Respuestas Específicas a preguntas sobre la Salud. Encuentra la respuesta a tu pregunta sobre la temática Salud de la mano de Expertos

Causas de la fosfata alcalina alta o elevada

0 61

La fosfata alcalina es una enzima presente en la gran mayoría de tejidos de nuestro organismo, sobretodo en el hígado, los huesos y las vía biliares. Existen diferentes tipos, conocidas cómo isoenzimas y puede realizarse un conteo por separado de las mismas: destacan la FA1 del hígado y la FA2 de los huesos.

El rango normal de fostata alcalina en adultos es de 30-140 UI/l (unidades internaciones por litro) cuando se superan estos valores, hablamos de la fosfata alcalina elevada, por otro lado cuando el recuento está por debajo de ese rango, hablamos de la fosfata alcalina baja.

El tema que nos ocupa hoy es la alteración de esta enzima en sangre, concretamente el aumento de la misma.

¿De qué se encarga la fostafa alcalina?

Las enzimas tienen una función muy importante en nuestro organismo. Concretamente la fosfata alcalina se encarga de desfosforilación, es decir, elimina los fostatos de la degradación de proteínas alcaloides y  nucleótidos. Se trata de una hidrolasa que funciona en un pH de por debajo de 8, conocidos cómo base.

El mantenimiento de los valores normales, es importante para que lleven a cabo todas las funciones de manera correcta.

¿Cuándo no es la fosfata alcalina elevada síntoma de enfermedad?

Algunas etapas de la vida aumentan la fosfata alcalina en sangre, sin ser indicador de riesgo de ninguna enfermedad grave se trata de:

  • La edad: El proceso de involución ósea cuando llegamos a la tercera edad puede hacer que aumenten los valores de la fosfata alcalina en sangre. Por el contrario; en niños tenemos el caso contrario, la formación y crecimiento de masa ósea también provoca que la fosfata alcalina en sangre se eleve.
  • Embarazo:  Durante el tercer trimestre del embarazo, la placenta produce de manera natural una alta cantidad de fosfata alcalina. Este aumento es necesario para la formación de huesos y cartílagos del embrión.
  • Hiperfosfatasemia benigna familiar: Poco frecuente, de origen hereditario y desconocido. Los pacientes presentan un conteo de fosfata alcalina en sangre de origen idiopático y sin efectos secundarios.

¿Cuándo aumenta la fosfata alcalina?

Por el uso de medicamentos

El uso de medicamentos, pueden alterar algunos resultados de los análisis de sangre, a continuación tenéis una pequeña lista de los medicamento que pueden producir dicho aumento:

  • Fenitoína: Usada para el tratamiento de la epilepsia.
  • Ranitidina: Antiácido eficaz en gastritis y úlceras. También se usa en personas con reflujo esofágico.
  • Carbamazepina: Usado en trastornos de personalidad y bipolaridad.
  • Verapamilo: Se usa para tratar migrañas y algunos problemas cardiacos.
  • Alopurinol: Medicamento efectivo en el tratamiento de la gota producida por el ácido úrico.

Neoplasias y fosfata alcalina

La destrucción celular ocasionada por algunos tipos de cáncer está directamente relacionada con el aumento de esta encima en la sangre, siendo uno de los indicadores de riesgo de tumores.

Enfermedades óseas y fosfata alcalina

Cómo hemos mencionado anteriormente, esta enzima la podemos encontrar en diferentes tejidos del organismo, siendo los huesos una de ellas, cualquier alteración ósea puede provocar un aumento en sangre de la misma.

  • La rotura de huesos
  • La metástasis ósea en casos de cáncer
  • La artritis reumatoide
  • Hiperparatiroidismo
  • Hiperfunción suprarrenal cortical
  • Raquitismo
  • Osteomalacia
  • Enfermedad de Paged

Enfermedades hepáticas

El hígado, como ya hemos mencionado en otras ocasiones es una gran fabrica para nuestro organismo que se encarga de muchos procesos enzimáticos. A continuación presentamos las principales enfermedades que pueden aumentar la fosfata alcalina desde nuestro hígado

  • Esteatosis hepática: La sobreacumulación de grasa en el hígado es uno de los principales factores de desequilibrio enzimático derivado del hígado.
  • Tumores hepáticos:  Cómo cualquier enfermedad destructiva, libera grandes cantidades de enzimas a la sangre.
  • Cirrosis: El hígado cirrótico es típico de alcohólicos, es un estado de año irreversible del hígado que genera muchos problemas al que lo sufre.
  • Coleocistitis: Inflamación aguda de la vesícula biliar, ocasionada por la presencia de cálculos.
  • Colangitis: Es la inflamación de los conductos hepáticos comúnmente asociado a problemas en la vesícula biliar.
  • Citomegalovirus: Es una ETS o enfermedad de transmisión sexual.
  • Obstrucción biliar

Otras causas

Al tratarse de una enzima existen hábitos tóxicos y otras enfermedades que pueden provocar desajustes en la fosfata alcalina en sangre

  • Alcoholismo: nuestro hígado se degenera al tener que procesar una gran cantidad de tóxicos, si a esto le añadimos la deshidratación y el déficit de micronutrientes que provoca el abuso del alcohol, tenemos todos los elementos necesarios para hacerle mucho daño a nuestro hígado. Por ende tenemos un aumento de la enzima en sangre.
  • Hemólisis: Consiste en la eritrocataresis o desintegración de los glóbulos rojos presentes en nuestra sangre. Si tienes un problema con el alcohol aquí pueden ayudarte.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva: Aparece en casos de infecciones prolongadas y recurrentes por diferentes problemas relacionados con el corazón.
  • Herpes Zóster: Es el mismo virus que causa la varicela; una vez pasamos la enfermedad el virus permanece en nuestro cuerpo. Puede darnos problemas o no después de superar la varicela.
  • Sarcoidiosis: La inflamación de los ganglios linfáticos u otros tejidos. Se cree que existe una predisposición genética a esta enfermedad que también puede aumentar la fosfata alcalina en sangre
  • Tirotoxicosis: Se produce cuándo la glándula tiroides libera a la sangre unos niveles excesivos de hormona toroidea.

¿Pueden disminuirse los niveles de fosfata alcalina?

Tratamiento con medicamentos

Los medicamentos usados para disminuir esta enzima, dependen en gran medida de la enfermedad subyancente al aumento. Los médicos realizan diferentes pruebas para elegir el medicamento más adecuado para su tratamiento. Curiosamente la mayoría de medicamentos usados pueden afectar a la fosfata alcalina, por eso es muy importante realizar un buen diagnostico.

Cambios en la alimentación

Cómo en todo desajuste enzimático existen unas pautas que podemos seguir para mejorar nuestra situación desde la alimentación. En SaludRespuestas te damos algunas de ellas. para que recuperes unos valores normales desde la alimentación:

  • No debe faltar una buena dosis de Vitamina D desde los alimentos. La podemos encontrar en la leche, el atún y las sardinas entre otros.
  • Debes controlar el consumo de Zinc, ya que se cree que tiene relación con el aumento de la fosfata alcalina. Lo encontramos en mariscos y crustáceos.
  • También deberás reducir el consumo de vitamina B12.

Recuerda que si quieres hacer un cambio en tu dieta deberás consultar primero con tu médico para que te asesore y te paute una dieta adecuada para tus necesidades.

Cambios en el estilo de vida

El estilo de vida es otro de los factores más influyentes en la aparición de enfermedades. Realizar algunos cambios puede hacer que tu salud mejore de manera considerable. Hoy te damos unos consejos para bajar esta enzima:

  • Practica ejercicio de manera moderada para controlar enfermedades cómo hipertensión, diabetes, colesterol… Relacionadas con el aumento de la enzima. No tienes porque apuntarte a un gimnasio, basta con salir a caminar media hora todos los días.
  • Toma el Sol, por la piel absorberás Vitamina D, qué cómo hemos mencionado antes es muy importante para mejorar nuestro estado de salud.

Recuerda que todos estos consejos son meramente informativos y que nunca sustituyen la recomendación de un médico ni un tratamiento con medicamentos. Todo en conjunto es una ayuda para mejorar el estado de nuestra salud para disminuir los niveles de fosfata alcalina en la sangre y volver a recuperar un buen estado de salud.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.