Cómo hacer la dieta blanda

0 545

La dieta blanda es la forma de alimentación utilizada ante procesos diarreicos con el fin de proteger nuestro intestino y hacer que trabaje lo menos posible, para que de esta forma repose y se recupere del daño.

El objetivo principal de esta dieta es reducir el número y el volumen de las deposiciones,  para ello la dieta se podría definir a grandes rasgos cómo:

  1. Reducción de las verduras con un contenido elevado en fibra.
  2. Eliminación total de los cortes más grasos de las carnes.
  3. Ingesta de pescados blancos
  4. Eliminar cualquier sustancia irritante 
  5. Uso de técnicas de cocción sencillas.

Esta dieta además debe ser de fácil digestión para no hacer trabajar a nuestro organismo más de la cuenta, ya que la prioridad es la recuperación total del tejido de nuestro intestino.

Qué es la diarrea

La diarrea es un proceso por el cual aumenta el volumen de las deposiciones que se presentan en una forma más acuosa y sin consistencia. Por regla general, la diarrea no dura más de 3 días y disminuye con el paso de los días. Durante este proceso es muy importante que mantener la hidratación y beber muchos líquidos a pesar de no presentar sensación de sed. Ya que con las deposiciones se elimina líquido muy rápidamente. Si quieres saber como elaborar un suero casero visita nuestro artículo: Preparar suero casero

El medicamento más recomendado para frenar la diarrea es el Fortasec.

Qué causa la diarrea:

  • Alimentos o aguas contaminados por bacterias o virus
  • Parásitos
  • Sensibilidad a algunos alimentos como serían la enfermedad celiaca o la intolerancia a la lactosa. En este caso la dieta consiste en eliminar las sustancia causante de la dieta
  • Los medicamentos pueden provocar diarrea al atacar a la flora intestinal beneficiosa presente en nuestro organismo. En este caso cada vez son más los profesionales que recomiendan el uso de probióticos durante el tratamiento con antibióticos.
  • Las personas que padecen alguna enfermedad en algún punto del tracto digestivo pueden presentar diarrea. El caso más representativo es la enfermedad de Crohn

La diarrea nos indica en cualquier caso que algo no está funcionando bien en nuestro organismo, si quieres saber sobre este tema puedes visitar nuestro artículo: Cómo saber tu salud por el color de las heces

Dieta blanda

Durante esta dieta, cómo hemos visto anteriormente, hay una serie de alimentos que debemos eliminar por completo de nuestra dieta para evitar la irritación de la mucosa. Los grupos de alimentos a destacar son:

Lácteos

La lactosa, es el disacárido presente en la leche, es el responsable de la intolerancia a la lactosa, hecho que ocurre, cuando el cuerpo no tiene la lactasa necesaria para la rotura de la molécula. Esta lactosa, a pesar de no tener intolerancia, hace que la diarrea continúe, ya que es el caldo de cultivo perfecto (azúcar) para la proliferación de bacterias.

Sin embargo, si que son recomendables los yogures desnatados y los quesos de bajo contenido en grasas, ya que estos, con un contenido en lactosa menor, ejercen un efecto balsámico sobre el intestino. 

Por otro lado el consumo de yogures de sabores, con frutas o bifidus están totalmente desaconsejados.

De hecho durante la dieta blanda se debe tomar cómo postre un yogur natural desatado.

Cereales

Los cereales son una parte muy importante de la alimentación en casi todos los lugares del mundo. En este caso, al contrario que cualquier otra dieta, debemos restringir por completo los cereales integrales.

  • Pueden incluirse en el desayuno galletas del tipo Maria.
  • El pan debe ser blanco o biscotes
  • Debe limitarse por completo el consumo de bollería industrial (por su alto contenido en grasas)
  • El arroz hervido, tiene un efecto astringente.

Puedes preparar arroz hervido y añadir una zanahoria, echa y hierve. Puedes comerte el arroz, la zanahoria y además beberte caldo, que contiene restos del almidón del arroz.

Verduras

Como mencionábamos anteriormente, las verduras ricas en fibra, deben eliminarse de la dieta, ya que estas favorecen el peristaltismo intestinal irritando aún más nuestra mucosa.

La patata, la zanahoria, la calabaza, el calabacín y el resto de verduras feculentas son las más recomendables, siempre bien cocinadas.

Están totalmente desaconsejadas las verduras crudas y todas aquellas que provoquen gases.

Frutas

Las frutas, al igual que la leche, contienen azúcares simples que favorecen la proliferación bacteriana. Las dos únicas frutas recomendadas durante este proceso son la manzana y los plátanos maduros.  

Si se presenta intolerancia o dificultad para su digestión pueden prepasarse al horno o hervidos sin agregar azúcar.

Carnes, pescados y huevos

En lo que al aporte porteíco se refiere, debe provenir de fuentes magras, es decir libres de grasas.

En las carnes, debemos elegir los cortes más magros y las carnes de caza. Si decides incorporar aves de corral en tu dieta, debes eliminar la piel, ya que es rica en grasa.

A pesar de que los pescados azules son un alimento rico en Omega 3, durante esta dieta debe limitarse su consumo y dejar paso a los pescados blancos.

Los huevos deben consumirse de forma moderada, y nunca fritos ni escalfados. Deben estar completamente cocinados en forma de tortilla o hervidos.

Embutidos 

Los embutidos curados están completamente desaconsejados por su contenido en sal y grasas. Además la adicción de especias durante su elaboración les convierte en un alimento irritante.

Sin embargo las preparaciones hervidas cómo el Jamon York son muy recomendables por su contenido en agua.

Bebidas

La base principal de la hidratación debe ser el agua mineral o las fórmulas para rehidratar (sueros) 

Pueden incorporarse zumos de frutas no ácidas, los  más recomendables son los de manzana y pera por sus propiedades astringentes.

Los caldos desgrasados suelen tolerarse muy bien, su contenido en agua y nutrientes además de su fácil digestión le hacen un alimento fundamental para recuperarse de una manera rápida.

Las infusiones pueden tomarse siempre y cuando sean libres de cafeína, teína, teobromina o cualquier otra sustancia excitante.

Azúcares

El aporte de glucosa es muy importante, para evitar los mareos y desfallecimientos típicos de los procesos diarreicos. Por ello se recomienda el consumo de azúcar blanco, mermeladas de frutas, compotas y membrillo.

Técnicas de cocción

Es fundamental que el producto está bien cocinado y con técnicas sencillas que no añadan al alimento una dificultad extra para su digestión.

  • Cocción al horno: los pescados y las carnes que se cocinan en su propio jugo al horno.
  • Vapor: Es la técnica de cocción más usada para las verduras, hace que sean fáciles de masticar, hecho que mejora la digestión mecánica de los alimentos.

Los fritos, estofados y preparación muy condimentadas están completamente desaconsejadas.

Ejemplo de dieta blanda

Desayuno:

  • 1 vaso de zumo de manzana
  • 2 biscotes de pan tostado con membrillo

Media mañana

  • 1 manzana

Comida:

  • Arroz hervido
  • Pechuga de pollo sin piel a la placha
  • Postre: Yogur natural desnatado

Merienda

  • Compota de manzana
  • Galletas del tipo María

Cena

  • Crema de calabacín sin mantequilla
  • Tilapia al horno con manzana al horno de guarnición
  • Postre: yogur natural desnatado

Si quieres más consejos para seguir la dieta blanda puedes visitar Remedios caseros para la diarreaCómo tratar la diarrea

Consejos finales

Cómo hemos mencionado anteriormente, la diarrea no suele durar más de 3 días, si pasado este tiempo continúas con este proceso, acude a tu centro médico más cercano.

Recuerda mantenerte hidratado en todo momento, bebe el agua a pequeños sorbos pero de manera constante.

No comiences una dieta normal antes de asegurarte de que estás completamente recuperado.

Aumenta las medida de higiene con tu entorno para evitar contagios

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.