Cómo potenciar el orgasmo masculino

0 117

Generalmente, cuando se habla de relaciones sexuales y de orgasmos, se suele poner el foco de atención en las mujeres. El orgasmo sexual femenino, por sus particularidades, no ocurre de modo tan fácil como el masculino. No obstante, ¿que pasa con el orgasmo de los hombres? ¿Por qué pocos portales de internet se centran en él? En Salud Respuestas, hoy vamos a hablar del orgasmo masculino y, en especial, sobre cómo podemos potenciarlo. Por tanto, si eres hombre y quieres saber cómo puedes potenciar tus orgasmos, o eres mujer y necesitas esta información para practicarla cuando mantengas relaciones con un hombre, te recomendamos que sigas leyendo estas líneas. Tras su lectura, habrás mejorado tu técnica para crear orgasmos masculinos más potentes.

El orgasmo masculino

Uno de los principales objetivos de las relaciones sexuales es buscar el mayor placer posible. El orgasmo masculino es, en muchas ocasiones, la culminación de la relación sexual. En él se da una explosión de placer que, en la mayoría de las veces, deja a sus participantes muy cansados, e incluso exhaustos, pero satisfechos.

No obstante, existen muchos hombres que saben que es posible conseguir orgasmos muy potentes tan solo con realizar diferentes estimulaciones. Los preliminares tienen un papel fundamental en la consecución del orgasmo. Nuestra mente también juega un papel muy importante. Sea como sea, existen algunos consejos que podemos llevar a cabo para conseguir potenciar nuestros orgasmos y que nos proporcionen todo el placer posible.

A continuación veremos algunas de estas técnicas o consejos.

Cómo potenciar el orgasmo masculino

¿Que se puede hacer para tener orgasmos masculinos más potentes?

Para ello, deberemos poner atención a diferentes consejos o técnicas que nos van a permitir sentir un placer brutal. Algunos de ellos los deberemos poner en práctica nosotros mismos; otros, los podrá realizar nuestra pareja.

Toma nota de estas técnicas o consejos y ponlas en práctica tan pronto como puedas:

Despreocúpate y déjate llevar

En muchas ocasiones, la mente nos puede jugar muy malas pasadas. Nuestros pensamientos son capaces de dominar todo nuestro cuerpo. Por eso, es muy recomendable que, cuando vayamos a mantener relaciones sexuales, estemos abiertos a ellas y dejemos a un lado nuestras preocupaciones. Sean de la índole que sean, realizar el acto sexual implica una entrega física y mental. Es por ello, que mucha gente tiene problemas a la hora de excitarse o llegar al orgasmo por las barreras que se encuentra en la mente.

Es importante buscar el momento ideal para realizar el encuentro sexual. Debe ser un momento en el que estemos relajados, de buen humor, sin demasiados pensamientos preocupantes en la cabeza. Si nuestra pareja es de confianza, nos será mucho más fácil disfrutar sin que nuestra mente nos lo impida. Soltar los bloqueos y dejarse llevar es una de las mejores respuestas que puedes hacer, y tu vida sexual te lo agradecerá enormemente.

Empieza despacito

Los encuentros en los que se produce el comunmente conocido como aquí te pillo, aquí te mato vienen bien cuando el momento debe ser rápido y fugaz. Pero, cuando tenemos tiempo y, sobre todo, cuando queremos que nuestro orgasmo sea todo lo potente posible, necesitamos ir poco a poco. Dedicar tiempo a los preliminares es fundamental para ponernos a tono. Si los preliminares avanzan poco a poco, pero no cesan, mucho mejor.

Si te faltan ideas sobre que preliminares realizar, te recomendamos que leas nuestro artículo «8 juegos en la cama para hacer con tu pareja«.

El papel de tu pareja

Tu pareja tendrá un papel primordial si quieres que tus orgasmos sean más potentes. Su forma de estimular tu miembro sexual, así como otras partes erógenas de tu cuerpo, puede marcar la diferencia.

Algunas de las ideas que puede realizar mientras estáis practicando los preliminares son:

  • Subir tu temperatura, sin dejar que participes en ningún juego sexual ni toques ninguna parte de su cuerpo. Puede realizarte un striptease, un baile sensual, o incluso tocarte ella a ti.
  • Estimular tu pene con algún tipo de gel o vaselina en la mano, pues eso te recreará la sensación de estar en contacto con el flujo vaginal. Mover la mano lentamente, sin buscar nada más que tu excitación.
  • Masturbar el pene con los pies, aunque sin llegar al orgasmo
  • Tocar dos zonas erógenas a la vez, como los testículos y los pezones
  • Sentarse sobre ti sin que se produzca la penetración y frotar los dos cuerpos, de manera lenta, mirando fíjamente a los ojos

Cómo potenciar el orgasmo masculino

Acaricia el cuerpo de tu pareja, pero no directamente

Ya sabes que una de las técnicas para conseguir un orgasmo más potente es no tocar, por lo menos durante los preliminares. Pero, si te mueres de ganas y no puedes esperar, puedes tocar indirectamente usando otros objetos. Juguetes sexuales, plumas u otros materiales pueden dar mucho juego.

El momento de la penetración

Cuando se dé la penetración, debes tener muy presente las señales que te manda el cuerpo. Mantener un ritmo lento puede ayudar a conseguir un orgasmo más potente. Si ves que el orgasmo está al caer, baja la velocidad y mantente despacito. Si ves que estás llegando al límite, puedes dejar de penetrar y cambiar de postura. Cuanto más lo retardes, mayor será el placer. Eso si, si lo retardas mucho existe la probabilidad de que tu miembro viril se canse y abandone.

Tu pareja también tiene un papel importante en este momento, porque habrá posturas en las que sea ella quien tenga que llevar el ritmo. Para potenciar tu orgasmo, deberá realizar lo mismo; ir poco a poco, con ritmo lento. Puede alternar ritmo lento y rápido, pero deberá volver al lento cuando las señales de tu cuerpo le hagan ver que tu orgasmo está cerca (mayor excitación, respiración acelerada, muestras de placer en tu cara…)

Si no has practicado mucho, o te enfrentas a tu primera relación sexual, te recomiendo que leas nuestro artículo «Cómo penetrar a una chica«.

Estimular el Punto G

Quizás no sepas que el hombre también tiene Punto G, y que este está dentro del recto. Una buena manera de estimular el orgasmo masculino es encontrando este punto y estimularlo.

Para ello, deberemos introducir un dedo en el recto y buscar en la pared de la vejiga. A unos 5 cm del ano lo encontraremos. También lo podremos estimular realizando un masaje en el trocito de piel que va desde el ano a los testículos, aunque de esta forma no siempre funciona.

Y cuando llegue… ¡disfrútalo!

Con todas estas técnicas verás como, cuando llegue el deseado orgasmo, es mucho más placentero que otros. Seguro que caes en la cama exhausto, sin poderte siquiera mover.

Ahora ya sabes qué debes realizar las próximas veces que mantengas relaciones sexuales para que este orgasmo tan potente se repita.

Cómo potenciar el orgasmo masculino

A modo de conclusión

Cuando hablamos de orgasmo, siempre nos solemos referir al femenino. No obstante, el orgasmo masculino también puede potenciarse. En este artículo hemos dado unas técnicas que te pueden ayudar a ello. Algunas de estas técnicas las puedes llevar a cabo tu, mientras que otras se las puedes dejar a tu pareja sexual. Nuestros pensamientos, la forma de realizar los preliminares así como el ritmo con el que tengamos la relación sexual forman parte de todo aquello indispensable para conseguir nuestro objetivo; el mayor orgasmo masculino que hayamos tenido nunca.

Sea como sea, seguro que hacen que tu orgasmo sea apoteósico. Lo mejor de todo es que podrás disfrutar de este tipo de orgasmos siempre que quieras, poniendo en práctica, de nuevo, estas técnicas.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.