Cómo abrazar

0 131

Saber cómo abrazar es un mecanismo de expresión indispensable para el ser humano. Pues, todos necesitamos conocer cómo dar abrazos. Aparte de distinguir el momento oportuno para darlos. Desde que existe la vida misma, el ser humano necesita expresar sus sentimientos. O bien, sus impulsos, emociones, afectos y sentimientos. Por lo que abrazar es apenas uno de los métodos que podemos emplear para ello. Dado, que por sí solo, un abrazo establece el contacto humano. Transmitiendo a su vez el calor y la energía de nuestro cuerpo. Conectándonos con ese yo interior que  se comunica sin palabras. Pero, que dice más que el hecho de pronunciarlas. Siendo, la acción de abrazar, semejante a la de besar, cuando de interacción entre dos personas, se trata.

Si sabemos cómo abrazar, nos será más sencillo relacionarnos con otras personas. Particularmente, con nuestra pareja un simple abrazo nos dará un toque muy especial. Porque, quien conoce cómo abrazar es capaz de transmitir y expresar lo que siente. Al mismo tiempo, que le es más sencillo ser espontáneo y auténtico a la hora de dar afecto. Ya que, abrazar forma parte de la demostración de cariño. Por lo que ocurre como una forma de saludar o de brindar amor.

El gesto de abrazar se da de muchas formas. Para ello, utilizamos nuestros dos brazos. Ya sea, para demostrar amor o para saludar. Estos, los abrimos y los extendemos hacia la otra persona. De muchas maneras. Por debajo de sus axilas o por arriba de su cuello. Luego, apretamos con fuerza de diferente intensidad y diferentes duraciones. Por lo general, representa una forma de dar afecto. Pero, dependiendo del contexto en que el abrazo se dé. También, puede tener otros significados. Por ejemplo, lo usamos para consolar o para expresar nuestra condolencia.

La importancia de saber cómo abrazar

Saber cómo abrazar, es tan importante que hasta tiene fechas de conmemoración. Así que celebrar la semana de los abrazos es una festividad. Dicha celebración va desde el 11 hasta el 19 de Junio y éste año 2018 se alargó por un período de 3 semanas. Pero, eso no es todo, resulta que es una celebración antigua que se remonta a la época de la caballería. Por aquel entonces, la conmemoración de los abrazos duraba un mes, desde el 11 de Junio, hasta el 11 de Julio.

Abrazar, nos llena de energía. Por lo general, es un acto que involucra nuestra forma de sentir. De allí, que existen muchos tipos de abrazo. Básicamente, porque no abrazamos igual a todas las personas. Por el contrario, podríamos decir que los abrazos son distintos. O bien, que existen muchas maneras de abrazar. Lo que va a depender de a quién va dirigido y a quién le damos el abrazo.

Asimismo, conocer la forma adecuada de abrazar es una manera de demostrar que nos importa esa persona que abrazamos. Al mismo tiempo, que es un acto de contención emocional. Lo que estamos diciendo y/o expresando con el abrazo, es que esa persona es importante para nosotros. A su vez que estamos presente y que le apoyamos. Independientemente del momento, bueno o malo. Sin embargo, abrazar al novio o novia, es muy distinto a abrazar otra persona. Ya sean, familiares o no familiares. Así, que suelen darse abrazos en celebraciones, como cumpleaños, graduaciones y otras fiestas. Pero, también, como un saludo afectuoso entre dos personas que se reencuentran luego de una ausencia larga. De todos modos, el mismo sentimiento nos va marcando la conducta que debemos adoptar al abrazar.

Cómo abrazar a un novio o novia

Abrazar

Lo primero que debemos tener, es un acercamiento. Si este lo acompañamos de una sonrisa, bonitas palabras que halaguen y brinden cariño. Entonces, vamos muy bien. Porque esto permite romper el hielo, preparar a nuestra pareja para que espere, reciba y disfrute nuestro abrazo. Pero, cuando saltamos directo a dar un abrazo sin motivo alguno, puede aparentar ser muy extraño.

Nos inclinamos hacia adelante. Simultáneamente, poniendo nuestros dos brazos rodeando a nuestra pareja. Luego, lo presionamos con calidez hacia nosotros.

En el caso de ser un hombre, deben estar nuestros brazos rodeando su cuello. Mientras, que él nos abraza rodeándonos y sujetándonos por la cintura. Esta posición la mantendremos durante unos segundos. Luego, es importante cruzarnos las miradas al separar nuestros cuerpos. Después del acercamiento propiciado por el abrazo. Finalmente, podemos continuar la comunicación o conversación con total naturalidad.

Pero, si somos una dama, debemos colocar nuestros brazos por la nuca o parte posterior del cuello de él. Asimismo, debemos presionar nuestro pecho de forma leve contra el de nuestro hombre. Finalmente, nos soltamos. Cabe destacar, que nuestros movimientos deben ser oportunos y con la delicadeza de transmitir nuestros sentimientos. Pues por nuestra pareja, podemos desencadenar, afecto, pasión y un sinfín de sensaciones. Incluso, de deseo sexual. Luego, soltamos y nos separamos.

Si se trata de un amigo cómo abrazarlo

Nos acercamos a nuestro amigo. Al mismo tiempo, que le brindamos una sonrisa sincera y amistosa.

Las mujeres podemos cerrar nuestros ojos y pensar. Visualizando cuánto queremos a nuestro amigo. Al mismo tiempo que lo estamos abrazando. A su vez, lo podemos presionar con fuerza hacia nosotras. Muchísimo, pero no debemos dejarlo sin aire. Tampoco, debemos palmear sobre los hombros de nuestro amigo. Porque hay quienes piensan que es un gesto de desagrado.

Los hombres abrazan con fuerza y palmean la parte de arriba de la espalda de la otra persona. Además, si atraviesan una circunstancia emocional. Es oportuno sostener por un poco más de tiempo el abrazo. Pero, sin palmear la espalda.

Cómo abrazar a mi pareja

Abrazar

Los esposos no debemos perder nunca la práctica de abrazarnos. Ya que, es un elemento clave para nuestra relación. Pues, en cualquier abrazo, el factor común es acercarse. Por eso, es lo primero que haremos con nuestra pareja. Ahora, colocamos nuestras manos sobre sus hombros. Al mismo tiempo, que nos vamos imaginando y vamos construyendo un episodio romántico. Independientemente, de quién de los dos sea el que inició el abrazo. Por lo que, mirarnos a los ojos es fundamental. Luego, agregarle una palabra de amor, un te quiero, un te amo o lo que se venga en mente. Pero, que despierte sensaciones y deseo. Por ejemplo, decirse cuánto es importante el uno para el otro. O bien, cuán feliz somos a su lado.

Es el momento ideal para entregarnos en un abrazo

Un buen abrazo y en especial tener el hábito de abrazarnos con nuestro esposo o esposa, renueva automáticamente nuestro amor.

Los hombres dan un abrazo que hace vibrar a su esposa. Si van deslizando con mucho cuidado sus dos manos. Desde los hombros de su mujer con suavidad hasta la cintura. Pero, pasándolas con erotismo y sensualidad rondando toda la parte inferior de la espalda. Colocando la cabeza en su hombro. Al mismo tiempo, que la presiona hacia él todo el rato que desee. Aprovechando el momento, se le puede dar con las manos, un masaje pequeño. Intentando proporcionarle calor. Asimismo, el hombre puede atraer a su mujer, levantándola en el aire y atrayéndola hacia él. Eso a toda mujer la derrite por completo. Lo corroborarás si la miras directamente a los ojos y le regalas una sonrisa. Esto te estará propiciando un beso apasionado de inmediato. Muchas veces, hasta puede marcar el inicio de un fogoso contacto íntimo que los compenetre.

Las mujeres deben extender sus brazos hacia su marido. De forma tal que lo envuelvan rodeando su cuello y sus hombros. Luego se deben acercar por completo. Inclinándose hacia él al máximo y presionando su torso contra él. Esto, hecho despacio, con sentimiento y sensualidad puede desencadenar momentos de extrema intimidad. Así, que enredar la pierna en la de nuestro hombre, es una estrategia que nos une más. Pero, eso sí, no sostengas los brazos por la parte inferior de los hombros. Y abracemos a nuestro hombre con mucha fuerza. Independientemente de si estamos gorditas o un poco más flacas.

Abracemos a un miembro de nuestra familia

Siempre, lo primero va a ser acercarnos. En este caso hasta donde está nuestro familiar. Lo ideal es que en éste momento le expresemos calidez. Teniendo presente que nuestros sentimientos son diferentes hacia cada uno de nuestros familiares. También, podemos continuar con la conversación que tengamos junto con el abrazo que nos estamos dando. Sin importar, donde ponemos las manos. Porque, generalmente no se pone a detallarlo. Luego, presionamos de manera suave. Ya que, no hay necesidad de que establezcamos un contacto fuerte. Entonces, pasamos nuestras manos de forma rápida por la parte de arriba de la espalda. Y recordemos brindar siempre una sonrisa. Incluso, cuando ya soltamos a la otra persona.

Podemos dar cualquier tipo de abrazo

  • Abracemos solo si la persona a la que deseamos abrazar nos extiende los brazos y nos corresponde. Pero, si no pareciera que la otra persona está preparada para abrazarnos. Entonces esperemos y tal vez debamos retroceder.
  • Demostremos la mayor calidez cuando abracemos. Si alguno de los dos pide un abrazo. Entonces, debemos hacer sentir segura a la otra persona a la cual estamos abrazando. Eso lo logramos actuando como si ambos fuésemos los únicos que importamos en ese momento.
  • Evitemos abrazar con demasiada fuerza a la otra persona. Para ello, lo mejor es que nos permitamos juzgar cuánta fuerza o ligereza necesitamos para abrazar. Lo que permite que a quien abrazamos nos pueda indicar qué quiere. Por medio de la fuerza con la que nos aprieta. Por ejemplo, si es un abrazo suave, retribuyamos con suavidad. Si los abrazos fuertes, de oso les gustan, apretemos fuerte. Porque el abrazo será retribuido del mismo modo.
  • Debemos sostener el abrazo por un instante antes de dejarlo ir. Recordemos siempre, que abrazar es una forma muy poderosa de expresarnos. Es decir, estamos manifestando que la otra persona nos importa. Debido a que puede ayudar a sentirse muy bien. Y a mejorar el ánimo de la otra persona. Asimismo, terminar de abrazar con demasiada prontitud. Ya que, contribuye a generar el sentimiento de que somos dos extraños.
  • Aprendamos a reconocer cuándo es el momento oportuno. Para dar un abrazo lleno de amor y que sea largo. Particularmente, cuando la persona a la que abrazamos se encuentra llena de tristeza o deprimida. Si te sientes cómodo, mantén el abrazo hasta que la otra persona te suelte o afloje sus brazos.

Recomendaciones

A las mujeres les fascinan los abrazos que aprieten. Por ello, debemos asegurarnos de apretarlas ¡pero sin exagerar!

Igualmente, a las mujeres, especialmente les agradan los abrazos por detrás. Luego, que su hombre les envuelva en sus brazos. Rodeándola fuertemente por la cintura.

Si abrazamos a un novio deberíamos tardar unos pocos segundos más de tiempo. En comparación a cuando damos un abrazo platónico.

Cuando un hombre va a abrazar en la intimidad. Lo mejor es que coloque su cabeza sobre el hombro de su mujer. Entonces, puede aprovechar de besar su cuello también.

No abracemos a alguien sudado o maloliente. Y debemos asegurarnos de tener buen aliento.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.