Como hacer una mascarilla de café

0 281

El café por lo general es una bebida que consumimos para llenar nuestro organismo de energía. Sin embargo, nuestra piel de esta misma forma puede aprovechar al máximo los beneficios que tiene la cafeína con una mascarilla de café con el fin de tener una apariencia más joven, tersa y llena de brillo.

Como hacer una mascarilla de café

La cafeína en cosmética

En cualquier mercado podemos encontrar una gran cantidad de cosméticos que tienen entre sus componentes la cafeína, pero a pesar de eso no son útiles para sacar el mayor provecho de las propiedades que nos ofrece el café. Si lo que queremos es eliminar el acné de nuestro rostro, las arrugas, las ojeras o también la celulitis, una mascarilla de café es la opción idea.

Los beneficios que nos brinda la mascarilla de café

Su excelente contenido de antioxidantes le ofrece a nuestra piel una protección contra los radicales libres, por lo tanto, con su ayuda podemos disminuir los riesgos de sufrir algún tipo de cáncer.

Las mascarillas hechas con café de igual manera tiene la capacidad de eliminar las células muertas, lo que representa una gran ayuda para que nuestra piel tenga una apariencia más joven.

Por otra parte, el café también tiene en su contenido propiedades antiarrugas. Esta es la razón por la que el café se convierte en uno de los productos más buscado para la belleza, para realizar masajes y también como productos de spa.

Diferentes maneras de hacer una mascarilla de café

Toma nota de cómo preparar estas mascarillas caseras de café para cada ocasión.

Preparación de una mascarilla de café, coco, azúcar y canela

Esta mascarilla a base de café también la podemos utilizar para cualquier otra parte de nuestro cuerpo. Con esto nos referimos, a una mascarilla con la que podemos reafirmar y exfoliar nuestra piel al mismo tiempo. Todo esto se debe a que la cafeína es un excelente aporte de suavidad y es de gran ayuda para que nuestro rostro tenga una mejor textura.

El aceite de coco por otra parte, tiene un importante contenido de vitaminas y minerales que lo convierten en un hidratante bastante profundo. El azúcar nos ofrece la exfoliación que necesitamos sin utilizar algún químico tóxico que le pueda causar daños a nuestra piel. Y finalmente, la canela le brinda protección a nuestra piel al eliminar las bacterias y al disminuir la aparición de las arrugas.

Como hacer una mascarilla de café

Esta es una mascarilla que le da un excelente aporte de hidratación y un brillo natural a nuestra piel. Lo más recomendable es que la apliquemos por lo menos una vez a la semana.

Para la preparación vamos a necesitar un cuarto de taza de aceite de coco, media taza de café molido, media taza de azúcar y una cucharadita de canela en polvo.

Una vez que tengamos todos los ingredientes, comenzamos por derretir el aceite de coco con el fuego bajo, pero tenemos que evitar que se queme o que llegue a hervir.

Añadimos todos los demás ingredientes y mezclamos bastante bien utilizando una cuchara de madera para esta tarea. Luego de que hemos tomado un baño, aplicamos la mezcla con un masaje circular en nuestro cuello y el rostro, teniendo en cuenta que no debemos tocar nuestros ojos.

Luego dejamos reposar por unos 20 minutos y nos enjuagamos con suficiente agua tibia o con un paño húmedo.

Mascarilla de café, azúcar, aceite y miel

El azúcar en esta mascarilla nos ayuda a eliminar todas las células muertas de nuestra piel, pero también nos ayudad en la regeneración natural. Con esto podremos lograr una apariencia más joven. La cafeína en esta preparación es un estímulo para el flujo de la sangre en nuestra piel, lo que disminuye aquellas áreas rojas y la inflamación.

La miel al igual que en la mascarilla anterior, la utilizamos para tener un aporte hidratante y de suavidad para nuestra piel. Y finalmente el aceite de oliva nos brinda una buena cantidad de vitaminas que nos permite que la piel se encuentre más sana, suave y también hidratada.

Para elaborar esta mascarilla vamos a necesitar una taza de café molido, una taza de azúcar morena, 2 cucharadas de miel de abejas y 3 cucharadas de aceite de oliva. Cuando tengamos todos los ingredientes necesarios, los mezclamos todos.

Esta es una mascarilla que necesita tener una textura fácil de colocar, teniendo en cuenta que no debe quedar muy líquida. Aplicamos la mascarilla en nuestro rostro y en el cuello mientras realizamos un masaje bastante profundo.

Una vez hecho esto dejamos que se repose hasta que se encuentre seca y luego enjuagamos con suficiente agua tibia o también puede ser fresca. Lo recomendable es aplicarla una vez a la semana.

Mascarilla elaborada con café, miel y bicarbonato de sodio

Para aquellas personas que son propensas a sufrir de la aparición de puntos negros en el rostro, esta es la mascarilla reafirmante perfecta, ya que el bicarbonato de sodio se encarga de limpiar nuestra piel a profundidad, pero al mismo tiempo tiene la capacidad de eliminar la grasa y es de gran ayuda para disminuir los poros. Por otra parte el azúcar es un complemento para el efecto del bicarbonato de sodio, debido a su textura de pequeños granitos.

Para esta mascarilla vamos a necesitar una cucharada de café molido, una cucharada de miel, 2 cucharadas de azúcar granulada y una cucharada de bicarbonato de sodio. Una vez que tengamos todo esto, mezclamos cada uno de estos ingredientes hasta que obtengamos una pasta que sea manejable.

Después de esto la aplicamos en nuestro rostro y en el cuello, mientras que hacemos un masaje en forma circular. Luego dejamos que se repose por unos 20 minutos y la retiramos con la ayuda de un paño húmedo o con suficiente agua fresca.

Para secarnos tenemos que dar unos pequeños golpecitos para que los poros se puedan cerrar. Y finalmente, para terminar el tratamiento nos aplicamos un poco de cualquier crema humectante que más nos guste.

Preparación de una mascarilla de café para una piel sensible

La mayoría de las veces mantener en condiciones óptimas una piel sensible en bastante difícil. Pero si a esto le agregamos la necesidad o el hecho de aplicar un tratamiento para evitar la pérdida de firmeza en la piel, quiere decir que se vuelve una situación todavía más complicada.

Como hacer una mascarilla de café

Sin embargo, podemos encontrar recetas de mascarillas con ingredientes naturales que son de gran ayuda para cumplir este objetivo, y lo más importante es que no produce alergias.

Para elaborar esta mascarilla vamos a necesitar media taza de granos de café que sean recién molidos, un cuarto de taza de avena en hojuelas, un cuarto de taza de miel y también una cápsula de vitamina E.

Cuando ya tengamos todos los ingredientes, mezclamos cada uno de ellos y guardamos esta mezcla en un recipiente de cristal lo suficientemente tapado. Luego de que hemos lavado nuestro rostro y también el cuello, aplicamos la mascarilla con un masaje suave en movimiento circular. Dejamos que la mezcla se repose por unos minutos y enjuagamos con suficiente agua tibia.

Mascarilla a base de café, miel y un poco de yogurt

Si combinamos estos tres elementos podemos eliminar las células muertas de una manera mucho más profunda. El café y el yogurt son alimentos que tienen un excelente contenido de propiedades antioxidantes que nos ayudan a combatir los signos de la edad como lo son las arrugas y las manchas en la piel. Pero de la misma manera, es de gran aguda para que la piel se pueda regenerar.

Por otro lado, la miel contiene propiedades que son antibacterianas, que le ofrecen una protección a nuestra piel para cualquier tipo de infección que sea provocada por las bacterias.

Si queremos preparar esta mascarilla, vamos a necesitar una cucharada de café instantáneo, una cucharada de miel orgánica y también una cucharada de yogurt. Una vez que tengamos todos los ingredientes necesarios los mezclamos todos y los aplicamos sobre nuestro rostro previamente lavado.

Luego dejamos que la mezcla se repose por unos 20 minutos y nos enjuagamos con suficiente agua tibia, al mismo tiempo que damos un masaje. Y al terminar el tratamiento nos colocamos la crema hidratante que más nos guste.

Otra forma de aplicar una mascarilla de café

Mascarilla de café y miel para nuestro rostro

Si utilizamos la cafeína en nuestro rostro, podemos aprovechar al máximo su efecto tensor que tiene la capacidad de disminuir de una manera bastante notable las arrugas, pero además de esto exfolia las células muertas y es un estímulo para la circulación de la sangre, que promueve la regeneración de nuestra piel.

Por otra parte, si lo combinamos con un poco de miel, estamos utilizando un hidratante que además es un excelente aporte de vitaminas y minerales, que a su vez son de gran ayuda para prevenir el envejecimiento.

Para preparar la mascarilla de café y miel vamos a necesitar, una cucharada de café. Podemos utilizar los restos de café que han quedado del que hemos preparado, que iban a quedar en la basura. Debido a que en las cafeteras italianas este se queda en el mismo sitio en el que lo hemos colocado, y en las cafeteras americanas este es atrapado por el filtro.

Aparte del café, vamos a necesitar 2 cucharadas de miel y un poco de aceite de oliva, de coco, leche, áloe vera o cualquier otra clase de producto de origen natural que tengamos en nuestro hogar.

El aceite de oliva es un producto que tiene un alto contenido en ácidos grasos esenciales y además es de gran ayuda para estabilizar las membranas celulares, provocando que sea más fácil que se retenga el agua, mientras que si usamos leche podemos potenciar los beneficios de hidratación de la mascarilla.

Una vez que tenemos los ingredientes necesarios, los mezclamos en un bol hasta que hayamos logrado una pasta bastante espesa. La colocamos en nuestro rostro realizando un masaje suave y dejamos actuar por unos 15 minutos. Pasado ese tiempo nos enjuagamos con bastante agua. Y finalmente repetimos todo este procedimiento por lo menos un par de veces cada semana, o dependiendo de cuantas veces lo necesite nuestra piel. Los efectos de esta mascarilla ocurren con mucha rapidez.

Como hacer una mascarilla de café

Mascarilla de café y miel para las ojeras

Las ojeras son como unas bolsas que se forman en el contorno de nuestros ojos, esta es una zona del rostro en la que tenemos que evitar el uso de este tipo de mascarilla. Ya que la piel en esta parte es bastante sensible y podría causar alguna irritación.

Muchos aseguran que utilizar la cafeína en esta área es de gran ayuda para disminuir las bolsas y las ojeras, pero no obstante, lo más recomendable es que no la aplicamos a menos que tengamos la supervisión de un profesional, de un médico o de un dermatólogo especialista. Esta es la mejor manera con la que podemos evitar reacciones que sean poco agradables.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.