Cómo dar besos dulces

0 144

Dar besos dulces es una manera de expresar ese arte de expresarnos a través del contacto con nuestros labios. Asimismo, es una forma de transmitir afecto y pasión. Porque dar besos dulces nos permite abrir una antesala perfecta al deseo y a la relación sexual. Al mismo tiempo, que permite intimar, transmitir e intercambiar sensaciones que estimulan nuestra sensualidad. Por ello, el dar besos dulces se convierte en una de las más grandiosas expresiones de pasión excitante, propicios en el preámbulo a un contacto sexual. Además, son elemento maravilloso de íntima interrelación tan amplio del que podemos valernos como herramienta de seducción perfecta. Ya que, son capaces de producir excitación produciendo sin palabras en cualquier encuentro una invitación a ir por más. Lo que los hace ideales para muchos momentos encantadores, para enamorar, para seducir y para conquistar.

Pero, también son un recurso infalible para mantener la llama del amor viva en cualquier pareja. Todavía, al pasar de los años en una relación, propician seguridad y fortaleza en la unión. Por ello, no debemos olvidarnos de sorprender a nuestro ser amado. Ya que, al dar besos dulces logramos hacer que se refresque nuestra relación. Aparte de que cada quien tiene su estilo y uno mismo va añadiéndole experiencia, profundidad y ese toque picante que necesitamos para sentirnos vivos. Lo que hace que sintamos y vivamos intensamente nuestra relación. Al mismo tiempo, que disfrutamos de una vida sexual plena. De seguro, dar besos dulces es una introducción perfecta para nuestro día a día con toda la variedad que nos implique nutrirlos.

Mejores consejos para dar besos dulcesdar besos dulces

La primera clave para dar besos dulces de los mejores, es entenderlos y expresarlos de manera que atrapen. Sí, exactamente atrapadores, eso deben ser los besos dulces magníficos. Porque deben ser inolvidables, irresistibles, arropadores y hasta el punto de hacerse indispensables para nuestra pareja. Pues, así lograrán uno de sus objetivos principales que es hacer que nuestra pareja se quede con nosotros y no nos quiera cambiar, ni dejar por nada del mundo. Entonces:

1.Debemos sentir nuestros besos

Y de esa misma forma hacerlos sentir, con amor, con pasión, con deseo. Al mismo tiempo, que toda esa serie de sensaciones que se nos desprenden desde nuestro interior se transmitan a nuestra pareja.

2.El cuidado de nuestra higiene es fundamental

Aunque pueda parecernos un poco cómico. Resulta que la higiene bucodental es prioritaria a la hora de besar. Pues, la boca es la puerta de entrada para cualquier beso. Pero también lo es para cualquier infección o manifestación desagradable que pueda arruinarnos el momento. Por ello, debemos estar muy pendientes de ser muy cuidadosos de problemas como el mal aliento. O bien, una mala presentación que quite las ganas a cualquier contacto, como los dientes sucios o una lengua saburral. Porque nadie querrá besar una boca sucia, con lesiones, con caries, malos olores, sarro en los dientes o cualquier otro indicativo de falta de higiene. Simplemente por razones obvias, al dar besos dulces uniremos los labios con los de la otra persona hacia la cual sentimos una atracción. Y no es para nada atrayente una boca sin higiene.

3. Unos labios provocativos estimulan el momento para cualquier beso

Mimar nuestros labios forma parte de cuidarnos. Por ello, mantenerlos bien hidratados y realizar una exfoliación de los labios de vez en cuando, nunca están de más. Esto a parte de cuidado propio hace que nuestros labios luzcan más jugosos y apetecibles. Tanto para besar como para ser besados.

4. El maquillaje labial es un arma poderosa de toda mujer

Unos labios bien cuidados y por demás bien maquillados en toda mujer. Resultan ser el arma perfecta para atraer y seducir a cualquier caballero. Casi nunca un hombre se resiste a una boca sensual. Por allí, hay un decir que compara la sensualidad de los labios de la boca con la creatividad que todo hombre pone en marcha al imaginar los jugosos labios de la vulva de la mujer que quiere penetrar. De allí, que los hombres son sumamente sensibles desde el punto de vista sexual y dar besos dulces los lleva a experimentar un sinfín de sensaciones que lo llevan a la erección inmediata y a querer ir siempre por más. Así, que unos labios irresistibles pueden llevar a nuestro hombre a derretirse y fundirse con nosotras en un encuentro inolvidable.

5. Labios a la obra

Para dar besos dulces lo primero es acercarnos y unir nuestros labios a los de nuestra pareja. Luego, debemos tener gracia y saber combinar los movimientos de nuestra boca con sensualidad y deseo. Coordinándonos además, con nuestra respiración que debemos hacerla más profunda e intensa. Pero, dejándonos llevar y expresando sin palabras mucho placer que poco a poco debe contagiar a nuestra pareja. Entonces, automáticamente se irá dando una reciprocidad en el encuentro amoroso.

6. Lo demás es cuestión de técnica

Como en todo, cada quién es un ser único y auténtico. Lo mismo pasa al dar besos dulces, que cada quien besa de una manera diferente. Por ello, cada persona le da a cada beso un toque personal de fantasía e imaginación. Entre algunas estrategias, podemos abrir y cerrar la boca con ternura, acariciar con los labios nuestros los de nuestra pareja. O bien, sacar dulcemente la lengua y acariciar con ella. Intercalando profundidad y contacto. Asimismo, alternando intensidad, tacto, presión y ubicación. Simultáneamente, debemos ir conjugando expresiones de cariño y de amor, caricias, acercamiento corporal.

Entre otros factores que el beso dulce sea un avance a mayores metas en la relación. Por ejemplo, los juegos sexuales, el tacto del cuerpo,  jugar con el pene, acariciar los pechos, saber desnudar a la pareja con ternura y con deseo, saber desnudarse. En definitiva, convertir el evento de dar besos dulces en todo un ritual para el amos donde no falte el deseo y los “te amo”.

dar besos dulces

 

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.