A continuación, hablaremos de qué beneficios nos aportará el consumo de un diente de ajo diario. Es un hábito realmente sano y que nos dará resultados a corto plazo.

Mejora la circulación sanguínea. Gracias a su alto contenido en vitamina B, hace que los niveles de homocisteína bajen. Es beneficioso que disminuya los niveles de esta sustancia, ya que nos provoca varios problemas, entre ellos, nos endurece los vasos sanguíneos. También hacen que la sangre tenga un mayor espesor, apareciendo así los famosos coágulos. Nos hace más propicios a ser víctimas de un trombo y nos aumenta las posibilidades de padecer alguna enfermedad relacionada con las arterias coronarias. Para luchar contra todos estos problemas basta con comer un ajo en nuestras ayunas.

Antibiótico natural. Con el dinero que nos gastamos en ciertos antibióticos y lo perjudiciales que pueden ser su consumo excesivo, hace que estos no sean tan recomendables. Con un diente de ajo diario, conseguiremos el mismo efecto, sin poner en ningún aprieto a nuestro organismo. Las ventajas en este aspecto son muchas, entre ellas:

  1. Nuestro sistema inmunológico se fortalece.
  2. Ideal para los resfriados y gripes.
  3.  Ayuda a las heridas a cicatrizar mejor.
  4. Muy útil para las infecciones leves.

Más beneficios

Bueno para el hígado. Su gran, y principal beneficio, es que nos desintoxica el organismo. Es clave en la depuración de toxinas, nos quita los parásitos y los metales pesados que podamos encontrar en nuestro organismo. Tales como el mercurio o el pequeño porcentaje de los medicamentos que tomamos que el cuerpo no procesa. Las vitaminas A, B y C que contiene el ajo son las adecuadas para la estimulación de las funciones hepáticas. También nos ayuda a desinflamar, por ello es altamente recomendable si tenemos el hígado graso.
El hígado es muy importante en nuestro organismo, por este motivo hay que estar atentos a ciertas señales. Si al despertarnos, tenemos la cara un poco hinchada, mal sabor en la boca y notamos los ojos inflamados, puede significar que nuestro hígado está sobrecargado. El ajo es el compañero perfecto para solucionar este problema.

Buen descongestionante. Es normal, sobre todo en ciertas épocas del año, ser víctima de algún resfriado. Si en dicho proceso, los bronquios se nos llevan de mucosidad y flemas, el ajo es de los mejores remedios que tendremos a nuestro alcance. Si también pasamos por una sinusitis o demasiada tos, los mejores remedios naturales como vahos o jarabes, son lo que tienen el ajo como elemento principal.

comer ajo

Cuida la piel. En cuestiones de cosmética, el ajo también es tiene un papel importante. Para mantener tu piel tersa y un aspecto más joven, sólo tendremos que comer, en ayunas, al día un diente de ajo y un vaso de agua. Esto se debe a que el ajo destaca por tener antioxidantes que protegen y regeneran la piel. Si tenemos acné, el ajo es otra solución.

Reduce los niveles de colesterol. Entre las propiedades del ajo se encuentra la alicina. Esta sustancia tiene, como usos terapéuticos, cuidar del sistema cardiovascular. Un diente de ajo natural al día es capaz de reducir en un 9% el colesterol malo.

Efectivo contra la anemia. Si en alguna ocasión, o de manera crónica, tenemos bajo el hierro, el ajo nos puede ayudar por los siguientes motivos:

  1. Aporta a nuestra sangre muchos minerales y vitaminas.
  2. Refuerza nuestras defensas y hace de escudo contra multitud de enfermedades.
  3. Es capaz de estimular nuestros jugos gástricos para que el hierro se digiera más fácil y mejor.

Bueno para el aparato digestivo. Si padecemos de digestiones pesadas o nos suele sentar mal la comida, el ajo pasará a ser nuestro mejor amigo. Un diente de ajo diario ayudará a solucionar el problema.

Consejos

Al margen de los innumerables beneficios que nos puede aportar el ajo, como todo alimento o remedio natural, necesitamos un consumo equilibrado. No quiere decir que cuanto más ajo comamos más vamos a potenciar sus propiedades. Todo se trata de comer la cantidad justa. Dicha cantidad puede ser un diente de ajo al día. Si nos cuesta comerlo porque no nos gusta el sabor o nos sienta mal, hay que hacer un pequeño esfuerzo. Con poco tiempo nosotros y nuestro cuerpo se acostumbrará a este alimento.

Antes de tomar esta decisión, es importante consultar siempre, al añadir un elemento a nuestra dieta, con nuestro médico. Él sabrá mejor que nosotros si, por nuestras circunstancias, es beneficioso o puede tener efectos secundarios. Si padecemos de alguna enfermedad o tenemos alguna dolencia, es mejor asegurarnos. Tener una opinión profesional nos pueda guiar por el camino correcto.

En el caso de que estemos buscando algunas comidas para quitarnos esos kilos de más, nos será de gran utilizad saber los  alimentos para perder peso que nos ayudarán con esta tarea.  A veces, ponerse a dieta puede producirnos ansiedad. En este caso, es recomendable saber algunas técnicas para reducir el estrés. Ya que es igual de importante nuestra salud física que la mental.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.